5 cremas caseras para hidratar los talones resecos

El cuidado de los talones es fundamental para evitar la formación de grietas que pueden derivar en problemas de salud más graves. Es importante brindarles una hidratación diaria

Los talones son una de las zonas del cuerpo que solemos descuidar. Aunque hacen parte de nuestro soporte diario, rara vez nos preocupamos por brindarles tratamientos para conservarlos suaves y con un aspecto saludable.

Producto de esto, vamos notando que acumulan células muertas, callosidades y otras imperfecciones que los hacen ver resecos y agrietados.

Lo más preocupante es que es un área expuesta al ataque de hongos y bacterias, lo que puede desencadenar infecciones y dolencias de mayor cuidado.

Por suerte, hay muchos tratamientos y remedios caseros que pueden ayudar a rehidratar su piel para que no se generen este tipo de complicaciones.

En esta ocasión queremos compartir en detalle 5 fabulosas cremas para que no dudes en incorporarlas en tu rutina de belleza.

¡Apunta!

1. Crema de aguacate y miel

aguacate-miel

Por su contenido de ácidos grasos y vitamina E, esta crema casera de aguacate y miel es uno de los mejores tratamientos para aliviar la sequedad que afecta los talones.

Sus compuestos humectantes reparan las zonas agrietadas y disminuyen la presencia de células muertas e impurezas.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Tritura la pulpa de un aguacate maduro y mézclala con la miel hasta obtener una pasta homogénea.

Modo de aplicación

  • Frota la crema sobre los talones y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su aplicación, por lo menos, 3 veces a la semana.

Visita este artículo: Jugo de aguacate, miel y limón para la media tarde

2. Crema de manteca de karité y aceite de coco

La manteca de karité combinada con aceite de coco nos brinda un tratamiento hidratante y revitalizador, ideal para restablecer la salud de los talones secos y duros.

Sus ácidos grasos ablandan las callosidades y crean una barrera protectora contra los microorganismos que producen infecciones en la piel.

Ingredientes

  • ½ taza de manteca de karité (100 g)
  • ¼ de taza de aceite de coco (50 g)

Preparación

  • Vierte la manteca de karité en un recipiente resistente al calor y ponla a calentar al baño María.
  • Cuando se derrita, mézclala con el aceite de coco hasta obtener un solo producto.
  • Déjalo reposar a temperatura ambiente y almacénalo en un frasco de cristal antes de que se solidifique.

Modo de aplicación

  • Toma la crema con la yema de tu dedo y frótala sobre los talones.
  • Déjala absorber sin enjuagar y repite su uso cada noche antes de acostarte.

3. Crema de papaya y aceite de oliva

masacarilla-de-papaya

La papaína, una enzima que contiene la papaya, tiene un efecto antioxidante que promueve el proceso de regeneración celular para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

En este caso potenciamos sus propiedades con las grasas saludables del aceite de oliva para obtener una efectiva crema para hidratar los talones.

Ingredientes

  • 3 rodajas de papaya
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Preparación

  • Tritura las rodajas de papaya con un tenedor y mezcla la pasta obtenida con el aceite de oliva.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre los talones y deja que actúe 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y seca bien.
  • Repite su uso 2 o 3 veces a la semana.

4. Crema de banana y vitamina E

La banana es una de las mejores frutas para brindarle un plus de hidratación a la piel en caso de sequedad y grietas.

Potenciamos sus efectos con el aceite de vitamina E para ablandar las callosidades que afectan la belleza de los talones.

Ingredientes

  • 1 banana madura
  • 1 cápsula de vitamina E

Preparación

  • Tritura una banana madura y mézclala con el contenido de una cápsula de vitamina E.

Modo de aplicación

  • Frota la crema sobre los talones y déjala actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y cubre los pies con unos calcetines.
  • Repite su uso todos los días hasta conseguir una piel más suave.

Ver también: 5 formas de usar una cápsula de vitamina E en tu piel

5. Crema de vaselina y glicerina

vaselina

La vaselina es un producto oleoso que ayuda a reponer los aceites naturales de la piel en caso de resequedad. Su combinación con glicerina humecta de forma efectiva los talones secos, por lo que evita la aparición de grietas y callos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vaselina (40 g)
  • 1 cucharadita de glicerina (5 g)

Preparación

  • Vierte la vaselina en un recipiente y mézclala con la glicerina.

Modo de aplicación

  • Masajea la crema sobre los talones, hasta que se absorba por completo.
  • Úsala cada noche antes de acostarte.

¿Notas la piel de tus talones demasiado seca? Prepara en casa alguna de estas cremas caseras y comprueba que no tienes que gastar demasiado para mantener esta zona hidratada y en perfectas condiciones.