5 formas de hidratar tu piel

6 abril, 2018
Al igual que es importante prestar atención a la hidratación interna, lo es tener en cuenta nuestro tipo de piel a la hora de elegir una crema

Hoy vamos a descubrir algunas formas de hidratar tu piel, pero nos centraremos en la piel del rostro. Una zona delicada y continuamente expuesta que necesita unos cuidados especiales.

Lo más importante para hidratar tu piel de manera adecuada es ser constante con las fórmulas que descubrirás a continuación. Si no eres constante lo más probable es que no te puedas beneficiar de todo lo que estos cuidados te pueden aportar.

Formas de hidratar tu piel

A continuación vamos a descubrir algunas formas para hidratar nuestra piel fáciles y sencillas. Es probable que algunas de ellas ya te suenen. Sin embargo, nunca está de más que la recuerdes.

1. Bebe el agua que tu cuerpo te pida

Mujer bebiendo agua

Siempre nos advierten de lo importante que es beber entre uno y 2 litros de agua al día. No obstante, la cantidad adecuada para ti dependerá de tu estilo de vida.

  • Si haces mucho ejercicio es probable que beber dos litros de agua al día sea muy poco.
  • Por ejemplo, una persona que trabaja en un gimnasio suele consumir entre 3 y 4 litros de agua diarios.

Tener siempre un vaso de agua cerca te ayudará a recordar que debes beber agua, ya que, en ocasiones, se te puede olvidar. En el caso de que te cueste beber agua hay otras alternativas. Por ejemplo infusiones, agua con limón, agua de sabores, etc.

Cuando empieces a beber el agua que en verdad necesitas te darás cuenta de que tu piel está más hidratada, más luminosa y tiene un mejor aspecto. ¡Merece la pena hacer el esfuerzo!

Ver también: 5 curiosos beneficios que no conocías de beber agua

2. Utiliza una crema apropiada

Para hidratar tu piel de manera adecuada es muy importante que sepas qué tipo de piel tienes. Puede que tengas la piel seca, mixta, normal o atópica, por ejemplo.

Muchas veces creemos que tenemos la piel de un determinado tipo y utilizamos cremas inadecuadas. Esto puede provocar que ponernos crema resulte un engorro y, por lo tanto, no seamos constantes. Lo más relevante es que la crema no nos funcionará como debiera.

Si no sabes y no eres capaz de identificar por ti mismo el tipo de piel que tienes, en un centro de estética o acudiendo a un especialista de la piel te lo podrán decir de manera segura.

3. Utiliza protector solar

Protector solar rostro

En este tercer aspecto también es importante que escojamos un protector solar apto para nuestra piel y, sobre todo, apto para el rostro.  El protector solar se debería utilizar siempre, después de la crema habitual, independientemente de la estación en la que nos encontremos.

En ocasiones, muchas cremas afirman tener factor de protección, sin embargo este no supera los 30 FPS. Lo ideal es que el rostro esté protegido con un factor de protección de un mínimo de 50 FPS.

En verano, sí o sí, aunque estemos dando un paseo, deberíamos llevar factor de protección encima. El calor hace que nuestra piel transpire y que pierda hidratación.

4. Atención a cómo desmaquillarse

Hay muchos productos para desmaquillarnos la cara que son agresivos con nuestra piel. Además, nunca deberíamos utilizar alcohol para desmaquillarnos.

Lo ideal sería utilizar un aceite o una crema suave para nuestro rostro que retire el maquillaje con facilidad. Esto tendríamos que hacerlo siempre.

Dormir con el maquillaje puesto no es una buena idea. A largo plazo, no solo deshidrata nuestra piel, sino que provoca otra serie de consecuencias.

Te recomendamos leer: 7 tips de maquillaje para chicas de piel grasa

5. Utilizar mascarillas hidratantes

mascarilla-pepino

El último de los consejos para hidratar tu piel consiste en mimarla, al menos, cada 15 días brindándole un tratamiento con mascarilla. Podemos comprarla o hacerla de manera casera.

Las mascarillas, cuanto más naturales sean, mucho mejor para nuestra piel. Este caso también tenemos que tener en cuenta el tipo de piel que tenemos.

Si tenemos una piel delicada y muy seca utilizar una mascarilla de arcilla puede hacernos más mal que bien.

La constancia a la hora de hidratar tu piel

Muchas veces por falta de tiempo y de ganas caemos en muchos errores. Por ejemplo, no nos desmaquillamos todos los días, no tomamos la cantidad de agua adecuada, no utilizamos crema a diario y mucho menos protector solar.

Esto resta hidratación a nuestra piel. Algo que no se percibe cuando nuestra piel es joven, pero que sí se va notando a medida que pasan los años.

Por lo tanto, es muy importante empezar lo antes posible a saber cómo hidratar nuestra piel de manera adecuada y llevarlo a cabo de forma constante.

¿Eres constante en la aplicación de tus cremas?, ¿hidratar tu piel te supone un esfuerzo?, ¿ya lo haces de la manera adecuada?

Recuerda que la piel del rostro es muy delicada y está siempre expuesta. Cuidarla adecuadamente la mantendrá saludable sin manchas y sin arrugas prematuras.

Te puede gustar