5 excelentes ejercicios que requieren poco espacio

Contar con poco espacio en la casa no tiene que ser una excusa para dejar de hacer ejercicio. Hay interesantes posturas que permiten ejercitar todo el cuerpo sin necesidad de herramientas especiales

Los ejercicios que requieren poco espacio son perfectos para aquellas personas que viven en lugares pequeños y, por algún motivo, no se pueden desplazar hasta un gimnasio. Reúnen una serie de posturas en las que no se necesitan herramientas adicionales.

De hecho, representan una buena opción para dejar todas esas excusas que impiden adoptar este hábito. No solo se pueden hacer en cualquier lugar de la casa, sino que son fáciles y su práctica regular tiene interesantes beneficios sobre el peso y la figura.

Lo más importante, como siempre, es considerar que sus efectos no se dan de la noche a la mañana. Como cualquier otra rutina, implica esfuerzos constantes y disciplina, ya que se deben convertir en una parte del estilo de vida. ¿Te animas a practicarlos?

1. Alas de mariposa

alas-mariposa

Este curioso ejercicio tiene interesantes beneficios en varios grupos musculares del cuerpo. Dado que trabaja los glúteos y las piernas, es ideal para tonificar la parte inferior. A su vez, se recomienda para disminuir la tensión de la espalda y mejorar la circulación.

Lee también: Prueba estos increibles ejercicios para tonificar el rostro

¿Qué debes hacer?

  • Ponte boca arriba en el suelo o en una colchoneta de yoga, cerca de la pared.
  • Flexiona ambas rodillas a 90 grados y levanta la parte inferior de la espalda.
  • Pon el pie derecho doblado contra la pared y recuesta la pierna izquierda sobre la derecha.
  • Sujeta el abdomen con las manos y sostén la postura de 15 a 30 segundos.
  • Por último, cambia de pierna y repite el ejercicio.

2. Abdominales contra la pared

Los abdominales son ejercicios que requieren poco espacio. En este caso proponemos uno tan sencillo que se puede hacer en la cama u oficina. La postura es ideal para trabajar los músculos superiores e inferiores del vientre.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate de espaldas sobre la colchoneta, de tal modo que puedas estirar las piernas contra la pared.
  • Asegúrate de que los dedos de los pies queden mirando hacia arriba y, luego, intenta alcanzarlos con las manos.
  • Levanta el brazo derecho hacia el pie izquierdo y viceversa.
  • Mantén la postura 5 segundos y realiza 12 repeticiones por cada lado.

3. Estiramiento del tríceps

A pesar de que es una postura de resistencia simple, esta actividad permite fortalecer los músculos de los tríceps de forma efectiva. No obstante, es primordial enfocar el esfuerzo en esta zona y no en otras regiones del cuerpo.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate frente a una pared con una pierna delante de la otra y pon los puños apoyados en la pared, a la altura del rostro.
  • A continuación, empuja la pared usando los músculos de la parte posterior del brazo, sin hacer fuerza en los hombros.
  • Sostén la posición 10 o 20 segundos y descansa.
  • Realiza 12 repeticiones.

4. Puente

El puente o elevación de pelvis es uno de los ejercicios que requieren poco espacio. Dado que trabaja en conjunto los músculos de la espalda, glúteos y abdomen, es perfecto para tonificar y disminuir dolencias.

¿Cómo hacerlo?

  • La manera clásica de hacer este ejercicio es estando boca arriba, con las manos a los costados y las rodillas flexionadas. Desde esta postura, la pelvis se eleva hacia el techo, mientras se aprieta el abdomen y los glúteos.
  • Otra forma en que lo puedes hacer es apoyada contra la pared. Es un poco más difícil pero el esfuerzo implica mejores resultados. En este caso, debes acostarte en la colchoneta frente a la pared, apoyando los pies contra esta.
  • Levanta la espalda y las piernas de tal modo que las pantorrillas y muslos formen un ángulo recto.
  • Sostén de 5 a 15 segundos y descansa. Trata de hacer entre 12 y 15 repeticiones.

Ver también: 4 sencillos ejercicios que tu corazón agradecerá siempre

5. Sentadilla baja

Sentadilla búlgara

Las sentadillas no ocupan demasiado espacio y son uno de los ejercicios más completos. A través de su práctica se fortalecen los músculos de la zona inferior, en especial los glúteos y muslos. Además, mejora la circulación y ayuda en la quema de grasa.

¿Cómo hacerlo?

  • Párate derecha, con las piernas separadas a la anchura de los hombros.
  • Luego, estira los brazos hacia el frente y agáchate hasta que los muslos queden paralelos al suelo.
  • Una vez adoptes la postura de sentadilla, trata de apretar los pies para contraer aún más los glúteos.
  • Sostén 10 segundos y, con un movimiento suave, regresa a la posición inicial.
  • Realiza 15 o 20 repeticiones.

¿Te sigues poniendo obstáculos para estar en forma? ¡Supéralos ya! Como puedes notar, hay ejercicios que requieren poco espacio y no necesitan una técnica especial. Además, aunque se trate de actividades básicas, sus beneficios son muy interesantes.