4 formas de utilizar la melaza como remedio para el estreñimiento

Existen soluciones naturales que contribuyen a mejorar la digestión y el funcionamiento del colon.

El estreñimiento es una afección muy común en la población, caracterizada por la falta de movimiento regular de los intestinos. La principal consecuencia es la dificultad para expulsar las heces de manera frecuente.

La persona que lo padece tiene menos evacuaciones de lo normal; las defecaciones son duras, secas y casi siempre ocasionan un intenso dolor al expulsarlas. A la par, en el organismo se puede generar una gran acumulación de toxinas que, de no ser expulsadas, pueden interferir en el buen funcionamiento de los órganos vitales.

Debido a esto, es primordial brindarle un tratamiento oportuno, mejorando los hábitos de vida e incrementando el consumo de alimentos con efecto laxante. Acudir a un especialista de cara a obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado será de gran ayuda.

Además, es bueno tener en cuenta algunas soluciones naturales que contribuyen a mejorar la digestión y el funcionamiento del colon. A continuación, desarrollamos una serie de remedios a base de melaza, un ingrediente derivado de la caña de azúcar que cuenta con increíbles bondades para la salud.

¿Cuáles son los beneficios de la melaza para combatir el estreñimiento?

La melaza se ha posicionado como uno de los mejores sustitutos del azúcar y otros tipos de endulzantes. Es una fuente natural de hidratos de carbono asimilables y hace un pequeño aporte de proteínas que contribuye a mejorar el rendimiento físico.

Sus principales virtudes se le atribuyen a su elevado contenido de vitaminas y minerales esenciales que participan en varias funciones vitales del cuerpo. Su aporte significativo de magnesio es una de las razones por las que puede beneficiar a los pacientes que luchan contra el estreñimiento.

Este mineral esencial mejora el movimiento intestinal, lo que facilita el paso de las heces hasta ser expulsadas.

Ver también: ¿Sufres de estreñimiento? Evita estos alimentos

También hay que destacar su contenido de calcio, un nutriente que participa en la eliminación de los desechos tóxicos acumulados en el colon. Sus cualidades alcalinas tienen el poder de regular el pH natural del estómago, mejorando la absorción de los nutrientes y el proceso digestivo.

A diferencia de muchos laxantes comerciales, la melaza no causa efectos secundarios. Por el contrario, presetna beneficios adicionales. Únicamente puede estar contraindicado en el caso de padecer problemas con sus niveles de azúcar en la sangre.

1. Melaza con agua tibia

Esta solución es la forma más simple de disfrutar las virtudes que nos ofrece este ingrediente natural.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de melaza, 80 gramos.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

¿Qué debes hacer?

En primer lugar, coloca a calentar el agua, agrégale las cucharadas de melaza y asegúrate de que se disuelve bien. Se recomienda consumirlo dos o tres veces al día.

Cómo tratar el estreñimiento.

2. Melaza con miel

Tanto la melaza como la miel son suaves con el sistema digestivo y actúan como un lubricante natural para facilitar el paso de las heces por el intestino. La miel está considerada como un alimento prebiótico, ideal para fortalecer la flora bacteriana que protege el colon.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel, 50 gramos.
  • 2 cucharadas de melaza, 40 gramos.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

¿Qué debes hacer?

El procedimiento consiste en disolver los dos ingredientes en una taza de agua tibia. Se recomienda consumirlo hasta tres veces al día.

3. Melaza con pimienta de Cayena y ajo

La pimienta de Cayena y el ajo son dos especias con cualidades digestivas que combaten la inflamación y las dificultades para expulsar las heces. En conjunto con la melaza, representa una buena solución contra el estreñimiento y el dolor gástrico.

Ingredientes

  • 1 cucharada de melaza, 20 gramos.
  • 1 cucharadita de pimienta de Cayena, 5 gramos.
  • 2 dientes de ajo.

¿Qué debes hacer?

Para empezar machaca bien los dos dientes de ajo, después, agrégales la pimienta y la melaza. Entonces mezcla todo muy bien. Es posible consumirlo todos los días durante las comidas principales.

4. Melaza con vinagre de manzana

Al potenciar los beneficios de la melaza con las propiedades del vinagre de manzana podemos hacer un tratamiento suave para aliviar las dolencias estomacales. El vinagre de manzana es un alimento alcalino que regula el pH mientras favorece la función digestiva.

Ingredientes

¿Qué debes hacer?

Primero coloca a calentar el vaso de agua, seguidamente agrégale la melaza y el vinagre de manzana. Para finalizar revuelve bien la mezcla, es recomendable consumirlo en ayunas.

  • Nicolette, L. (2011). Constipation. In Fundamentals of Pediatric Surgery. https://doi.org/10.1007/978-1-4419-6643-8_58
  • Maslekar, S., & Jayne, D. G. (2011). The management of constipation. In Contemporary Coloproctology. https://doi.org/10.1007/978-0-85729-889-8_27
  • Singh, S., & Rao, S. S. C. (2010). Pharmacologic Management of Chronic Constipation. Gastroenterology Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.gtc.2010.08.001
  • Milla, P. J. (2007). The pathophysiology of constipation. Annales Nestle. https://doi.org/10.1159/000101714