5 formas de saber si tienes la ciática

10 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Dado que algunos síntomas coinciden con otras dolencias pasajeras, es conveniente que te realices un chequeo médico para verificar si tienes ciática y obtener un tratamiento adecuado.

Cuando tienes dolor de espalda y este te está molestando bastante en tu rutina, quizás te preguntes qué es lo que tienes y cómo se llama: ¿lumbago, ciática? Y luego, es posible que te preguntes cómo se diferencia uno del otro y cómo tratarlos correctamente.

Si bien la visita al médico en esos casos será indispensable para poder determinar la causa del problema y así conocer qué es lo que tienes exactamente, a continuación te comentaremos algunas formas de saber si tienes ciática. De esta manera, podrás comentarle a tu médico con mayor precisión qué es lo que te está aquejando y cómo te ha afectado.

¿Qué es la ciática?

La ciática es un tipo de dolor que puede irradiarse a lo largo del nervio ciático hasta el pie. Suele afectar un solo lado del cuerpo y de acuerdo con los datos proporcionados por el Manual Merck, «la ciática se produce en aproximadamente el 5 % de las personas que padecen dolor de espalda». 

No siempre se logra determinar la causa exacta. Sin embargo, hay casos en los que, al hacer una evaluación, queda en evidencia de que la causa es una hernia de disco o una inflamación por esguince ligamentario, por ejemplo.

La ciática es el nervio que va desde la espina dorsal hasta el pie. Cuando es apretado, se produce la ciática (es decir, el dolor). Esto ocurre porque su función se altera. Es entonces cuando percibes dolor, debilidad y sensación de hormigueo.

Síntomas asociados

  • Sensación de hormigueo.
  • Entumecimiento (en la pierna o solo en el pie).
  • Dolor (persistente o súbito al realizar ciertos movimientos).
    • El dolor puede empeorar al sentarse, caminar, correr, subir escaleras, estirar las piernas, toser o estornudar, hacer algún tipo de esfuerzo, etc.

Por lo tanto, si sientes un dolor que va desde tu espalda hasta una de tus piernas y además notas entumecimiento u hormigueo, así como las molestias, puede que la cuestión no sea un calambre, sino ciática.

Veamos a continuación otros síntomas que pueden indicarte que, quizás, tu problema es la ciática.

Rodillas débiles

rodillas debiles

Cuando la rodilla de la pierna afectada presenta debilidad, es posible que el problema sea la ciática.

Cabe destacar que cuando el dolor afecta ambas piernas, es necesario buscar ayuda médica de inmediato. Puede que sea necesario recurrir a la cirugía con carácter de urgencia.

Ya no puedes correr

En los atletas es difícil detectar si el dolor en una pierna es síntoma de ciática. Esto se debe a que la ciática y el síndrome piriforme presentan casi los mismos síntomas. No obstante, el segundo es más común que el primero.

Además, ambos presentan hormigueo, dolor y entumecimiento que se extiende por la pierna. También podrías estar padeciendo otra enfermedad por lo que es recomendable acudir inmediatamente al médico para una evaluación. Hacer caso omiso de las advertencias que te envía tu cuerpo podría empeorar la situación.

Aunque existe la idea de que los deportistas son personas muy sanas, nunca debes pasar por alto cualquier dolor o incomodidad.

Sientes dolor

Dolor-de-ciatica

Tanto el dolor persistente que va desde la zona de la espalda hacia la pierna como el dolor súbito en esa misma zona al realizar distinta actividades puede indicar que se sufre de ciática.

Al acudir a tu médico debes hablarle claro. Ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No le indiques solamente que sientes dolor, especifica desde qué punto lo experimentas, cómo te ha afectado en distintas actividades, si es súbito o no, hace cuánto lo sientes, etc.
  • Debes localizar con un dedo el punto donde inicia el dolor.
  • Especifica si el dolor es localizado o si abarca toda la pierna.
  • También debes aclarar si te duele solo una o ambas piernas.

El dolor se puede tratar de muchas cosas y no necesariamente tiene por qué ser ciática. Por ello es importante brindar la mayor cantidad de detalles posible al médico.

El doctor Jacob Teitelbaum (autor de obras como «Real Cause, Real Cure: The 9 root causes of the most common health problems and how to solve them» [Causa real, cura real: Los 9 orígenes de los problemas de salud más comunes y cómo curarlos]) comenta algunas técnicas claves para determinar si tienes ciática:

  • Utiliza el pulgar y empuja los dedos sobre los músculos de la espalda inferior.
  • Trata de encontrar los puntos que causan el dolor.
  • Si el dolor se siente como un pequeño empujón que llega hasta los pies, es muy probable que se trate de ciática.

Ante estos síntomas intenta pasar esta prueba

Lo que tienes que hacer es acostarte y estirar los pies. Con la ayuda de otra persona, levanta la pierna, extendida, entre 30 y 70 grados. Tu acompañante es quien debe levantar tu pierna, pues él será tu examinador.

Si tras realizar esta prueba sientes dolor en toda la pierna, detrás de la rodilla y hasta los dedos del pie significa que muy probablemente tienes ciática.

Nuestra recomendación es que acudas a un especialista en terapia física o a un médico para que sea él quien realice esta prueba. Ten en cuenta que realizar los movimientos de forma brusca o incorrecta puede agravar o empeorar los síntomas.

Algo más está ocurriendo

dolor en columna vertebral

Aparte del dolor en la espalda, rodilla y pierna puedes saber que tienes ciática si has notado que hay algo distinto en tu organismo. Quizá el intestino y la vejiga están perdiendo todo el control de sus movimientos. Según los médicos, esto podría tratarse de una emergencia quirúrgica.

El portavoz de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, Alan Hilibrand, afirma que esta situación no es común. Si sientes que la columna vertebral ejerce mucha presión sobre el nervio puede afectar a la vejiga y el intestino consulta con tu médico, ya que estos daños se pueden tornar permanentes.

La buena noticia: la ciática desaparece

La buena noticia de la ciática es que desaparece por sí sola en el 80 % de los casos. Aún no se ha determinado si es que el disco se ha movido nuevamente a su lugar o si ya el nervio no siente molestia.

Lo que puedes hacer durante este tiempo es hacer que la ciática no te incomode tanto tomando antiinflamatorios y realizando la terapia física que te indique el médico.

No obstante, los síntomas probablemente duren más de 3 meses. En todo caso, siempre es importante que acudas al médico y sigas puntualmente todas sus recomendaciones.

Ten en cuenta que la fisioterapia suele ser de ayuda en muchos casos.