5 formas en que las redes sociales te afectan emocionalmente

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 7 abril, 2019
Okairy Zuñiga · 7 abril, 2019
No debemos olvidar que las redes sociales están para mantener el contacto con seres queridos que puedan estar lejos. En el momento que supongan un problema, es mejor hacerlas a un lado

Las redes sociales buscan acercarte a aquellas personas que se encuentran a kilómetros de distancia y mantener un contacto directo. Sin embargo, no todo es tan positivo.

En algunos casos, estas mismas redes sociales pueden afectar en gran medida tu salud emocional.

Sin embargo, ¿les puede afectar a todos? ¿Cuáles son los diferentes problemas que se pueden presentar por el uso excesivo de estos medios?

Aquí te explicaremos algunos de ellos.

Sentirse inferior

mujer triste

A veces, cuando tratas de compararte con alguien más, puede resultar un poco doloroso. Lo común en estos medios es demostrar y hablar solo de aquello que nos enorgullece.

Por lo general, las personas comparten todos sus logros en sus redes sociales. Estos pueden referirse a su trabajo, los lugares que visitan con su familia, amigos o pareja.

Si prestas demasiada atención a estas publicaciones, puede que empieces a cuestionar un poco tu vida y lo que estás haciendo para lograr tus objetivos.

Así, compararás tus posesiones, relaciones, éxitos o nivel económico con aquello de lo que los demás presumen por la red.

Este sentimiento no es necesariamente negativo para ti si te mantienes consciente de que cada uno tiene su realidad y triunfos. Incluso puede ser un aliento para mejorar y fijarte nuevas metas.

Sin embargo, a veces nos concentramos en minimizar lo que tenemos, pensando que nunca tendremos lo mismo que los demás. Así, solo estaremos cayendo en el círculo vicioso de la infelicidad.

Una vez dentro de este círculo vicioso de comparaciones es muy complicado salir de él.

Adicción a las redes sociales

En la actualidad ya existen muchas adicciones en la vida diaria.

¿Revisas tu Facebook constantemente solo para ver qué es lo que publican todos tus amigos? ¿Estás todo el día conectado al chat solo para ver quién se conecta?

Es cierto que estas dos acciones parecen normales e insignificantes. Sin embargo, si las estás realizando seguido, podrían ser un síntoma de que has caído en una adicción igual de peligrosa que cualquier otra.

¿Pasas más tiempo en alguna red social que realizando cualquier otra actividad diaria, ya sea trabajar o estudiar? Entonces sería buena idea imponer un horario para evitar excederte.

En casos más extremos, incluso podría ser aconsejable consultar a un especialista para que nos ayude.

Sentimientos de soledad

mujer pidiendo a la luna

Hay personas se sienten solas en las redes sociales. Sin embargo, estas fueron creadas precisamente con la idea de compartir y ser una forma de enlace entre quienes están separados por grandes distancias.

Las redes pueden haber ocasionado que ya no compartas tanto con las personas que se encuentran a tu alrededor.

Se ha desarrollado una compulsión que te obliga a compartir cada actividad que haces. Si es que realmente estás haciendo algo más que revisar tu red social.

Esto puede provocar que tus relaciones se vean gravemente afectadas. Puede que incluso crees un muro entre las personas que han sido tan cercanas para ti.

Sin embargo, hay maneras de evitar la soledad creada por redes sociales. Por ejemplo, en vez de pasar tanto tiempo compartiendo estados en Facebook, reúnete con tus familiares y amigos para pasar un buen rato.

Quizás te interese: Cómo afecta la soledad a tu salud

Baja autoestima

Que estés revisando o espiando constantemente tus redes puede afectar tus hábitos alimenticios. Así, estas acciones podrían impulsarte a recurrir a métodos nada saludables en tus relaciones o en tu vida diaria en general.

Además, la posibilidad de comparar tu cuerpo o el ver las fotos que otros comparten está asociado a una gran cantidad de trastornos alimentarios.

La recomendación es que te limites a usar las redes sociales solo para lo que son: comunicarte con tus seres queridos. Evita caer en la tentación de encerrarte en ellas.

Piensa que en el mundo exterior hay gente con quien salir y lugares que visitar.

También es muy común sentirte mal con tu apariencia cuando alguien te etiqueta en fotos donde apareces y no luces como desearías. Es fácil que te creen un complejo.

Antes de deprimirte, piensa que a todos nos pasa que suben una foto que no nos gusta tanto.

Al final, tampoco es algo grave. Debes ser consciente de que las personas solo comparten una parte de su vida. Es decir, solo verás en sus muros aquello que quieren mostrar.

Ya sea que se sienten orgullosos, guapos o felices: eso es lo que compartirán. Pocos son los que realmente hacen públicos sus momentos tristes.

Puede llegar a agobiarte porque miras la vida “perfecta” de esas personas. Sin embargo, seguro que tú también muestras solo esa parte en ocasiones, así que deja atrás la idea de que eres menos exitosa o feliz.

Cada uno está lidiando con su propia vida y las redes sociales solo muestran una pequeña parte de eso.  

Lee también: Consejos para fortalecer la autoestima

Depresión

persona con depresión

El conjunto de todas esas sensaciones de las que te hemos hablado puede conducir a una severa depresión si no te controlas a tiempo.

Debes entender que estar todo el día conectado interactuando con las personas pero sin hacerlo cara a cara no es lo más saludable.

Si cada vez que revisas tus redes sociales sientes:

  • Una sensación de vacío
  • Tristeza
  • Inconformismo contigo mismo
  • Rabia
  • Dolor
  • Angustia

Debes acudir a un amigo o alguien cercano. Si sientes que eso no bastará, recurre a un especialista. Él te dará algunas herramientas para continuar de la mejor forma posible.

Las redes sociales están para que puedas compartir e interactuar con aquellos amigos y familiares que estén lejos. No dejes que te agobien con emociones dañinas.