5 enfermedades incurables del siglo XXI

A pesar de los avances que se han hecho en la investigación de muchas enfermedades, en la actualidad algunas siguen siendo incurables. Hoy veremos las más relevantes.

En el siglo XXI podemos sentirnos orgullosos de haber descubierto la cura para la malaria, el ébola, la polio y poder prevenir algunos tipos de cáncer, así como erradicarlos por completo si se descubren a tiempo. No obstante, a pesar de esto, continuamos rodeados de varias enfermedades incurables.

Muchas de estas enfermedades incurables nos resultarán conocidas. Pues contraerlas es algo bastante frecuente, hasta el punto de que las hemos llegado a normalizar. Sin embargo, con algunas de ellas ignorar los síntomas y no tratarlos puede conducirnos a la muerte.

1. Resfriado común

Todos nosotros hemos pasado por uno o varios resfriados a lo largo del año. Esta enfermedad es muy contagiosa. Si estamos cerca de alguien que tiene catarro, se suena la nariz y estornuda, es muy probable que ya nos hayamos infectado.

A pesar de que esta primera de las enfermedades incurables de nuestro siglo se haya normalizado, es una de las principales causas por las que los adultos no pueden ir a trabajar y los niños faltan a la escuela. Por lo tanto, puede llegar a limitarnos bastante.

enfermedades incurables

En la actualidad, existe una frase que siempre escuchamos: “el resfriado hay que pasarlo”. Porque si bien podemos tratar los síntomas y reducirlos un poco para poder seguir atendiendo nuestras responsabilidades, esta enfermedad no tiene cura.

2. Asma

El asma es un trastorno crónico incurable que inflama las vías respiratorias causando tos, sibilancias, opresión en el pecho o disnea. Esta enfermedad suele aparecer antes de los 10 años de edad y está presente a lo largo de toda la vida del individuo que la sufre.

Para el asma no existe un medicamento o una pastilla que la erradique por completo. Aunque con el paso de los años, algunas personas notan cómo esta disminuye y no es tan fuerte como cuando eran unos niños.

La manera de controlar el asma, que puede llegar en algunos casos a poner en riesgo la vida de la persona, es intentar evitar aquello que la causa. Sin embargo, el uso de los inhaladores ayudará a mantener alejados a sus síntomas.

3. VIH

El VIH, también conocido como Virus de la Inmunodeficiencia Humana, aún no tiene cura en el siglo XXI. No obstante, no todas las personas con SIDA tienen la enfermedad. Algunas solo son portadoras. Vamos a ver cuál es la diferencia:

  • Portador seropositivo: el resultado indica que el individuo presenta anticuerpos del SIDA y no está enferma. Tan solo es portadora. Puede transmitir la enfermedad, pero a ella no le afecta.
  • Enfermo seropositivo: el resultado muestra evidencias de que el individuo tiene SIDA y la enfermedad está activa, no latente.

En la actualidad, aunque el VIH sea una de las enfermedades incurables, hay tratamientos que mejoran y aumentan la calidad de vida de las personas diagnosticadas. La terapia antirretroviral, por ejemplo, tiene muy buenos resultados.

El VIH es el precursor del SIDA.

4. Diabetes

La diabetes es otra de las enfermedades incurables de nuestro siglo. Esta afección provoca que las personas estén siempre pendientes de sus niveles de glucosa en sangre. Existen dos tipos de diabetes, diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. La tipo 2 es la que se diagnostica con mayor frecuencia. Veamos qué particularidades tiene cada una:

  • Diabetes tipo 1: el cuerpo produce anticuerpos que destruyen la insulina, por lo que la única opción es inyectársela a diario.
  • Diabetes tipo 2: el cuerpo no produce ni usa la insulina de la manera adecuada, pero con una buena dieta y ejercicio se puede controlar.

Aunque la diabetes esté muy presente en nuestra sociedad, esta enfermedad puede causar la muerte. Por lo tanto, es necesario controlarla y aprender a vivir con ella de la mejor manera posible.

5. Esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave que suele desarrollarse a partir de los 45 años. No obstante, hay casos en los que los síntomas pueden empezar mucho antes. Así como se desconoce una cura para esta enfermedad, sus causas tampoco están definidas. Se cree que son factores genéticos, problemas en la química del cerebro o circunstancias poco favorables las que la desencadenan.

En la actualidad, pueden tratarse y controlarse muchos de los síntomas de la esquizofrenia. Por ejemplo, las alucinaciones o los delirios. No obstante, no hay una cura para ella.

Existen otros tipos de enfermedades incurables, además de las que hemos mencionado, por lo que aún nos queda un largo camino que recorrer. Gracias a las investigaciones que se siguen realizando y a los avances en medicina, tal vez las afecciones a las que hemos aludido tengan una cura definitiva algún día.

  • Allan GM, Arroll B. Prevention and treatment of the common cold: making sense of the evidence. CMAJ. 2014;186(3):190-199. PMID: 24468694 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24468694.
  • Nowak RM, Tokarski GF. Asthma. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 63.
  • Gulick RM. Antiretroviral therapy of human immunodeficiency virus and acquired immunodeficiency. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 388.
  • American Diabetes Association. 2. Classification and diagnosis of diabetes: standards of medical care in diabetes - 2018. Diabetes Care. 2018;41(Suppl 1):S13-27. PMID: 29222373 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29222373.
  • American Psychiatric Association. Schizophrenia spectrum and other psychotic disorders. In: American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing. 2013:87-122.