5 formas de preparar licuados con espinacas para bajar de peso

Katherine Flórez · 25 marzo, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 13 mayo, 2019
Los licuados con espinacas son muy fáciles de preparar en casa, con distintos ingredientes. Al ser ricos en fibra, se considera que pueden contribuir con la pérdida de peso.

En vista de que se ha comprobado que el sobrepeso y la obesidad son dos de las principales causas de afecciones cardiacas, problemas circulatorios y diabetes, bajar de peso de forma saludable se ha convertido en uno de los principales objetivos de muchas personas alrededor de todo el mundo. Para conseguirlo, buscan apoyarse en diversas dietas, además del consumo de bebidas y preparaciones en concreto, como los licuados con espinacas.

Sin embargo, está claro que no es el consumo de un determinado tipo de bebida lo que favorece la pérdida de peso, sino la suma de los buenos hábitos de vida. 

¿Por qué las espinacas ayudarían a bajar de peso?

Dentro de una dieta equilibrada, que tenga en cuenta las necesidades del organismo, es posible consumir licuados, a modo de complemento. Llegado a este punto, es posible que muchos se pregunten: ¿y por qué elegir un licuado de espinacas?

Antes de conocer en detalle las recetas para preparar distintos licuados caseros, es primordial tener en cuenta por qué esta verdura puede ser beneficiosa para quienes están tratando de bajar de peso.

Las espinacas son ricas en fibra, por ende, apoyan la digestión y el tránsito intestinal. Y según datos de la Fundación Española de la Nutrición, aportan proteínas, hierro, potasio, vitamina C, A, E y betacarotenos, además de folatos y fibra.

Se estima que está compuesta entre un 93 % y 95 % por agua, que hace que sea una verdura rica en fibra.

1. Licuados con espinacas, piña y mango

Licuado de espinaca con piña y mango

Ingredientes

  • ½ aguacate.
  • 1 mango maduro.
  • 3 rodajas de piña.
  • 2 bananas maduras.
  • 2 tazas de espinaca (60 g).
  • ½ taza de agua de coco (125 ml).

Preparación

  • Primero, trocea el mango maduro y las rodajas de piña.
  • A continuación, lava bien las espinacas y corta en varias partes la banana.
  • Luego, lleva todo a la licuadora e incorpora la pulpa de medio aguacate y el agua de coco.
  • A continuación, procesa todo por unos instantes hasta conseguir una mezcla homogénea. Ya puedes servirlo.
  • Finalmente, toma esta bebida en el desayuno.

2. Licuados con espinacas, naranja y kiwi

Ingredientes

  • 1 taza de espinacas (30 g).
  • 2 naranjas.
  • 3 kiwis.
  • ½ vaso de agua (100 ml).

Preparación

  • Primero, pela la manzana y el kiwi y córtalos en trozos.
  • Después, ponlos en la licuadora y agrega la taza de espinacas, previamente lavadas.
  • Posteriormente, incorpora medio vaso de agua para facilitar el licuado y procesa.
  • Finalmente. sírvelo de inmediato y consúmelo.

3. Licuados con espinacas, durazno y banana

Licuado de espinaca con durazno y banana

Ingredientes

  • 1 banana.
  • 2 duraznos.
  • 1 taza de espinacas (30 g).
  • 2 cucharadas de jugo de naranja (20 ml).
  • ½ taza de leche de almendras (125 ml).

Preparación

  • Primero, corta los duraznos y la banana en varios trozos.
  • Agrégalos a la licuadora, junto con las espinacas.
  • A continuación, añade el zumo de naranja y la leche de almendras.
  • Finalmente, bate todo por unos instantes y sírvelo cuando quede homogéneo.

4. Licuado con espinacas, melón y yogur

Ingredientes

  • 1 taza de col (50 g).
  • 1 taza de espinaca (30 g).
  • ½ taza de yogur natural (120 g).
  • ½ taza de melón dulce (90 g).
  • 1 o 2 cucharadas de agua de coco (10 o 20 ml).

Preparación

  • Primero, introduce todos los ingredientes en la licuadora y bátelos por unos instantes.
  • Después, tras conseguir una bebida cremosa, consúmelo.
  • Además, puedes ingerirlo como parte del desayuno, o bien, en la merienda.

5. Licuado con espinacas y manzana

Licuado de espinacas con manzana y brócoli

Ingredientes

  • 1 manzana.
  • El zumo de un limón.
  • 1 taza de espinacas (30 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • Opcional: una pizca de canela y jengibre.

Preparación

  • Primero, trocea la manzana y licúala con las espinacas, el brócoli y el zumo de limón.
  • Después, agrégale agua para hacerlo más líquido, y consúmelo recién hecho.
  • Bebe con moderación como parte del desayuno o una merienda.

Descubre: ¿Es peligroso bajar de peso demasiado rápido?

Nota final

El consumo de estos licuados de espinacas no debe constituir la única fuente de alimento en una comida. Por tanto, solo sería recomendable consumirlos como complemento a un desayuno, almuerzo o merienda. 

Para mantener una buena hidratación a la par que llevamos una dieta para bajar de peso, es recomendable darle prioridad al consumo de agua. Y en lo que respecta a la ingesta de vegetales, lo más recomendable es mantener la variedad, ya que las espinacas, por sí solas, no pueden brindar al organismo todo lo que necesita para funcionar correctamente.

Finalmente, te recomendamos que evites añadir azúcar y otros endulzantes a tus licuados con espinacas, para aprovechar el aporte de sus ingredientes y así también evitar sobrepasar el límite de azúcar diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

  • Moser B, et al., “Impact of spinach consumption on DNA stability in peripheral lymphocytes and on biochemical blood parameters: results of a human intervention trial”, Eur J Nutr. 2011 Oct;50(7):587-94.