5 diagnósticos extraordinarios de la historia de la medicina

El cuerpo humano no deja de ser una fuente de sorpresas. Prueba de ello son las extrañas condiciones médicas que es capaz de generar y que conducen a realizar diagnósticos extraordinarios.

Muchas veces, a lo largo de la historia, los médicos se han enfrentado a diagnósticos extraordinarios. Son casos que desafían sus conocimientos y frente a los cuales han tenido que hacer uso de toda su experiencia y capacidad de análisis para lograr dilucidarlos. A veces lo han conseguido, a veces no.

El tema del diagnóstico siempre ha sido problemático en medicina. El cuerpo humano no es simplemente una máquina que se descompone y luego se puede arreglar. Los procesos biológicos son complejos y muchas veces impredecibles. De ahí que en más de una ocasión aparezcan esos casos que llevan a agudas reflexiones y dan lugar a diagnósticos extraordinarios.

A veces se trata de enfermedades extrañas, que no han sido definidas o clasificadas. O de nuevas afecciones que retan lo conocido hasta el momento. Sin embargo, las enfermedades ordinarias también dan lugar a diagnósticos extraordinarios cuando tienen manifestaciones poco usuales o se dan en circunstancias extrañas. Estos son cinco de esos casos que han desafiado los conocimientos médicos.

1. Cefalea pornográfica, uno de los diagnósticos extraordinarios

dolor-cabeza

Esta extraña condición se detectó en 2012, en la India. Un hombre acudió al médico porque padecía fuertes dolores de cabeza justo después de mirar vídeos pornográficos. La cefalea comenzaba cinco minutos después de haber visto las imágenes. Luego aumentaba la intensidad, especialmente entre los minutos ocho y diez.

En el Reino Unido ya se había reportado el caso de una mujer que había tenido un accidente cerebrovascular después de tener sexo con su marido. Y se conocía de casos de personas que sufrían de dolor de cabeza después del orgasmo.

Lo extraño del hombre de la India es que este no realizaba ninguna actividad además de la de ver los vídeos. Aún así, experimentaba la cefalea que en otras personas ocurre después del sexo.

Te recomendamos leer: Los 5 mejores remedios herbales para las cefaleas

2. Piedras en el cerebro

Este es otro de esos diagnósticos extraordinarios que se desprenden de un simple dolor de cabeza. Ocurrió en Brasil y tiene que ver con un joven de 24 años que sufrió dolores de cabeza y visión borrosa durante 10 años, sin que se encontrara una explicación para ello.

Por fin, gracias una tomografía computarizada, los médicos encontraron unas calcificaciones en la parte posterior del cerebro.

Cuando se estudió a fondo el caso, se descubrió que el hombre tenía altos niveles de anticuerpos, asociados a la enfermedad celiaca. Se hicieron todas las pruebas y lo corroboraron. Se trataba entonces de una complicación poco común de la celiaquía. Debía eliminar el gluten de su dieta de por vida.

3. Sobredosis y coma por salsa de soja

Salsa de soja

Este es uno de los diagnósticos extraordinarios que muestran cómo algo aparentemente inofensivo puede desatar graves consecuencias. Los hechos tuvieron lugar en Virginia, Estados Unidos. Un grupo de chicos desafiaron a uno de sus amigos a que bebiera un litro de salsa de soja. Él aceptó y lo hizo. Poco después comenzó a tener convulsiones y fue llevado de urgencia al hospital.

Luego, el joven entró en coma. Los médicos detectaron elevados niveles de sodio en su sangre, una condición que técnicamente se conoce como “hipernatremia”. Esta implica una pérdida de agua en el cerebro y lo lleva a que se encoja y sangre. En el hospital lograron estabilizar al joven, que despertó del coma tres días después.

Lee también: Lecitina de soja: beneficios y contraindicaciones

4. Infección hepática por mondadientes

Este caso habla de una paciente de 45 años que llegó al hospital con baja presión sanguínea y vómitos. Después de hacer los estudios clínicos, se encontró que en su hígado había un absceso que liberaba pus. Le hicieron una cirugía y para sorpresa de todos, lo que generaba el problema era un mondadientes incrustado en su hígado.

Al parecer, se había comido el mondadientes por accidente. Lo extraño es que haya llegado hasta el hígado, sin causar apenas problemas. Aunque el caso es verdaderamente muy raro, lo cierto es que se han detectado otros 17 episodios similares en los últimos años.

5. Generosidad por daño neurológico

la e

El cerebro sigue siendo una de las fuentes más abundantes de diagnósticos extraordinarios. Este caso lo revela. Tiene que ver con un paciente brasileño de 49 años que sufrió un accidente cardiovascular. Logró sobrevivir y llevar una vida normal. Bueno, normal es un decir, porque en realidad sí presentó un gran cambio.

Desde que se recuperó comenzó a regalarle dulces a los niños en la calle. No contento con esto, también le daba su dinero a cualquier extraño que encontrara por ahí. Llegó al punto de quedar fuertemente endeudado por su excesiva generosidad. Al examinar el caso, los médicos detectaron que el infarto cerebral había afectado las zonas laterales de su cerebro. Eso provocó ese inusual cambio en su personalidad.