Los mejores ejercicios para mantener nuestro cuerpo sano

5 ejercicios sencillos para tener un cuerpo sano

Si queremos conseguir un cuerpo sano debemos hacernos a la idea de que el ejercicio es una parte fundamental. Es conveniente mantenerse activo, al menos, 30 minutos al día

Son muchos los factores que debemos tener en cuenta para mantener un cuerpo saludable. Si bien muchas personas pueden pensar que se trata de algo inalcanzable, eso no es real.

El ejercicio aeróbico es la clave para mantener un cuerpo sano. Aunque hay varias posibilidades, el más sencillo es caminar. Despacio al principio y después ir subiendo la velocidad.

Para incrementar la velocidad no es necesario realizar grandes esfuerzos. Solo ampliar los pasos, caminando más deprisa.

¿Cuánto tiempo hay que caminar al día para conseguir un cuerpo sano?

No hace falta mucho tiempo. No obstante, se recomienda un mínimo de 30 minutos diarios.

Diferentes ejercicios

Hacer más ejercicio

Otra cuestión es la flexibilidad, que disminuye con la edad. Es aconsejable realizar estiramientos diarios, al menos durante cinco minutos, sobre todo tras llevar a cabo el ejercicio aeróbico.

Una práctica muy interesante es la del yoga. También las pesas o las máquinas en un gimnasio nos ayudarán a tener un cuerpo sano.

La actividad física no solo es fundamental para tener un cuerpo, sano sino también para mantener una mente sana.

La práctica de deporte es una excelente terapia, ya que:

  • Relaja.
  • Libera tensiones.
  •  Despeja la mente.

La natación está considerada como uno de los deportes más completos.

El agua es un buen medio para trabajar sin molestias, para poder realizar los ejercicios de natación cuando hay molestias musculares, o problemas de huesos, etc.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo reacciona nuestro cerebro al hacer deporte

Una vida sana en un cuerpo sano

Mantener una vida feliz y gratificante resulta más fácil con un cuerpo y una mente sanos. Siempre hay que recordar que los dolores, el malestar y el agotamiento van a ser un obstáculo importante en nuestro bienestar.

Algunas actividades físicas muy sencillas nos ayudarán a mantener el peso dentro de los límites normales, mejorar nuestro equilibrio y las opciones de movimiento.

Además, el ejercicio va a fortalecer los huesos, proteger las articulaciones, prevenir problemas de control de la vejiga e incluso la pérdida de memoria.

Ejemplos de ejercicios para un cuerpo sano

Natacion

Se trata de actividades para los que no se requiere una edad o condición física determinadas.

La natación

Para muchos, la natación es el ejercicio más completo y el entrenamiento perfecto.

  • La capacidad de flotabilidad del agua soporta nuestro cuerpo y favorece la relajación de las articulaciones dolorosas para que podamos moverlas de forma más fluida.
  • Los ejercicios de natación mejoran el estado de ánimo. Para dar un mayor  ritmo y más dinamismo, la gimnasia acuática puede ser otra opción.
  • A través de ella, pueden quemarse más calorías y lograr una mayor tonificación.

El taichí

Es un arte marcial chino que combina el movimiento y la relajación, ofreciendo importantes beneficios al cuerpo y a la mente.

Se desarrolla a través de movimientos y figuras elegantes, que se van sucediendo entre sí.

Es una actividad muy positiva para cualquier persona, tenga la condición física que tenga.

  • Para las personas mayores, el Tai chi favorece su cuerpo sano, porque el equilibrio es precisamente lo que antes perdemos al hacernos mayores.

Las clases de Tai chi suelen ofrecerse en varios niveles.

Entrenamientos con fuerza

El levantamiento de pesas no equivale al culturismo, aunque en ocasiones se confunden ambos conceptos.

Levantar pesas es una forma de mantener los músculos tonificados cuando estos no se utilizan, para que no pierden fuerza con el tiempo.

Cuantos más trabajemos los músculos y más fuertes estemos, más fácil es quemar calorías.

El llamado entrenamiento con fuerza también puede servir para mantener activa la memoria.

Para llevar a cabo este tipo de entrenamiento y conservar un cuerpo sano, hay que practicarlo de forma moderada y progresiva.

Comenzaremos con pesos ligeros y aumentaremos a medida que el cuerpo se adapta.

Caminatas

correr o caminar

Aunque parece una actividad muy sencilla, sus beneficios son múltiples. Además de mantener nuestro peso controlado, sirve para:

  •  Mejorar el colesterol.
  • Fortalecer los huesos.
  • Controlar la hipertensión.
  • Reducir el riesgo de muchas enfermedades.

Asimismo, también fomenta el optimismo y reduce la pérdida de memoria.

Los ejercicios de Kegel

Estos ejercicios fortalecen los músculos que soportan la vejiga, y ayudan a prevenir la incontinencia urinaria.

Aunque las mujeres son las que más suelen practicarlos también pueden ser muy beneficiosos para los hombres.

Visita este artículo: 4 beneficios psicológicos de caminar

¿Cómo considerar si eres una persona activa?

Para que pueda considerarse activa a una persona, esta tiene que realizar 30 minutos de ejercicio activo al día, como mínimo, y dos días de entrenamiento de fuerza a lo largo de la semana.