5 formas de motivarte cuando te sientes desmotivado

Brunilda Zuñiga 19 diciembre, 2016
Para motivarte en esos días que no tienes ganas de nada es buena idea que lleves una lista con todas aquellas metas que ya has conseguido y que te ayudan a seguir adelante

La desmotivación es un estado de ánimo por el cual todos pasamos. Es muy fácil encontrarnos en esta situación cuando nos sentimos solos, desanimados y creemos todo lo negativo que puedan decir de nosotros.

Todos hemos lidiado con estas situaciones y es muy normal, no te sientas mal por ello.

Lo importante es que si te sientes así, lo reconozcas y puedas atajar el problema para no quedarte en ese momento.

Por ello te daremos unas formas que te ayudarán a motivarte en esos momentos grises.

1. Evita la especulación y enfócate en los hechos

libertad-para-pensar

Cuando estamos desmotivados es sumamente sencillo ver todo en tonos grises y negros.

Por ello es importante entender que estamos pasando por esta situación, para así no especular y ver lo hechos como son realmente.

  • Si te encuentras desmotivado por tu relación en pareja evita mirar los aspectos especulativos y céntrate en los hechos.

Es decir, si sabes que de hecho amas a tu pareja, notarás que ese problema que te desanima tiene solución y te estarás alejando de la zona gris.

  • Cuando esto pase empezarás a ver el problema cada vez más pequeño y te animará saber que tiene una solución.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo mantener la ilusión con tu pareja

2. Entiende que eres humano

Muchas veces pensamos que, por equivocarnos en una ocasión, todo va salir mal. Pues déjanos decirte que no es así. Eres humano, por lo que debes darte la oportunidad de errar.

Además, ¿cómo vas a aprender sin equivocarte?

Los errores son lecciones disfrazadas, así que debes verlas con objetividad, aprender la lección y listo.

  • Cuando sientas que estás desanimado por equivocarte, voltéate y mira todo el camino que has recorrido para llegar adonde estás.

De esta manera volverás a la zona de la batalla para seguir avanzado en tus metas.

  • Por un momento deja de exigirte todo aquello que crees necesario para ser más feliz, más guapa, más exitosa o lo que sea que busques.

Si lo que causa tu desmotivación es algún error que consideras muy grande, date tiempo para razonarlo. Luego, continúa.

3. Date una dosis diaria de motivación

escena-simbólica-mujer-ante-sun-espejo

Es imposible estar las 24 horas del día motivados, pero sí es posible motivarte todos los días. Un buen punto de partida es hacer una lista todas las mañanas de las cosas que has logrado.

No todos los días querrás hacerlo y es ahí donde debes poner más empeño.

Normalmente en los mejores días la lista se te hará superfácil. Incluso, te faltará papel y deberás dosificar un poco para no saturar tu mente.

En los días en lo que no se te ocurran cosas por la que sentirte motivado es cuando más lo necesitarás. Oblígate a trabajar esta lista en esos días.

Cuando la finalices podrás ver todo lo que has hecho y te sentirás inspirado.

Si en algún momento sientes que no hay nada que agradecer o por lo que sentirte bien, revisa las notas de los días anteriores.

Tal vez justo lo que crees que te falta está ahí escondido esperando a que lo veas.

4. Toma un respiro

Muchas veces la desmotivación llega cuando estamos saturados de información o no logramos avanzar y necesitamos un respiro de nuestro día a día.

Tomar un descanso de lo que sea que te tenga desmotivado no está mal; de hecho, es sumamente necesario.

Esto no significa que esas cosas que nos desmotiva nos vuelve infelices. Tampoco significa que lo que creíamos importante nos ha dejado de gustar, es solo que necesitamos un respiro.

Cuando te sientas así, toma una caminata, ve una película, lee un buen libro o historieta. Haz lo que sea, incluso lo opuesto a eso que ahora te desmotiva.

Esto te ayudará a recargar baterías y, cuando vuelvas, verás todo nuevamente de manera fresca, divertida y, sin darte cuenta, habrás logrado motivarte.

5. Reconoce que necesitas ayudaamigos escuchando música

Si bien es bueno que tú mismo sepas cómo lograr motivarte y que debes saber cómo animarte, también es muy cierto que muchas veces no lo logramos solos.

La razón de esto es tan simple que no parece real, y es que nuestra mente es tan astuta que hay veces que reconoce que la quieres motivar  y crea barreras que te lo impiden.

A diferencia de la depresión, donde puede ser necesaria la consulta con un psicólogo, la falta de motivación puede combatirse con los amigos, la pareja y la familia.

No tengas miedo de pedir esta ayuda. Te sorprenderá descubrir que hay un buen número de personas dispuestas a ayudarte.

Ver también: Los amigos te ayudan a sobrellevar el dolor

Aprende a motivarte

No todas las personas somos iguales, por lo que no existe una fórmula matemática exacta para motivarte. Por eso, debes procurar conocerte tanto como sea posible.

Toma el tiempo de entender qué te mueve, qué te asusta, adónde quieres llegar y cómo. La respuesta a estas preguntas te dará las claves para enfrentar los momentos en que debes motivarte.

Recuerda que, aunque la desmotivación forma parte del proceso de aprendizaje, no debe perdurar. No te permitas quedarte congelado en esta emoción.

Ten presente que debes amarte y respetarte. Debes ser tu mayor admirador y tu mejor motivador.

Te puede gustar