5 formas de motivarte cuando te sientes desmotivado

Okairy Zuñiga·
18 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
19 Febrero, 2019
Para motivarte en esos días que no tienes ganas de nada, es buena idea que lleves una lista con todas aquellas metas que ya has conseguido y que te ayudan a seguir adelante. Te contamos otras técnicas que pueden ser de ayuda.

La desmotivación es un estado de ánimo por el que todas las personas pasan. Es muy fácil encontrarse en esta situación cuando uno se siente solo, desanimado y cree todo lo negativo que puedan decir los demás. Se trata de una cuestión bastante normal, así que no te sientas mal por ello. Si necesitas saber cómo motivarte, aquí van algunos consejos.

Ante estos sentimientos, es importante reconocerlos y atajar el problema para no quedarse en ese momento. Como señalan diversas publicaciones académicas, se trata de un proceso «autoenergético», es decir que tiene un componente individual marcado. 

Por tal motivo, cada persona puede tener su propia estrategia para motivarse, y no hay una fórmula universal que funcione para todos. A continuación, te presentamos algunas de las más reconocidas.  

1. Evita la especulación y enfócate en los hechos

libertad-para-pensar

Cuando estás desmotivado, es sumamente sencillo ver todo en tonos grises y negros. Por ello, es importante entender que estás pasando por esta situación, para así no especular y ver los hechos como son realmente.

  • Si te encuentras desmotivado por tu relación en pareja, evita hacer conjeturas y céntrate en los hechos. Es decir, si sabes que amas a tu pareja, notarás que ese problema que te desanima tiene solución y te estarás alejando de la zona gris.
  • Cuando esto pase, empezarás a ver el problema cada vez más pequeño y te animará saber que tiene una solución.

Te puede interesar: Cómo mantener la ilusión con tu pareja

2. Entiende que eres humano

Es común pensar que, por una equivocación, todo va salir mal. Pues déjanos decirte que no es así. Eres humano, por lo que debes darte la oportunidad de errar.  

Además, ¿cómo vas a aprender sin equivocarte? Los errores son lecciones disfrazadas, así que debes verlas con objetividad, aprender la lección y listo.

  • Cuando sientas que estás desanimado por equivocarte, voltéate y mira todo el camino que has recorrido para llegar adonde estásDe esta manera, volverás a la zona de la batalla para seguir avanzado en tus metas.
  • Por un momento, deja de exigirte todo aquello que crees necesario para ser más feliz, más guapa, más exitosa o lo que sea que busques. Si lo que causa tu desmotivación es algún error que consideras muy grande, date tiempo para razonarlo; luego, continúa.

3. Date una dosis diaria de motivación

Mujer ante un espejo

Es imposible estar las 24 horas del día motivado, pero sí es posible motivarte todos los días. Un buen punto de partida es hacer una lista todas las mañanas de las cosas que has logrado. No todos los días querrás hacerlo, y es ahí cuando debes poner más empeño.

Normalmente, en los mejores días la lista se te hará superfácil. Incluso te faltará papel y deberás dosificar un poco para no saturar tu mente. En los días en lo que no se te ocurran cosas por las que sentirte motivado es cuando más lo necesitarás. Oblígate a trabajar esta lista en esos días.

Cuando la finalices, podrás ver todo lo que has hecho y te sentirás inspirado. Si en algún momento sientes que no hay nada que agradecer o por lo que sentirte bien, revisa las notas de los días anterioresTal vez justo lo que crees que te falta está ahí escondido, esperando a que lo veas.

4. Toma un respiro para motivarte

Muchas veces la desmotivación llega cuando estás saturado de información o no logras avanzar y necesitas un respiro del día a día. Tomar un descanso de lo que sea que te tenga desmotivado no está mal; de hecho, es sumamente necesario.

Esto no significa que esas cosas que te desmotivan te vuelvan infeliz; tampoco significa que lo que creías importante te ha dejado de gustar; es solo que necesitas un respiro. Cuando te sientas así, toma una caminata, ve una película o lee un buen libro. Haz lo que sea, incluso lo opuesto a eso que ahora te desmotiva.

Esto te ayudará a recargar baterías y, cuando vuelvas, verás todo nuevamente de manera fresca, divertida y, sin darte cuenta, habrás logrado motivarte.

5. Reconoce que necesitas ayuda

Psicólogo agresión sexual

Si bien es bueno que tú mismo sepas cómo lograr motivarte y que debes saber cómo animarte, también es muy cierto que muchas veces no es posible lograrlo solo. La razón de esto es tan simple que no parece real, y es que la mente es tan astuta que hay veces que reconoce que la quieres motivar y crea barreras que te lo impiden.

A diferencia de la depresión, ante la que es necesaria la consulta con un psicólogo, la falta de motivación puede combatirse con los amigos, la pareja y la familia. No tengas miedo de pedir ayuda; te sorprenderá descubrir que hay un buen número de personas dispuestas a ayudarte.

Lee también: Los amigos te ayudan a sobrellevar el dolor

Aprende a motivarte

No todas las personas somos iguales, por lo que no existe una fórmula matemática exacta para motivarte. Por eso, debes procurar conocerte tanto como sea posible.  

Toma el tiempo de entender qué te mueve, qué te asusta, adónde quieres llegar y cómo. La respuesta a estas preguntas te dará las claves para enfrentar los momentos en los que debes motivarte.

Recuerda que, aunque la desmotivación forma parte del proceso de aprendizaje, no debe perdurar. No te permitas quedarte congelado en esta emoción; ten presente que debes amarte y respetarte. Debes ser tu mayor admirador y tu mejor motivador.

  • Herrera Soria, José, & Zamora Guevara, Noemi. (2014). ¿Sabemos realmente que es la motivación?. Correo Científico Médico, 18(1), 126-128. http://www.revcocmed.sld.cu/index.php/cocmed/article/view/1168/473
  • Varela Ruiz, Margarita, Vives Varela, Tania, & Fortoul van der Goes, Teresa I. (2012). La motivación: elemento indispensable en la formación de los médicos. Revista de la Facultad de Medicina (México), 55(1), 43-51. http://www.scielo.org.mx/pdf/facmed/v55n1/v55n1a9.pdf
  • Zubiri Sáenz, F.. (2013). Satisfacción y motivación profesional. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 36(2), 193-196. https://dx.doi.org/10.4321/S1137-66272013000200002">https://dx.doi.org/10.4321/S1137-66272013000200002</a>