5 enfermedades comunes en los bebés

Lucía Ramírez · 10 agosto, 2018
Los bebés suelen ser mucho más delicados que los niños y las personas adultas. La higiene y la poca exposición a contagios es la clave para preservar su salud.

Como padres quisiéramos que nuestro hijo jamás se enfermará. No obstante, es algo inevitable. Así pues, la mejor manera para estar preparados ante cualquier contratiempo es conocer las enfermedades comunes en los bebés. A continuación te compartimos una lista con las afecciones más frecuentes.

1. Enfermedades comunes en los bebés: diarrea

dolor de oídos en bebés y niños

La diarrea es una de las enfermedades comunes en los bebés. Es definida como la deposición acuosa de heces con una frecuencia mayor de tres o más veces al día. Generalmente es un síntoma de una infección bacteriana, por virus o parásitos. Se transmite a través de alimentos o agua contaminados, o bien, por una higiene deficiente.

Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Dolor en el abdomen
  • Hinchazón
  • Fiebre
  • Necesidad constante de ir al baño
  • Deshidratación

Es importante señalar que la diarrea es una condición que suele tener corta duración. Sin embargo, una infección seria puede agravar el cuadro clínico. Si notas que tu pequeño tiene vómitos frecuentes, moja menos de seis pañales al día, tiene fiebre alta y hay sangre en las heces, debes acudir urgentemente a los servicios médicos. Mientras tanto, debes seguir amamantando a tu pequeño para reponer los líquidos que ha perdido.

Te puede interesar: 5 trucos caseros para bajarle la fiebre al bebé

2. Influenza

La influenza o gripe es una infección de las vías respiratorias altas (nariz, bronquios, pulmones).Esta afección es muy contagiosa ya que el virus se transmite por medio de la tos y estornudos. También puede contagiarse la manipulación de objetos infectados y el posterior contacto con los ojos, nariz o boca.

Aunque cada niño puede padecer los síntomas de distinta manera, generalmente suelen presentar:

  • Fiebre de 39,4 a 40,5 ºC (103 a 105 ºF)
  • Malestar y dolor en el cuerpo
  • Nariz congestionada o escurrimiento nasal
  • Dolor de garganta y de cabeza
  • Tos
  • Asimismo, existen casos en los que se presentan náuseas, vómitos y diarrea.

Si estas en esta situación, debes llevar a tu pequeño al médico, pues te indicará el mejor tratamiento dependiendo de su estado e historial médico. No obstante, se recomienda el reposo en cama y beber muchos líquidos para disminuir los síntomas.

3. Resfriado común

¿No es lo mismo el resfriado y la influenza? No, son enfermedades distintas. La diferencia entre estas dos afecciones es es que los resfriados son inofensivos. De hecho, el cuerpo generalmente puede recuperarse por sí solo. En cambio, la gripe suele tener complicaciones serias, como la neumonía.

No obstante, los síntomas son muy similares, con la excepción de no padecer fiebre alta. Se puede tener ligeros dolores y molestias, sin presentar fatiga o agotamiento extremos. Por otra parte, el resfriado común suele durar una semana. Para su tratamiento no se requiere de antibióticos puesto que no ayudan a combatirlo.

Es fundamental conocer las diferencias entre el resfriado y la influenza, ya que que los resfriados son una de las enfermedades comunes en los bebés. De hecho, serán una constante entre los primeros dos años de vida del pequeño.

4. Conjuntivitis

También conocida como “ojo rosado”, es una enfermedad que provoca el enrojecimiento de la parte blanca del ojo. Puede ocurrir debido a alguna infección bacteriana o viral, e incluso por reacciones alérgicas o químicas. En el caso de los bebés, puede deberse a la administración de gotas ópticas, o a un contagio bacteriano al pasar por el canal de parto de una madre infectada, entre otras fuentes.

Entre los síntomas más comunes figuran:

  • Ardor e irritación en los ojos, comezón
  • Secreciones dependiendo de la causa (verde y espesa, transparente y fluída, fibrosa, etc)
  • Ojos pegados por la mañana
  • Coloración roja o rosa en los ojos

Es importante visitar al médico para identificar la fuente de la conjuntivitis ya que el tratamiento específico dependerá de ello. Mientras tanto, debes mantener una buena higiene, la cual incluye lavarse bien las manos, evitar tocarse los ojos y cambiar las fundas de almohadas, entre otras medidas.

Sigue leyendo: ¿Cuál es la importancia de las vacunas en los lactantes?

5. Bronquiolitis

La bronquiolitis es una enfermedad que afecta a los niños menores de dos años. Se trata de una infección en los bronquiolos, ramificaciones pequeñas de los bronquios. Estos pequeños conductos forman parte de las vías respiratorias, y se encargan de intercambiar oxígeno por dióxido de carbono en la sangre.

Dicha infección generalmente inicia por un virus, que da como resultado la inflamación del tracto respiratorio. Es así como se presenta insuficiencia respiratoria, al obstruir el flujo del aire desde los pulmones del pequeño.

Entre los síntomas de la bronquiolitis se encuentran:

  • Silbancias
  • Congestión en el pecho
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Vómitos
  • Poco apetito

Es normal que dichos síntomas lleguen a confundirse con los de otras enfermedades. Por esa razón es importante acudir con el especialista para obtener un diagnóstico más preciso.

¿Quieres saber más?

Como has visto, las anteriores son solo algunas de las enfermedades comunes en los bebés. ¿Te gustaría que compartiéramos más información al respecto? Puedes dejar tus comentarios en nuestra página.

Recuerda, es importante prevenir la diseminación de microbios para proteger la salud de los pequeños y, aún más, saber qué se debe hacer en caso de que se presente algún indicio de enfermedad para evitar complicaciones.