5 ejercicios para reducir el pecho

Unos senos "frondosos" no son sólo símbolo de belleza y sexualidad para quienes los tienen. Problemas de espalda y movimientos indeseados son algunas de las incomodidades e inconvenientes que puedes llegar a sufrir

Por un lado, las que hacen de todo para aumentar un par de centímetros (incluso cirugía) y, por otra parte, las que quieren eliminar ese exceso de grasa…   

¿Eres una de estas últimas? Tranquila, hay solución para ti.

La clave está en la alimentación y el ejercicio.

No necesitas recurrir a pastillas o masajes que afecten tu bolsillo. Lo que tienes que hacer es tonificar los músculos y llevar una dieta equilibrada.

En efecto, la grasa que se encuentra en el busto es subcutánea, es  decir, es el mismo tipo de grasa que se aloja en la cintura.

¿Qué significa esto? Que tendrás que esforzarte el doble para eliminar ese tipo de exceso.

Empecemos, ¡hay que fortalecer los pectorales!

1. Ejercicios aeróbicos

Zumba: ¿Por qué es el ejercicio de moda?

Si quieres empezar con algo leve pero seguro, los ejercicios aeróbicos son una excelente opción. 

Puedes elegir entre varias opciones como bailar, nadar, correr, caminar o andar en bicicleta. Esto te ayudará a quemar calorías y, además, mejorará el sistema cardiovascular.

La principal fuente de energía de este tipo de ejercicios es la grasa, por lo que rápidamente se ven resultados en la pérdida de peso. 

Leer también: ¿Te gustaría lucir un busto más firme? No te pierdas estos 6 consejos

2. Mancuernas arriba y abajo

Este ejercicio ayudará a reducir la grasa en el pecho. Solo necesitas unas mancuernas y seguir los siguientes pasos:

  • Primero ponte boca en el suelo, la espalda tiene que estar recta y las piernas levemente separadas.
  • Flexiona las piernas cuidando la postura y mirando hacia arriba.
  • Respira profundo y toma una mancuerna en cada mano.
  • Extiende los brazos a la altura de la cadera.
  • Sube lentamente hasta nivel de tu pecho, sin flexionar.
  • Repite 4 series de 10 repeticiones cada una.

3. Flexiones de pectoral

Flexiones con apoyo ancho

Las flexiones básicas son indispensables para tonificar los músculos y eliminar grasa. Las puedes realizar en cualquier lugar y no son complicadas.

  • En primer lugar, ponte en el piso o en una colchoneta boca abajo.
  • Apoya las palmas de las manos en el suelo y haz lo mismo con las puntas de los pies. 
  • Flexiona los brazos de modo que queden a la altura del pecho.
  • Procura mantener la postura recta, sin arquear la espalda.
  • Ahora sube y baja en esta posición mientras flexionas.
  • Realiza 3 series de 15 repeticiones.

4. Presiones en el pecho

Si lo que quieres es un busto más pequeño y firme, entonces este ejercicio es para ti. Puedes hacerlo con una pelota u otro objeto liviano que puedas presionar.

  • Ponte de pie y separa las piernas levemente.
  • Toma la pelota con las dos manos. Tiene que quedar justo a la altura del pecho.
  • A continuación, presiona la pelota con fuerza y siente cómo se contraen los músculos pectorales.
  • Mantén presionado 5 segundos para trabajar los músculos.  
  • Para concluir haz 10 repeticiones y, en la última, intenta doblar el tiempo que mantienes presionado.

Te recomendamos: 5 ejercicios fáciles para mejorar tu busto de forma natural 

5. Brazos de bailarina

Postura de la montaña

Este ejercicio no solo ayuda a reducir la grasa corporal, también estiliza la figura y marca los músculos.

  • Primeramente ponte de pie y endereza la columna vertebral.
  • Después coloca las piernas levemente separadas y saca el pecho un poco.
  • La cabeza debe quedar mirando hacia delante, para que no duela el cuello. 
  • Extiende los brazos y arquea para que las yemas de tus dedos queden a la altura de la cabeza (simulando la posición de una bailarina).
  • Regresa a la posición inicial y repite 10 veces.
  • Descansa y cambia de brazo.
  • Haz 3 series de 10 repeticiones con cada brazo.

Recomendaciones

  • Come 5 veces al día para acelerar el metabolismo y evitar los atracones.
  • No abuses de alimentos grasos y dulces que aumentan la grasa corporal. Lo recomendable es incrementar la ingesta de frutas, verduras y proteínas.
  • Recuerda que ejercicio y alimentación deben ir siempre de la mano ya que si pierdes peso sin tonificar el músculo no servirá de nada.
  • ¡No olvides realizar estiramientos tanto antes como después del ejercicio físico!

¿Con cuál vas a empezar?