5 ejercicios que toda mujer puede practicar para tener un mejor desempeño sexual

Más allá de mejorar nuestro desempeño sexual, gracias a estos ejercicios también conseguiremos un mayor disfrute, a la vez que obtenemos beneficios a nivel global

Tener relaciones sexuales no solo nos brinda placer, sino que genera una serie de reacciones que nos proporcionan bienestar físico y mental.

A través de su práctica potenciamos la confianza con nuestra pareja y creamos un vínculo que fortalece los lazos sentimentales.

No obstante, por mucho que lo deseemos, en ocasiones nos sentimos agotados y disminuimos el desempeño durante el acto.

Esto puede deberse al estrés adquirido en la jornada, los sobresfuerzos físicos, el sedentarismo o los cambios biológicos que sufre el cuerpo con la edad.

Lo que algunos no saben es que hay una amplia variedad de ejercicios que trabajan los músculos que participan en el sexo y, por ende, sirven para mejorar el rendimiento.

Además, la mayoría estimula la liberación de endorfinas y contribuyen a aumentar la libido y la excitación sexual.

A continuación queremos compartir los 5 mejores para que no dejes de beneficiarte con su práctica.

1. Sentadillas para un mejor desempeño sexual

Sentadillas

Las sentadillas son conocidas como uno de los mejores ejercicios para fortalecer los músculos de las piernas y los glúteos.

No obstante, más allá de ser tan buenas para mejorar el aspecto de estos atractivos físicos, su práctica continua mejora la circulación y aumenta la excitación durante el sexo.

Estas tonifican el cuerpo y lo preparan para aguantar más tiempo cuando se realiza una posición similar en el sexo.

¿Cómo hacerlas?

  • Separa los pies a la anchura de los hombros, mantén los talones pegados al suelo y flexiona un poco las rodillas.
  • A continuación, sube y baja lentamente como si te fueses a sentar, asegurándote de que la rodilla no sobrepase los pies.
  • Si quieres aumentar su intensidad puedes utilizar pesas o barras.
  • Realiza un mínimo de 3 series de 15 repeticiones.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 formas de hacer sentadillas para moldear y tonificar tu cuerpo

2. Puente

La elevación de pelvis o puente es una actividad que endurece los glúteos, los muslos internos y los isquiotibiales.

Dado que se centra en el suelo pélvico, hacerlo ayuda a reforzar los órganos sexuales femeninos, lo que deriva en orgasmos más intensos y controlados.

Siempre y cuando se realice de forma correcta, su práctica también prepara el cuerpo cuando se deseen dominar posiciones sexuales invertidas.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate sobre un tapete de yoga, coloca los brazos a los costados del cuerpo y flexiona las rodillas.
  • Separa los glúteos del suelo y eleva la pelvis en dirección al techo.
  • Mantén la postura durante 30 segundos y ve incrementando el tiempo de forma gradual hasta aguantar un minuto.
  • Baja el cuerpo a la posición inicial y repítelo 3 veces.

3. Abdominales

Abdominales

Tanto entrenadores como expertos en salud sexual reconocen que los músculos abdominales son muy utilizados durante la actividad sexual.

Debido a esto su fortalecimiento ayuda a tener una mejora estabilidad para llevar a cabo diversas posiciones.

¿Cómo hacerlos?

  • Acuéstate sobre una colchoneta, eleva las piernas en dirección al techo y pon los brazos extendidos sobre la cabeza.
  • A continuación, intenta tocar las puntas de los pies con las manos y repítelo 30 veces.

4. Plank

La posición de plank o plancha se considera como una de las mejores actividades para fortalecer todos los músculos del cuerpo y aumentar la resistencia.

Como requiere el uso de la parte superior del cuerpo, fortalece la espalda y mejora su flexibilidad.

¿Cómo hacerlo?

  • Pon las palmas de las manos y las rodillas sobre el suelo.
  • Asegúrate de que las manos queden separadas a la altura de los hombros y estira las piernas hacia atrás.
  • Apóyate en las puntas de los pies y mantén la espalda en línea recta.
  • Sin levantar demasiado los glúteos y con el abdomen contraído, mantén la posición de 20 a 30 segundos.
  • Realiza de 3 a 5 repeticiones.

No olvides leer: Con estas 6 prácticas lograrás fortalecer los abdominales y mejorar la flexibilidad

5. Flexiones de tríceps

Flexiones de tríceps

Tener unos brazos fuertes y tonificados es crucial para realizar todo tipo de actividad física, lo que también incluye el sexo.

Trabajar los tríceps es fundamental para no sentir cansancio al realizar posiciones en las que se exige la fuerza de los brazos.

¿Cómo hacerlos?

  • Apóyate con las manos en el borde de una silla, mesa o escalón.
  • Separa las piernas a la anchura de las caderas y flexiona las rodillas, de modo que formen un ángulo de 90 grados.
  • Entre las rodillas y los tobillos se debe formar una línea recta.
  • Tras asegurarte de ello, comienza a descender los glúteos hacia el suelo, manteniendo la espalda derecha.
  • Sostén dos segundos y sube a la posición inicial relajando los tríceps sin soltarte del borde.
  • Realiza dos series de 20 repeticiones cada una.

Anímate a hacer estos ejercicios todos los días y descubre que tienen un impacto muy positivo en tu vida sexual.