5 enfermedades autoinmunes

28 febrero, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
No son lo mismo las enfermedades del sistema inmunitario que las enfermedades autoinmunes.

En principio, el sistema inmunitario es el encargado de defender el organismo de los agentes dañinos, como los virus y las bacterias. Sin embargo, cuando el sistema que nos defiende no detecta las amenazas de la forma correcta, es cuando se presentan problemas de salud: las enfermedades autoinmunes.

¿Y cuál es la principal consecuencia de estas enfermedades? En pocas palabras: que el cuerpo se ataca a sí mismo en lugar de defenderse de las amenazas.

Diagnóstico

Los síntomas de las enfermedades autoinmunes no son muy específicos, incluso dos personas que padezcan la misma patología pueden presentar diferentes manifestaciones.

Por otra parte, la mayoría de estas enfermedades presentan síntomas que se parecen a los de otras, lo que puede generar confusión y diagnósticos falsos. Por ello, es necesario que un médico realice ciertas pruebas. 

Generalmente, estas enfermedades son crónicas y no tienen cura. Por ello, el tratamiento se limita a controlar los síntomas y procurar brindarle al paciente la mejor calidad de vida posible.

Es fundamental seguir las recomendaciones médicas, contar con apoyo familiar y, de ser necesario, apoyo psicológico profesional.

A continuación, iremos comentando cuáles son las enfermedades autoinmunes más importantes y sus principales características.

1. Lupus eritematoso sistémico

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad inflamatoria crónica de naturaleza autoinmune y de etiología desconocida, caracterizada por afectación de múltiples órganos y sistemas que puede afectar a:

  • Piel.
  • Cerebro.
  • Riñones.
  • Articulaciones.
  • Demás órganos.

 Los síntomas pueden variar de acuerdo a qué órgano se encuentre afectado. Además, esta enfermedad puede ser leve o incluso causar la muerte.

2. Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una forma de artritis y afectar cualquier articulación, pero es común en las muñecas y los dedos.

Más mujeres que hombres padecen artritis reumatoide. Suele comenzar en la edad mediana y es más común entre los adultos mayores. Usted puede padecer la enfermedad por un corto período o los síntomas pueden aparecer y desaparecer. La forma severa puede durar toda la vida. Los síntomas abarcan:

  • Dolor.
  • Rigidez.
  • Deformaciones.
  • Inflamación articular.

3. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple afecta al cerebro y la médula espinal. La mielina que es la capa protectora de las fibras nerviosas se va perdiendo en esta patología. Los síntomas varían de acuerdo a la zona del sistema nervioso afectada.

Algunos síntomas generales pueden ser:

  • Fatiga.
  • Pesadez o rigidez en las piernas.
  • Pérdida de fuerza en algún miembro.

4. Miastenia gravis

Es una enfermedad crónica neuromuscular. Existe un defecto en la transmisión de impulsos nerviosos a los músculos. Por eso, dichos músculos no pueden ejercer su función de manera normal. Puede afectar a cualquier músculo voluntario (aquellos que se contraen cuando usted lo desea), y se caracteriza por fatiga y debilidad muscular.

5. Sindrome de Guillain Barré

En esta patología el sistema inmunitario ataca a parte del sistema nervioso periférico. Los primeros síntomas generalmente incluyen debilidad o sensación de hormigueo en las piernas. Esta debilidad va progresando hacia los brazos y el torso. Siendo una urgencia médica cuando afecta a los músculos que permiten la respiración.

6. Celiaquía

sintomas-y-tratamiento-de-la-enfermedad-celiaca

La celiaquía se caracteriza por intolerancia permanente al gluten. El intestino sufre daños al ingerir alimentos que lo contienen. Los síntomas principales abarcan:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarreas.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de apetito.

Es importante recalcar que en esta enfermedad los síntomas pueden estar ausentes o ser diferentes a la mayoría.

Existen aún más enfermedades autoinmunes, este artículo ha sido enfocado a aquellas que son más conocidas e importantes en la actualidad.

Finalmente, recuerde la importancia de realizar el diagnóstico acertado, además del tratamiento correspondiente para seguir con su vida y sus actividades cotidianas. Consulte siempre con su médico ante la sospecha de cualquier tipo de trastorno, así como también de manera preventiva.