5 cremas caseras para nutrir el pelo y alisarlo de forma natural

Con estas cremas caseras conseguirás un aporte extra de vitaminas para nutrir el pelo y alisarlo de forma natural sin el daño de secadores o planchas.

El cabello liso siempre ha sido uno de los looks capilares preferidos por las mujeres. Pero, por cuestiones genéticas no todas lo tienen de esta forma, viéndose obligadas a lidiar con las ondas o los crespos. Por fortuna, existen algunos métodos caseros para nutrir el pelo y alisarlo sin causarle daños.

Cabe destacar que todos los estilos tienen su propia gracia. Sin embargo, hay ocasiones en las que se desea que el cabello se vea lacio y con un brillo incomparable. No solo porque es más fácil de peinar sino porque complementa muy bien los demás atributos físicos.

Para lograrlo, muchas se someten a tratamientos químicos o aplicaciones de calor que, aunque dan buenos resultados, a la larga le generan un fuerte debilitamiento a la melena.

Lo peor de todo es que muchas veces los daños son irreversibles o se requiere de costosos tratamientos para recuperar su vitalidad.

Por ello, en esta ocasión queremos compartir las 5 mejores cremas caseras para este fin, que se basan en las propiedades de algunos ingredientes naturales.

No dudes en probarlas en casa. ¡Te encantarán sus resultados!

Cremas caseras para nutrir el pelo y alisarlo de forma natural

1. Crema de aceite de oliva y jazmín

Aceite de oliva para nutrir el pelo y alisarlo

Con esta crema de aceite de oliva y jazmín podrás nutrir el pelo y alisarlo de forma natural, es decir si lo aplicas constantemente cada vez verás mejores resultados.

No solo le darás a tu cabello una apariencia más lisa, nutrirás sus raíces y repararás las puntas dañadas.

El aceite de oliva tiene un alto contenido en vitamina E, por lo que es un gran antioxidante. Contiene propiedades regenerativas y calmantes, además de que hace que el cabello crezca fuerte y sano.

Así mismo, tiene vitamina A y C. Disminuye el frizz, ya que su estructura molecular hace que penetre más fácilmente las fibras capilares. Y por si fuera poco, humecta, tonifica y reduce la pérdida de proteínas del cabello dañado.

Por su parte, se considera que el aceite de jazmín fortalece las raíces y la longitud del cabello, a la vez que proporciona una ligera capa de humedad para mejorar su flexibilidad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 1 cápsula de aceite de jazmín
  • 2 cucharadas de un acondicionador sin amoniaco (30 g)

¿Cómo prepararla?

  • Primero, incorpora el aceite de oliva en un recipiente y mézclalo con el aceite de jazmín y el acondicionador sin amoniaco.
  • A continuación, sobre el pelo húmedo, extiende el producto con suaves masajes y déjalo actuar durante 20 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua y cepilla tu cabello.
  • Luego déjalo secar al aire libre.
  • Úsala tres veces a la semana, como mínimo.

Ver también: Cómo prevenir la caída del cabello con este remedio casero

2. Crema de coco y almidón

El coco tiene muchos beneficios para la salud capilar gracias a su alto contenido de ácidos grasos y antioxidantes. Ayuda a disminuir la pérdida de proteínas y de esa manera permite reducir el pelo dañado.

También, es rico en proteínas, vitaminas y minerales que protegen la piel y el cuero cabelludo manteniéndolo sano.

En este tratamiento lo combinamos con leche, que aporta humectación y brillo, avena, que fortalece, nutre y suaviza la fibra capilar, y almidón. Para así obtener una crema 100% natural para nutrir el pelo y alisarlo poco a poco.

