5 ejercicios para activar el habla en los niños

Activar el habla en los niños es un proceso evolutivo que toma su tiempo. Sin embargo, puedes ayudarle a tu pequeño a desarrollar el lenguaje oral, puesto que es determinante en su desenvolvimiento social.

Aunque los niños a temprana edad aún no saben cómo hablar, saben expresarse a través del llanto y de su cuerpo. Sin embargo, es de vital importancia que los pequeños desarrollen la capacidad verbal. Una manera de hacerlo es realizar ejercicios prácticos para activar el habla en los niños.

El valor del lenguaje

La capacidad de hablar en los niños permite exteriorizar e interiorizar lo que piensan, quieren y desean. De hecho, es tan importante el lenguaje oral que es considerado como el principal medio de comunicación.

Asimismo, el lenguaje es el medio fundamental para el proceso de socialización, el cual le permitirá a tu pequeño adaptarse e integrarse al medio. Por medio del habla, el niño recibirá también pautas culturales mediante la familia y, posteriormente, a través de las relaciones en el colegio o con vecinos.

Niños con problemas de lenguaje.

No obstante, ¿qué puedes hacer para activar el habla en los niños? Algunos de los ejercicios son sumamente sencillos. Tanto es así que puedes realizarlos en tu propia casa con actividades que tal vez ya incluyes en la rutina de tus pequeños. A continuación te compartimos algunos de ellos.

Lee: Cómo usar un lenguaje positivo para ser feliz

Algunas orientaciones previas para activar el habla en los niños

En primer lugar, los padres tenemos una gran influencia en el proceso evolutivo del habla de nuestros hijos. Por tal razón, es importante ofrecer un modelo correcto de pronunciación y articular bien los sonidos.

Para activar el habla en los niños se recomienda el diálogo constante. Este debe ser sistemático y apropiado según la edad y capacidades e intereses del pequeño. Aunque te veas tentado a utilizar diminutivos o lenguaje infantilizado, evítalo en la mayor manera posible.

Tampoco trates de anticiparte a sus vocalizaciones o terminar sus frases. Más bien, respeta los turnos de palabra. Formula preguntas abiertas para permitir que el pequeño se exprese y pueda ampliar sus mensajes. Ya que contamos con algunas orientaciones previas, pasaremos a los ejercicios para activar el habla en los niños.

1. Sal de paseo

Los paseos, viajes o excursiones son experiencias diversas que le permiten ganar nuevas sensaciones y, sobre todo, vocabulario. Además, las emociones que ganen lo motivarán a expresarse y compartir su sentir libremente, de acuerdo a sus posibilidades.

Viajar para aprender.

Comenta con él lo que observa, los colores, sonidos, aromas, figuras… Aprovecha todo lo que se encuentre a tu alrededor para crear una conversación con hilo lógico y que le interese.

2. Lee cuentos

Este ejercicio sirve para desarrollar la capacidad de comprensión de objetos y personas. Puedes empezar con preguntarle “en dónde está el…” y dejas que tu pequeño señale o toque con el dedo la figura o color que le hayas preguntado.

Debes darle un poco de tiempo para que tu niño identifique la petición. Una vez que lo haya logrado, felicítale por su esfuerzo y realiza este ejercicio de nuevo.

3. Juega con fotografías y recortes

Esta actividad se realiza de manera similar a la anterior pero con fotografías o recortes. En este caso, puedes empezar describiendo con señas particulares cada imagen o foto una por una. Es recomendable que estas capturen acciones distintas y se note el contraste para no dificultar el proceso.

Una vez que le hayas explicado las fotografías, pídele que identifique qué están haciendo las personas en cada una de ellas. Recuerda, las imágenes deben representar acciones fáciles y familiares para él, desde personas comiendo, jugando, durmiendo, o corriendo.

Conoce: 15 juguetes para estimular el aprendizaje en tus hijos

4. Enséñale a decir su nombre

Además de la importancia y utilidad de conocer su nombre, esta actividad le permitirá a tu pequeño desarrollar la capacidad de nombrar a personas, objetos y acciones. Empieza por decirle: “tú te llamas…” y repetirlo un par de veces para que él pueda responder en cuanto le hagas esa misma pregunta.

Niña aprendiendo el lenguaje.

Si responde bien, felicítalo y agrega el segundo nombre o apellido para que los aprenda poco a poco. En caso de que responda incorrectamente repite la dinámica desde el inicio.

Puedes utilizar este mismo ejercicio con las partes del cuerpo u otros objetos familiares, por ejemplo juguetes o utensilios de uso habitual como plato, zapato, vaso, etc.

5. Sonidos de animales

Otra dinámica que les encanta a los niños es relacionar el nombre de los animales con el sonido que emiten. Actualmente puedes encontrar aplicaciones para dispositivos móviles con esas opciones, pero si no te es posible, puedes hacerlo simplemente con tu voz, imitando el maullar de los gatos o el mugido de las vacas.

Una forma para realizar este ejercicio es imitar el sonido de alguna mascota y preguntarle a tu pequeño de qué animal se trata. O bien, puedes preguntarle qué sonido hacen los patos o perros y tu pequeño deberá responder con los sonidos.

Conclusiones

Seguramente ya habrás realizado algunos de estos ejercicios para activar el habla en los niños. Sin embargo, la mejor dinámica de todas es hablar mucho con tu pequeño y dejar que se exprese libremente, sin presiones; al contrario, disfruta el proceso.

Recuerda que tú y sus seres queridos serán sus primeros maestros para activar el habla en los niños. Dedícales tiempo y atención para que le ayudes a enriquecer su vocabulario. Y a ti, ¿qué ejercicios te han funcionado con tu pequeño?