5 frases de crecimiento personal que debes aplicar en tu día a día - Mejor con Salud

5 frases de crecimiento personal que debes aplicar en tu día a día

Crecimiento personal. En esta dimensión vital para el ser humano se concentra nuestro proyecto de vida, nuestros sueños, aquello que queremos alcanzar o que aspiramos ser. Las personas crecemos día a día a base de éxitos, pero también de fracasos, y de todo hemos de obtener un aprendizaje.

Ahora bien, en ocasiones, tenemos la sensación de que cada cosa que hay a nuestro alrededor son muros o alambres con espinos que nos impiden poder avanzar, poder crecer interiormente con salud y con seguridad emocional. Hay momentos en nuestra vida en que no es fácil seguir creciendo, ya sea por determinadas relaciones tóxicas o porque no estamos gestionando adecuadamente nuestras emociones.

Es importante que tengas en cuenta estas frases para encontrarte mejor. Para vivir con equilibrio y potenciar nuestro crecimiento personal. Piensa en ellas y ponlas en práctica.

1. No voy a permitir que me corten las alas

¿Cuáles son tus valores? ¿Qué sueños son los que siempre te han definido? En ocasiones, y sin que nos demos cuenta, llega un día en que se vulnera todo aquello en lo que crees. Ya sea por la influencia de otras personas o porque has entrado en un ritmo de vida en el que ya no tienes tiempo para nada, te das cuenta de que apenas te reconoces a ti misma.

¿Qué está ocurriendo?

  • Son los demás los que marcan lo que debes hacer en cada momento, lo que se espera de ti. Hay veces en las que nuestras parejas o incluso nuestros familiares son quienes nos “cortan las alas” de nuestro crecimiento personal. No lo permitas.
  • En otras ocasiones, caes en un ritmo de vida lleno de presiones donde apenas te queda tiempo para ti misma. Todo son obligaciones, presiones, estrés… Caes en un círculo del que no sabes cómo salir. ¿Cómo crecer personalmente en medio de estas presiones? Tenlo en cuenta.

2. Los errores son necesarios para crecer personalmente

Ser.feliz.000 (1)

¿Qué sería de nosotros si no cometiéramos errores? Posiblemente seríamos robots, máquinas sin emociones que carecen de oportunidades de aprendizaje y que, simplemente, responden de acuerdo a la programación que han recibido.

Tú no eres una máquina ni eres perfecta, y eso es bueno. Debemos darnos la oportunidad de cometer errores, de iniciar proyectos que no tienen éxito, de vivir relaciones que no terminan bien… Porque todo ello te enseñará infinidad de cosas para mejorar y crecer personalmente, para poder tener segundas oportunidades donde, esta vez, tener éxito.

No te hundas ante un fracaso: asúmelo, entiéndelo y, después, deja ir el sufrimiento para quedarte con el aprendizaje.

3. Voy a vivir con armonía

img_como_despertar_feliz_por_la_manana_23429_orig

Puede que esta frase te parezca algo indefinida. ¿Qué entendemos por “vivir con armonía”? Toma nota de cada aspecto, seguro que lo entiendes de inmediato:

  • Las personas debemos actuar de acuerdo a nuestras creencias, valores y sentimientos. Si alguien te obliga a hacer algo que no deseas, irá en contra del principio de vivir con armonía.
  • Armoniza tu cuerpo con tus emociones. Si sientes rabia, grita. Si te sientes lastimada, llora. Es decir, hay personas que esconden sus emociones fingiendo que no les pasa nada, que todo está bien. Todo ello, a largo plazo, ocasiona graves problemas emocionales y de salud. Actúa siempre con armonía según tus sentimientos.

4. Voy a escucharme cada día

Mujer_feliz

Seguro que estás acostumbrada a escuchar cada día los problemas de los demás. Personas que siempre hablan en primera persona, sin preguntarte cómo te encuentras hoy, o qué preocupaciones tienes en mente. Fija un límite y no te centres siempre en los demás.

Tú eres la protagonista de tu vida y también debes saber escucharte. Y cuidado, no se trata solo de atender tu cuerpo, de buscar un analgésico para ese dolor de cabeza, o de tomarnos una ducha para aliviar el cansancio. Debes saber escuchar tus pensamientos y tus necesidades, esa voz interior a la que, en ocasiones, olvidamos atender.

5. Voy a vivir cada día con ilusión

felicidad

Cada día es único y especial. ¿Por qué perderlo con preocupaciones o miedos? No lo permitas. No dejes que otros pongan muros a tu felicidad ni que te quiten tus energías con su egoísmo o su negativismo, porque eso no es tener calidad de vida.

Todos somos conscientes de que, en esta vida, tenemos obligaciones y responsabilidades, pero deben formar parte de un conjunto con el cual tú te sientas feliz. “Yo voy a trabajar porque me siento realizada con mi profesión, porque me permite tener independencia y cuidar de mi familia”. “Yo sigo con mi pareja porque nos hacemos felices, porque la vida es más plena con la ilusión que me aporta”.

Piensa en todo lo que tienes hoy en día e ilusiónate por cada cosa, por cada proyecto, por cada paso que das cada jornada. Ahora bien, si tus días no tienen ya la misma ilusión, averigua qué ocurre y pon solución en la medida que te sea posible. Porque una vida sin ilusiones no tiene sentido y es, sin duda, el peor enemigo para nuestro crecimiento personal.