5 estrategias psicológicas para perder peso

Raquel Lemos Rodríguez · 15 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Silvia Martín Repullo el 27 noviembre, 2018
En este artículo descubrirás las mejores estrategias psicológicas para perder peso sin apenas esfuerzo. ¡Ponlas ya en práctica!

Ya sea porque estamos rozando el sobrepeso o porque deseamos sentirnos mejor con nuestro cuerpo, perder peso será saludable, siempre que no nos excedamos poniendo en riesgo nuestra salud. Para facilitar el proceso podemos usar algunas estrategias psicológicas para perder peso.

Para saber si nos encontramos en nuestro peso “ideal” o recomendado debemos calcular nuestro IMC (índice de masa corporal). Así si, por ejemplo, medimos 1,70, nuestro peso ideal estaría entre los 53 kilos y los 72.

Si sobrepasas el IMC recomendado para tu altura o quieres bajar algunos kilos pero no lo consigues, estas estrategias psicológicas para perder peso te ayudarán. Hoy te vamos a contar las más efectivas. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica?

1. Nunca vayas a comprar con hambre

Pareja sentada en el suelo de un supermercado comiendo todo tipo de snacks.

Una de las primeras estrategias psicológicas para perder peso es nunca ir a comprar con hambre. Este es un consejo del que se habla mucho, pero que muy pocas personas llevan a la práctica.

Este es un grave error, ya que te instará a adquirir comida que no necesitas, a dejarte llevar por algunas rebajas en bollería y a decantarte por alimentos nada saludables y que, en lugar de ayudarte a perder peso, te harán ganarlo.

2. No tengas a la vista determinados alimentos

¿Ganas peso porque no puedes evitar comer chocolate en cuanto lo ves? Pues bien, otra de las estrategias psicológicas para perder peso es sacar de tu vista los alimentos que no te ayudan a conseguir este objetivo.

Si es el chocolate, por ejemplo, lo mejor es que no lo compres. No obstante, si alguien te lo regala, ponlo al fondo de la despensa. Seguro que alguna vez te ha ocurrido que has descubierto algún alimento que habías guardado en un lugar poco visible y del que te terminaste olvidando.

Lee este artículo: ¿Apetito o ansiedad? Tips para diferenciarlos.

3. Come despacio y sin prisas

Manos de mujer cortando la comida de un plato.

A veces, seguro que no tienes otra opción que comer rápido. Pero, si puedes evitarlo, mucho mejor. Cuando comes despacio y sin prisas engañas a tu estómago. Haces que este se llene antes y, por lo tanto, evitas sentirte pesado tras comer y favorecer, así, la disminución de peso.

Si tiendes a desayunar muy rápido y con prisa, prueba despertarte más temprano. Esto te quitará algún tiempo más de sueño, pero beneficiará tu objetivo de perder peso.

¿Lo sabías?: Problemas que se producen por no masticar bien los alimentos.

4. Librarte de la ansiedad es una de las estrategias psicológicas para perder peso

La ansiedad es uno de los motivos por los que puedes comer aún sin tener hambre. Si esto es lo que está provocando tu aumento de peso sin que lo desees, comienza a poner en práctica diversos hábitos que te ayuden a liberar ansiedad.

Lo más fácil y sencillo es hacer ejercicio. Si puedes realizarlo por la noche mucho mejor, ya que así liberarás todo el estrés que has acumulado durante el día. También, durante el fin de semana no dudes en hacer alguna ruta de senderismo por la naturaleza. Esta práctica es una excelente terapia para lidiar con la ansiedad.

5. No comas hasta saciarte

Mujer devorando una pizza que está sobre el inodoro.

¿Te sientes demasiado lleno cuando terminas de comer? ¿Siempre te sienta mal la comida en tu pausa del trabajo? La última de las estrategias psicológicas para perder peso es tomar determinadas acciones para evitar comer y sentirte pesado. Entre ellas:

  • Poner menos comida en el plato.
  • No repetir.
  • No tomar postre.
  • Poner en el plato alimentos que sabes que no te van a hacer sentir pesado.

Tendemos a comer hasta estar llenos, pero esto no es necesario. Hay un punto en el que sabemos que si comemos más nos vamos a sentir demasiado llenos después, ya que la digestión será más lenta.

¿Estás en un plan de pérdida de peso? ¿Has tenido en cuenta alguna de las estrategias anteriores para lograr tu objetivo? Te animamos a que las pongas en práctica porque seguro te van a ayudar mucho. Recuerda hacer ejercicio regularmente e incluir frutas y vegetales en tu dieta equilibrada.