Ingredientes

  • ½ coco fresco rallado
  • 1 cucharada de avena molida (10 g)
  • 1 cucharada de almidón (10 g)
  • ½ taza de leche (125 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Inicia incorporando el coco fresco rallado en la licuadora y añade la leche y la avena molida.
  • A continuación, procesa todo y pasa la mezcla a través de un colador.
  • Luego, disuelve el almidón en un poco de agua y caliéntalo a fuego lento.
  • Agrega los ingredientes licuados y déjalo hasta que se forme una crema espesa.
  • Déjala enfriar y aplícala sobre el pelo húmedo.
  • Permite que actúe durante 30 minutos, enjuaga y peina.
  • Úsala en repetidas ocasiones para lograr el alisado.

3. Crema de huevo y leche

mascarilla de huevo

La gran ventaja de este tratamiento es que le aporta un extra de proteína al pelo, para estimular su crecimiento y frenar la caída.

Tanto el huevo como la leche, tienen un alto contenido proteico, que puede ayudar a que los folículos pilosos se mantengan fuertes y el cabello no se quiebre con facilidad, dejándolo muy suave al tacto y con un brillo sublime.

Por su parte, el ácido láctico de la leche regula el pH del cuero cabelludo, combatiendo síntomas comunes como la caspa y la irritación.

Prueba esta excelente crema para nutrir el pelo y alisarlo con su uso constante.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 tazas de leche (500 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Primero, bate el huevo y mézclalo enérgicamente con las dos tazas de leche.
  • A continuación, humedece toda la melena con la mezcla y péinala para el cabello.
  • Deja secar el producto, peina en repetidas ocasiones y enjuaga después de unos 30 o 40 minutos.
  • Repite su uso dos o tres veces a la semana.

4. Crema de aceite de almendras

El aceite de almendras es un producto muy recomendado para cuidar el pelo porque lo nutre en profundidad y ayuda a frenar los daños causados por los radicales libres.

Tiene importantes nutrientes, incluyendo ácidos poli insaturados y grasos, además de vitaminas. Todos ellos, contribuyen a nutrir el pelo y alisarlo naturalmente, aportando fuerza y suavidad.

Para esta crema alisadora lo combinaremos con acondicionador natural con el fin de conseguir mejores efectos al aplicarlo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de almendras (32 g)
  • 2 cucharadas de acondicionador (30 g)

¿Cómo hacerla?

  • Vierte el aceite de almendras en un recipiente y agrega el acondicionador.
  • Luego, tras obtener una crema, humedece el pelo y espárcela.
  • Déjala actuar una o dos horas y peina en repetidas ocasiones.
  • Enjuaga con abundante agua templada y repite su uso mínimo dos veces a la semana.

Te recomendamos leer: ¿Quieres fortalecer tu cabello? No dudes en probar este acondicionador 100% natural

5. Crema de leche y miel de abejas

Leche y miel para colaborar en nutrir el pelo y alisarlo

Con la crema de leche y miel de abejas contribuirás a obtener un efecto liso a la vez que le aportas al pelo humectación, suavidad y brillo.

Gracias a los nutrientes y a sus propiedades astringentes y antioxidantes, la miel ayuda a protegerlo de la sequedad. Además, influye en el crecimiento del cabello y en la producción de queratina, teniendo como resultado un pelo más fuerte y menos quebradizo.

También, puedes utilizar plátano en esta crema y aprovechar su composición rica en vitamina E y Zinc; unos aliados de un cabello sano.

Ingredientes

  • 1 taza de leche (250 ml)
  • ½ taza de miel de abejas (200 g)
  • 1 plátano (opcional)

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla la miel de abejas con la leche y, de forma opcional, agrégale un plátano triturado.
  • A continuación, sobre el pelo seco, extiende el producto y déjalo actuar por una hora.
  • Enjuaga y deja que se seque al aire libre.
  • Repite su aplicación tres veces a la semana.

Es importante destacar que estos productos naturales no son tan potentes como una alisadora de calor. Sin embargo, usándolos de forma continua notarás que dan resultados muy favorables, y contribuyen a nutrir el pelo y alisarlo poco a poco.

La clave para ver sus beneficios es ser constantes en su aplicación. ¡Inténtalo!