5 ejercicios para un paciente con hipertensión

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
27 abril, 2019
Aunque pueda parecer contradictorio, elevar las pulsaciones cuando se sufre hipertensión no es perjudicial. El ejercicio físico ayuda a reducir los niveles de tensión arterial, mejora la forma física y reduce los factores de riesgo que provocan enfermedades crónicas.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, el ejercicio físico es ideal en el tratamiento y prevención de la hipertensión, gracias a que ayuda a disminuir los niveles de presión arterial. A continuación, te explicamos algunos ejercicios físicos que puede realizar un paciente con hipertensión arterial

Ten en cuenta que antes de comenzar un programa de ejercicio físico debes consultar a tu médico para que te de medidas adicionales para cuidar tu salud.

¿Qué es la hipertensión?

Tomando la tensión arterial
Los factores de riesgo como la alimentación y el sedentarismo juegan un papel importante en la aparición de hipertensión.

Es la elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida. Para entenderlo mejor es importante definir la presión arterial.

El corazón ejerce presión sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. Esta acción es lo que se conoce como presión arterial. La presión máxima se obtiene en cada contracción del corazón y la mínima, con cada relajación.

Te puede interesar leer: Cómo cambiar el estilo de vida si tienes hipertensión

Beneficios de la práctica deportiva en un paciente con hipertensión

Aunque pueda parecer contradictorio, elevar las pulsaciones cuando se sufre hipertensión no es perjudicial.

«El ejercicio físico ayuda a reducir los niveles de tensión arterial, mejora la forma física y reduce los factores de riesgo que provocan enfermedades crónicas«. Así lo recoge la ‘Guía para la Prescripción de Ejercicio Físico en Pacientes con Riesgo Cardiovascular’ elaborada por la Sociedad Española de Hipertensión. Además:

  • Te sentirás progresivamente más sano y en mejor forma física.
  • Mantiene el peso corporal y previene la obesidad.
  • Ayuda a que el corazón funcione mejor: reduce el número de latidos por minuto, mejora su contracción y desarrolla nuevas arterias.
  • Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.
  • Controla la tensión arterial, los niveles de colesterol y de glucosa.

¿Cómo y qué ejercicios realizar?

Según Paola Beltrán, vocal de la sección de riesgo cardiovascular y rehabilitación cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología, la clave está en que sea de una intensidad moderada, que sea constante y que previamente se haya supervisado por un especialista.

En el caso de los personas con hipertensión, que no sufran insuficiencia cardíaca, lo ideal es que realicen ejercicios de esfuerzo moderado, como andar a buen ritmo, de tres a cinco días a la semana y en intervalos de media hora a una hora”.

Para aquellas personas que padezcan hipertesión son efectivos aquellos ejercicios donde participen grandes grupos musculares, de carácter rítmico y aeróbico, como caminar, bailar, correr, nadar y montar en bicicleta.

Beltrán advierte, además, que un paciente con hipertensión debe tenerla controlada antes de comenzar un programa de ejercicio, por lo que deberá consultarlo con su médico de cabecera.

Ejercicios que puede realizar un paciente con hipertensión

1. Montar en bicicleta

pareja en bicicleta
Es recomendable realizar ejercicios de forma moderada, que sean aérobicos e impliquen a grandes grupos musculares.

Este ejercicio físico es ideal como entrenamiento de resistencia. Fortalece el sistema cardiovascular, el metabolismo y el sistema inmune. Además, tonifica los músculos de las piernas y de la espalda y no se sobrecargan las articulaciones.

La presión arterial aumenta inicialmente durante el entrenamiento, aunque a largo plazo cae hasta su nivel más bajo.

2. Bailar

Esta actividad física es un excelente complemento para los tratamientos médicos. Mejora la capacidad cardiovascular, disminuye los niveles de colesterol y de presión arterial. También disminuye el estrés, el cual es uno de los detonadores de la hipertensión.

3. Caminar

Los beneficios para la salud del senderismo son indiscutibles. La quema de calorías, el aumento del tono muscular o el mantenimiento de la masa ósea son algunas de las propiedades que tiene para el organismo.

Como comenta el Dr. Alberto López Rocha, médico de Atención Primaria, quien igualmente subraya que ayuda a controlar la hipertensión, mejora el estado de ánimo y reduce la ansiedad y el estrés.

4. Correr

Este ejercicio físico eleva el colesterol bueno, reduce los coágulos en la sangre, mantiene el corazón en buen estado, acelera el metabolismo y reduce el riesgo de padecer hipertensión.

Lee también: Cómo puede ayudar el yoga a controlar la hipertensión arterial

5. Nadar

Natación
Además de los beneficios para la salud cardiovascular, nadar reduce el estrés y la ansiedad, lo que mejora nuestra salud general.

Crol, braza, mariposa o espalda. Cuatro estilos que se adaptan a cada tipo de persona y sus necesidades. Los beneficios comunes de la natación pasan desde el aumento de la resistencia cardiorrespiratoria hasta la rebaja de la frecuencia cardíaca y la consecuente estimulación de la circulación sanguínea.

Por otro lado, hacer unos cuantos largos al día también ayuda a mejorar el estado de ánimo, ya que contribuye a reducir el estrés.

Así, si la hipertensión es una de tus preocupaciones, optar por un estilo de vida saludable donde la alimentación sana y el ejercicio físico tengan un hueco esencial, te ayudará a prevenirla. En cualquier caso, consulta con tu médico para resolver todas tus dudas.

  • Whaley MH, Brubaker PH, Otto RM, eds. ACSM’s Guidelines for Exercise Testing and Prescription (7th ed). Baltimore, MD. Lippincott Williams, & Wilkins. 2005.
  • Pescatello LS, Franklin BA, Fagard R, Farquhar WB, Kelley GA, Ray CA; American College of Sports Medicine. American College of Sports Medicine position stand. Exercise and hypertension. Med Sci Sports Exerc. 2004;36:533-53.
  • Kramer JK, Beatty JA. Exercise and hypertension: A model for central neural plasticity. Clin Exp Pharmacol Physiol. 2002;29:122-6.
  • Kelley GA, Kelley KS. Progressive resistance exercise and resting blood pressure: A meta-analysis of randomized controlled trials. Hypertension. 2000;35:838-43.
  • Miguel del Valle Soto, Pedro Manonelles Marqueta, Carlos de Teresa Galván, Luis Franco Bonafonte, Emilio Luengo Fernández, Teresa Gaztañaga Aurrekoetxea. Prescripción de ejercicio físico en la prevención y tratamiento de la hipertensión arterial. Documento de Consenso de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED-FEMEDE). Arch Med Deporte 2015;32(5):281-312.