5 formas de mejorar tu postura y aliviar el dolor en la espalda baja - Mejor con Salud

5 formas de mejorar tu postura y aliviar el dolor en la espalda baja

Tanto para prevenir como para aliviarlos dolores de espalda es imprescindible que presentemos atención a nuestra postura durante todo el día y que no forcemos los músculos de la zona

En la mayoría de las ocasiones el dolor de espalda se produce por una mala postura y simplemente con corregirla podremos sentir un gran alivio.

Eso sí, más allá de estas formas que te acercamos y que te ayudarán a mejorar este dolor, tendrías que ver por qué se produce esta molestia. Si persiste, ve a un especialista.

El dolor de espalda puede estar causado por varios factores como:

  • El envejecimiento
  • La artritis
  • La hernia de disco
  • Diversas fracturas de compresión
  • Problemas como la escoliosis

1. Proporciona a tu cuerpo el descanso adecuado

Dormir mejor sin pastillas

Aunque los músculos de la espalda son fuertes, también requieren descanso.

Si les das reposo notarás como el dolor disminuye significativamente. Además, si duermes de lado será mucho mejor.

Del mismo modo, si intentas dormir con una almohada pequeña entre tus piernas es posible que notes alivio, ya que la almohada te proporcionará el soporte extra para tu espalda baja y mantendrá tus piernas derechas mientras duermes.

Por supuesto, ten en cuenta el tiempo que llevas con el mismo colchón, porque este aspecto también es clave a la hora de descansar.

No te olvides de cambiar tu colchón por uno de firmeza media. Según los expertos, este tipo de colchones son los que pueden generar menos estrés a tu espalda baja.

Lee también: Una mente agradecida es una mente descansada

2. Corrige las posibles malas posturas

mala-postura

Como decimos, el dolor de espalda puede provenir, fundamentalmente, de una mala postura que, por supuesto, tendrás que corregir.

Algo tan básico como la posición que adoptas en tu día a día puede estar contribuyendo de manera fatal a tu dolor.

Y es que no hay que olvidar que esta zona del cuerpo se encarga de soportar un buen porcentaje de tu peso.

Para ello no te olvides de que una de las mejores posturas para preservar la salud de tu espalda y conseguir que esté recta pasa por:

  • Tener la columna curvada ligeramente hacia adentro a la altura de la espalda baja.
  • A su vez, debe estar un poco hacia afuera en la espalda alta.
  • Debe quedar un poco hacia adentro de nuevo a la altura del cuello.

3. Revisa que tienes la postura correcta

mala postura

Con el paso de las horas, sobre todo si se está trabajando, se acaba adoptando una postura poco recomendable para tu espalda.

No te olvides de revisar si lo estás haciendo bien porque es algo que tu espalda agradecerá infinitamente.

Para ello tendrás que comprobar que tienes el pecho erguido y elevado, que la cabeza está elevada y centrada sobre tu torso y que tus hombros están en una posición cómoda.

Si es así, enhorabuena, lo estás haciendo bien.

4. Aprende a sentarte en la silla

Mala postura

Si trabajas sentado y puedes tú mismo elegir el tipo de silla que utilizas, opta por un modelo ergonómico que soporte tu peso y se ajuste a tu altura.

En el caso de que no puedas seleccionar tú el modelo no te olvides de usar una almohadilla para soporte lumbar.

Recuerda que una postura correcta cuando estamos sentados pasa por alinear tu espalda con el respaldo de la silla.

Esto te ayudará a evitar encorvarte o inclinarte hacia adelante, algo que podría pasar después de estar sentado por largo tiempo en tu escritorio.

En cuanto a los pies, tampoco debes olvidar la postura que estos deben tener.

Recuerda que es clave que mantengas ambos pies sobre el suelo o el reposapies.

Ajusta tu silla y tu posición para que tus brazos estén flexionados entre 75 y 90 grados.

Si están más rectos, estás muy lejos hacia atrás, y si están a más de 90 grados, querrá decir que estás sentado muy cerca o muy encorvado.

En cualquiera de los casos tu espalda sufrirá más de la cuenta y durante muchas horas, lo que te provocará dolor.

Visita este artículo: Cuidado: una postura incorrecta agrava las migrañas y cervicalgias

5. Levántate

Mujer de espaldas con brazos levantados

No es bueno para tu espalda que estés muchas horas sentado, algo que ocurre si trabajas en esta posición.

Cada dos o tres horas necesitas ponerte de pie y caminar, y es que debes recordar que tu cuerpo no está pensado para que esté sentado muchas horas seguidas.

En un estudio llevado a cabo en la Universidad de Sidney (Australia) se encontró que permanecer sentado por periodos prolongados es un factor de riesgo que puede derivar en una muerte más temprana.

Al final se traduce en ser sedentario.