5 cosas que debes saber antes de tomar un suplemento de colágeno

El colágeno es una proteína estructural que nos permite mantener la turgencia de la piel, entre otras muchas funciones.

El colágeno es una proteína que no solo nos ayuda a mantener nuestra piel firme, sino que evita la caída del cabello, la osteoporosis y mejora nuestras articulaciones. Sin embargo, si estás pensando en tomar un suplemento de colágeno es mejor saber algunas cosas antes.

Lo que debes saber antes de tomar un suplemento de colágeno

¿Será bueno el suplemento de colágeno para mí? ¿Me beneficiará o me perjudicará? Eso lo vamos a ver a continuación.

Ver también: 7 beneficios de tomar colágeno diario

1. Si eres joven, no lo necesitas

Estado y apariencia joven

Tomar un suplemento de colágeno antes de los 40 años es totalmente innecesario. Tu cuerpo puede desechar ese extra de colágeno que estás ingiriendo, por lo que perderás dinero, mientras no ganarás nada.

Desde los 20 hasta los 40 años es cierto que el colágeno de nuestra piel va reduciéndose. Pero esto es algo que sucede muy lentamente. Además, tenemos que ver qué hábitos pueden hacer que esa reducción aumente. Por ejemplo, fumar. Por todo esto, antes de tomar un suplemento de colágeno comprueba si realmente lo necesitas.

2. Casos excepcionales para consumir colágeno

Algunos casos excepcionales en los que se puede requerir un suplemento de colágeno son los siguientes:

  • Embarazo: el bebé absorbe parte del colágeno de la madre mientras se está formando.
  • Menopausia: es un periodo de la vida de una mujer que afecta a la producción de colágeno provocando problemas en los huesos.
  • Artritis reumatoide: esta enfermedad puede suponer un dolor de alta intensidad. Un suplemento de colágeno puede aliviar estos síntomas.

En todos estos casos, es necesario acudir al médico para que considere la toma de ese suplemento de colágeno.

3. La reducida biodisponibilidad

Molécula de colágeno

El concepto de biodisponibilidad hace referencia a la dosis eficaz que tiene un suplemento de colágeno para realizar su efecto. Es decir, ¿qué fracción de colágeno hay en un suplemento que puede llegar sin alteraciones a nuestro torrente sanguíneo?

En muchas ocasiones, la respuesta es una posibilidad muy reducida, incluso nula. Además, lo que llega a nuestra sangre son los aminoácidos que componen el colágeno, pero no este en sí. El colágeno lo produce nuestro cuerpo.

Si por prescripción médica nos conviene un suplemento de colágeno tenemos que ver cuál es el mejor, cuánta biodisponibilidad tiene y su tecnología de absorción. Si esta es nula o muy baja, no merece la pena tomar ese suplemento.

Te recomendamos leer: 4 alimentos que favorecen la producción de colágeno

4. Puedes obtener colágeno de manera natural

Tomar un suplemento de colágeno puede ser un gasto de dinero si puedes obtenerlo de manera natural. ¿Qué alimentos nos conviene comer?

  • Huevos: entre 3 y 4 a la semana.
  • Vitamina C: se encuentra en cítricos, perejil, kiwis…
  • Carne: siempre que se opte por el costillar o rabo. El corte de carne que se utiliza para los estofados tiene más colágeno.
  • Pescado: el bacalao y el salmón consumidos con piel son muy ricos en colágeno.

Por lo tanto, una buena dieta, rica en proteína, será muy importante. Porque ninguna mala dieta se solventa tomando un suplemento.

5. La molécula de colágeno y su tamaño

La molécula de colágeno y su tamaño

La molécula de colágeno es demasiado grande para que nuestro sistema digestivo pueda absorberla. Por este motivo, ha surgido un avance: el colágeno hidrolizado. El colágeno hidrolizado ha sometido a la molécula de colágeno a un proceso de hidrólisis, es decir, ha descompuesto sus moléculas para mejorar su absorción.

Sin embargo, aunque es un gran avance, el proceso de absorción del colágeno aún es muy limitado. Así que tendremos que esperar a que investiguen más sobre este tema.

Siempre bajo supervisión médica

Debido a todo lo mencionado anteriormente, es importante que recordemos que el consumo de cualquier suplemento debería estar siempre supervisado por nuestro médico.

En ocasiones, si sufrimos dolor o si nuestro médico nos recomienda este suplemento por diversas afecciones en la piel, los cartílagos o los huesos, puede ser una buena idea recurrir a él. A veces, también se suele recomendar a aquellas personas que realizan algún deporte como deportistas profesionales, para recuperarse mejor después del entrenamiento y sufrir menos daños en su profesión.

Debido a los escasos avances que aún hay con respecto a los suplementos de colágeno y a su limitada absorción, a menos que un médico nos lo recomiende, no sería mala idea optar por otros métodos.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar