5 ejercicios para hacer con una silla y reducir grasa abdominal - Mejor con Salud

5 ejercicios para hacer con una silla y reducir grasa abdominal

Para lograr acabar con la grasa abdominal y obtener mejores resultados es fundamental que, además de ser constantes con estos ejercicios, los combinemos con una dieta equilibrada y sana

La práctica de una rutina de ejercicio regular es uno de los hábitos que complementan la dieta cuando nuestro objetivo es reducir grasa abdominal y medidas.

Esta no solo permite mejorar la actividad metabólica de nuestro organismo sino que, además, ayuda a fortalecer y tonificar los músculos para lucir una figura más esbelta.

El problema es que no todos tienen tiempo suficiente para acudir a un gimnasio o limitan sus actividades porque consideran que no tienen las herramientas para ejercitarse.

Lo cierto es que no hace falta ser expertos en el tema, ya que hay varias formas de perder peso y aplanar el abdomen sin salir de casa.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes ejercicios que, con la ayuda de una silla, te servirán para lograr ese vientre que tanto deseas.

¡Anímate!

1. Rodillas hacia el pecho

rodillas al pecho

El ejercicio de rodillas hacia el pecho es una actividad de exigencia física que te ayuda a quemar grasa y tonificar.

Su práctica diaria fortalece los músculos abdominales y, de forma adicional, ayuda a mejorar la digestión.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate con la espalda erguida sobre la silla, sin apoyarla por completo en el respaldo.
  • Pon las manos a los costados de la cadera y junta las piernas.
  • A continuación, eleva las rodillas hasta el pecho, pero sin llegar a tocarlo.
  • Deja que los abdominales hagan esfuerzo al levantar las piernas y regresa a la posición inicial.
  • Realiza 4 series, de 15 a 20 repeticiones cada una.

Ver también: 6 ejercicios que puedes hacer en casa para fortalecer tus rodillas

2. Levantamiento de rodillas de forma oblicua

Con una postura similar a la anterior, este ejercicio ayuda a trabajar los músculos abdominales y la cintura.

El movimiento está dirigido a los lados del abdomen, y favorece la eliminación de los incómodos “rollitos”.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate en la punta de la silla, con la espalda erguida y las manos a los costados de la cadera.
  • Inclínate hacia un lado, apoyándote solo con uno de los glúteos.
  • Junta las piernas y eleva las dos rodillas al tiempo.
  • Súbelas hacia el pecho tanto como puedas y regresa a la posición inicial.
  • Realiza 15 repeticiones y repite el ejercicio hacia el otro lado.
  • Completa 3 o 4 series.

3. Elevación de rodilla con empuje hacia adentro

rodillas al codo

Este movimiento permite trabajar los músculos abdominales inferiores y, de paso, es ideal para disminuir medidas de la cintura.

En este caso una de las rodillas debe encontrarse con el codo contrario, mientras giramos levemente las áreas laterales del abdomen.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate con la espalda erguida, sin apoyarla por completo en la silla, y pon las manos a los lados de la cabeza.
  • Levanta una de las rodillas hacia el pecho y, al mismo tiempo, mueve el codo contrario para que ambos se encuentren.
  • Regresa a la posición inicial y realiza 15 repeticiones.
  • Cambia de lado y completa 4 series.

4. Contracciones laterales

Las contracciones laterales no solo permiten combatir la grasa del abdomen y la cintura, sino que, a su vez, fortalecen los glúteos.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate detrás de la silla, de tal modo que puedas apoyar uno de los brazos en el respaldo.
  • Extiende el brazo contrario sobre la cabeza y apóyate en la punta del pie del mismo lado.
  • Desciende el brazo elevado con un movimiento lento y, al mismo tiempo, eleva el pie para que el talón se encuentre con la mano.
  • Vuelve a la posición inicial y realiza de 10 a 15 repeticiones.
  • Cambia de lado y completa 4 series.

Te recomendamos leer: 3 rutinas para adelgazar tus brazos. ¡Te encantarán!

5. Elevación sobre silla

Elevación sobre silla

Para incrementar la exigencia física de esta rutina, puedes trabajar el abdomen apoyándote en una silla con reposabrazos.

El movimiento que se propone con este ejercicio permite incrementar la quema de calorías y, de paso, tonificar los músculos.

¿Cómo hacerlo?

  • Siéntate sobre una silla firme y pon los brazos en el reposabrazos.
  • Luego, eleva el cuerpo, de tal modo que las caderas y las piernas queden levantadas.
  • Mientras lo haces, esfuerza los músculos abdominales para tirar las rodillas hacia arriba y hacia adentro.
  • Sostén la postura de 15 a 20 segundos y descansa.
  • Regresa a la posición inicial y realiza 4 series.

¡Sé constante! Ahora que sabes cómo ejercitar tu abdomen en casa con una simple silla, adóptalo como una rutina diaria y esfuérzate al máximo para conseguir buenos resultados.

Asimismo ten en cuenta que, aunque son efectivos, debes apoyarlos con una buena alimentación para notar los cambios.