5 frutas poco recomendadas en la dieta para diabéticos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 22 noviembre, 2018
Algunas frutas contienen demasiados azúcares cuando alcanzan su grado más alto de madurez. Por lo tanto, es conveniente evitarlas en la dieta para diabéticos y remplazarlas por opciones de bajo índice glucémico.

Las frutas son alimentos imprescindibles en cualquier plan de alimentación saludable. Sin embargo, hay algunas variedades que son mejor evitar dentro de una dieta para diabéticos. ¿Por qué razón?

Aunque todas brindan aportes significativos de vitaminas y minerales, una mínima parte cuenta con un elevado aporte de azúcares naturales y carbohidratos que dificultan la regulación de la glucosa en la sangre. Si bien su consumo ocasional no suele generar mayor inconveniente, lo mejor es tratar de remplazarlas por otras opciones que brinden beneficios contra la enfermedad diabética.

Frutas que se deben evitar en una dieta para diabéticos

Todos los pacientes con niveles altos de azúcar en la sangre deben modificar sus hábitos alimentarios como medida principal para el tratamiento. Debido a esto, es conveniente conocer las frutas no recomendadas en una dieta para diabéticos.

Es cierto que cada plan de alimentación debe contar con el aval de un profesional sanitario. No obstante, hay generalidades que todos pueden aplicar para contribuir al control de esta condición.

El tema de consumo de frutas en pacientes diabéticos sigue generando controversias. Mientras que muchos pueden considerar que es inofensivo, otros coinciden en que las más dulces pueden ser perjudiciales.

Lo cierto de esto es que se aconseja elegir las de bajo aporte glucémico, es decir, que contienen pocos azúcares y carbohidratos. Así, al bajar la “carga” del organismo, es más fácil restablecer la glucosa a niveles estables. Veamos a continuación las frutas “prohibidas”.

Leer también: 6 cereales integrales que no deberían faltar en tu dieta

1. Banana

La banana es una de las frutas que se deben moderar o limitar dentro de una dieta para diabéticos. Su índice glucémico es superior al de otras frutas, aunque no lo suficientemente alto para empeorar el problema.

Por otro lado, sus niveles de azúcar varían de acuerdo al grado de madurez, por lo que conviene comerlas cuando apenas se empiezan a madurar. Esto se debe a que los almidones se van transformando en azúcar a medida que se maduran.

2. Mango

Como ocurre con otras frutas poco recomendadas en la dieta para diabéticos, el mango aporta azúcares innecesarios que dificultan el control del problema. Sin embargo, se puede consumir de vez en cuando sin ningún problema para estos pacientes.

Aunque en la diabetes tipo 2 no supone riesgos, es mejor evitarlo en casos de diabetes gestacional. Dado que esta condición solo se da en los meses de embarazo, siendo arriesgado para el feto, es mejor procurar no consumirlo.

3. Uvas pasas

Las opiniones sobre el consumo de uvas pasas en pacientes diabéticos están divididas. Mientras que algunos médicos sugieren eliminarlas por completo de la dieta, otros creen que faltan evidencias para determinar si en verdad causan algún impacto negativo.

Pasas negras.

En cualquier caso, la recomendación general es limitar al máximo su ingesta, pues son una fuente de fructosa y glucosa. Como muchos lo saben, un exceso de estas sustancias puede influir en los picos altos de azúcar en la sangre.

4. Piña

La piña es una de las frutas tropicales que adquieren un delicioso sabor dulce cuando alcanzan su grado más alto de madurez. Si bien contiene muchos nutrientes que benefician la salud, es mejor minimizar su consumo cuando se trata de controlar la diabetes.

Dado que su índice glucémico tiende a ser alto, las porciones que se toman de manera ocasional no deben superar los 100 gramos. De hecho, lo ideal es acompañarla con un alimento con proteínas como el yogur griego.

5. Cerezas

No es que las cerezas sean dañinas para los enfermos de diabetes. El problema es en que suelen venderse en frascos con almíbar que, por supuesto, representan un riesgo para la salud.

Comer una pequeña porción de cerezas naturales le aporta nutrientes y antioxidantes al organismo. Sin embargo, cuando se comen de las que vienen en frascos, la glucosa se eleva e interfiere en el control de los diabéticos.

Consejos para comer frutas en la dieta para diabéticos

Casi todas las frutas se pueden incluir en una dieta para diabéticos sin que haya ningún tipo de riesgo. La clave para que no dejen de ser un alimento saludable es cuidar las porciones y combinarlas con otros ingredientes de bajo índice glucémico.

Bol con variedad de frutas.

¿Cómo comer frutas de forma más segura? El tema puede causar un poco de dudas. Por esto, a continuación recopilamos algunas recomendaciones para que no haya más temor en comerlas.

  • Es mejor consumir la fruta sola, a media mañana o en la tarde.
  • Comprar frutas de un tamaño pequeño.
  • Evitar las frutas desecadas o en almíbar.
  • Si las frutas son de conserva, que sean en su propio jugo.
  • Siempre es mejor comer una pieza de fruta entera que un zumo. Sin embargo, un zumo es mejor que cualquier otro refresco.
  • No eliminar la totalidad de frutas de la dieta.
  • Una forma simple de medir las porciones es que no sobrepasen la palma de la mano.

Debes leer: Alimentos para controlar tus niveles de glucosa

En conclusión

Debido a su índice glucémico alto, algunas frutas no deberían consumirse con mucha frecuencia en una dieta para diabéticos. A pesar de esto, ingerirlas de forma ocasional no suele representar un problema. Lo mejor es tratar de elegir las que benefician el control de la glucosa.

  • American Diabetes Association (ADA). (2016). 2. Classification and diagnosis of diabetes. Diabetes Care. https://doi.org/10.2337/dc16-S005
  • Smith, P. (2003). Diabetes. BMJ. https://doi.org/10.1136/bmj.326.7402.1325
  • World Health Organization. (2016). Global Report on Diabetes. World Helath Organisation Global report on diabetes. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0127954