5 ejercicios para mantenerte en forma desde cualquier lugar

Daniela Castro 26 agosto, 2017
Aunque al principio nos puede costar trabajo realizar estos ejercicios, con el tiempo iremos ganando resistencia y podremos aumentar las repeticiones para así obtener un mayor beneficio

La práctica de ejercicio físico regular es uno de los hábitos saludables que ayudan a mantener el organismo y el peso en óptimas condiciones.

Si bien debe complementarse con otros hábitos saludables, sobre todo en cuanto a la alimentación, dedicarle varios minutos al día ayuda a prevenir los peligros del sedentarismo.

Y es que, aunque al principio es difícil incorporarlo en la rutina, poco a poco va aumentando el nivel de energía, así como el rendimiento y la fuerza.

Lo mejor de todo es que no es necesario acudir al gimnasio, ya que hay actividades que se pueden hacer desde cualquier lugar.

Por esta razón, es momento de dejar las excusas a un lado y, en poco tiempo, empezar a ejercitar todo el cuerpo para estar en forma.

¿Te animas?

1. Burpees

Burpees

Los burpees son un tipo de ejercicio que puedes hacer desde la comodidad de tu casa o cualquier espacio libre.

Estos trabajan la mayoría de los grupos musculares del cuerpo y, a su vez, activan el metabolismo para quemar grasa.

¿Cómo hacerlo?

  • Ponte de pie, con la espalda erguida y las piernas juntas.
  • Baja hasta ponerte de cuclillas y apoya los brazos rectos en el suelo.
  • Realiza un ligero salto hacia atrás, de modo que las piernas queden estiradas, como si fueses a hacer flexiones.
  • Haz una flexión de pecho, doblando los brazos y bajando la espalda totalmente recta.
  • Con un breve salto, regresa a la posición de cuclillas y, seguidamente, salta lo más alto que puedas, estirando las piernas y los brazos.
  • Realiza de 8 a 10 repeticiones.

Ver también: Cómo hacer masajes para quitar el dolor de espalda

2. Flexiones elevadas

Las flexiones elevadas tienen como principal fin fortalecer y tonificar la parte superior del cuerpo; además, dado que son de alta exigencia física, también ayudan a activar el metabolismo y reducir grasa abdominal.

¿Cómo hacerlas?

  • Acuéstate boca abajo, apoyando las puntas de los pies en una superficie elevada (un escalón o un taburete).
  • Separa un poco los brazos del torso y apóyate del suelo con las manos.
  • Haciendo fuerza con los brazos, sube el cuerpo mientras mantienen la espalda recta.
  • Haz fuerza abdominal al mismo tiempo, sostén unos segundos y baja despacio.
  • Trata de completar entre 10 y 12 repeticiones.

3. Sentadillas

Sentadillas

Sin lugar a dudas, las sentadillas son los ejercicios infaltables en toda rutina para estar en forma.

Estas trabajan toda la zona inferior del cuerpo, en especial los músculos de los muslos y los glúteos.

¿Cómo hacerlas?

  • Párate derecha, con los pies separados a la anchura de los hombros y mirando hacia el frente.
  • Baja los glúteos lentamente, flexionando las rodillas y manteniendo la espalda recta.
  • Asegúrate de que la rodilla no sobrepase las puntas de los pies y, poco a poco, regresa a la posición inicial.
  • Si gustas, compleméntalas con una barra o mancuernas para incrementar su intensidad.
  • Realiza entre 15 y 20 repeticiones, y haz 3 o 4 series.

4. Abdominales en “V”

Los ejercicios abdominales son un gran complemento para tonificar el vientre y afinar la cintura.

En esta oportunidad proponemos realizar unos en V, los cuales fortalecen tanto el abdomen superior como el inferior.

¿Cómo hacerlos?

  • Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta o tapete, con las piernas juntas y estiradas.
  • Estira los brazos por encima de tu cabeza y, a continuación, levanta el torso para hacer el abdominal.
  • Las piernas y los brazos quedan elevados, de modo que el cuerpo forma una V.
  • Sostén unos segundos y regresa a la posición inicial.
  • Mientras haces los abdominales, recuerda realizar una respiración profunda.
  • Haz entre 10 y 15 repeticiones.

Te recomendamos leer: Con estos ejercicios podrás reemplazar los típicos abdominales. ¡Te encantará!

5. Zancadas con salto

zancadas-con-salto

Las zancadas, también conocidas como “lunges”, ayudan a fortalecer las piernas, los glúteos y el abdomen.

Combinadas con saltos incrementan la exigencia física y, al optimizar el gasto energético, ayudan a quemar grasa con más facilidad.

¿Cómo hacerlas?

  • Pon tu cuerpo en la posición normal de zancada, con una rodilla flexionada delante y la otra pierna estirada hacia atrás.
  • Toma impulso y salta, de modo que, cuando aterrices, las piernas queden intercambiadas.
  • Es decir, tras hacer el salto, la pierna de adelante queda atrás y la de atrás adelante.
  • Realiza de 15 a 20 repeticiones.

Como puedes ver, es muy fácil empezar a ejercitarte sin necesidad de ser experta en el tema.

Basta con dedicar unos 20 o 30 minutos al día para brindarle al cuerpo los beneficios de estas actividades.

 

 

 

Te puede gustar