5 grandes y curiosas razones para consumir chocolate negro

Además de favorecer la producción de endorfinas, consumir chocolate negro nos puede ayudar a mejorar nuestra salud cardiovascular, siempre que optemos por sus versiones más puras

El origen del chocolate se remonta, hasta donde se conoce, a casi 4000 años de antigüedad en Centroamérica. Ya los mayas lo tomaban, incluso en sus rituales, como bebida sagrada.

El cultivo y domesticación de la planta del cacao, de la cual se extrae el chocolate negro y otras variedades, fue adquiriendo una importancia significativa. Así, con el tiempo se revalorizó por su carácter espiritual, medicinal, político y económico. 

En este artículo te presentamos 5 grandes y curiosas razones para consumir chocolate negro cada día. Este alimento ancestral, irresistible y delicioso es un remedio natural para algunos trastornos. Además de ser un gran antioxidante, también mejora la salud cardiovascular y regula el intestino. 

Chocolate negro y cacao

Para empezar, debemos aclarar que, en este artículo, nos referimos solamente a los beneficios del chocolate negro. Este alimento tiene propiedades medicinales gracias a su alto contenido en cacao, que es el componente curativo de este producto. Descartamos, por lo tanto, el chocolate con leche y otras variedades menos saludables.

Recomendamos elegir un chocolate negro que tenga, por lo menos, el 70 % de cacao. También podemos usar el cacao puro para cocinar todo tipo de bebidas y recetas. De este modo, evitaremos otros ingredientes más dañinos como las grasas de la leche o el azúcar.

Te recomendamos leer: Los beneficios del cacao en nuestro sistema inmunitario

Razones para comerlo 

1. Un potente antioxidante

Cacao.

Con las semillas del árbol del cacao o cacaotero se elabora el chocolate amargo. Este tiene más capacidad antioxidante que, incluso, las frutas.

También las propias semillas del cacao y el chocolate a la taza contienen una gran acumulación de polifenoles, que son antioxidantes naturales. No en vano, a la semilla del cacao se la denomina superalimento por su composición nutritiva.

Cabe destacar que, en el caso del chocolate cocinado, al ser calentado pierde algunos de sus nutrientes. Este método de elaboración le hace perder cierto grado de su capacidad antioxidante.

Cuando el chocolate tiene un alto contenido de cacao, además de una delicia gastronómica es también un remedio para prevenir el envejecimiento. 

2. Mejora la salud cardiovascular

Un consumo moderado y habitual de chocolate negro nos ayuda a prevenir los trastornos cardiovasculares más frecuentes: el colesterol, la hipertensión y la diabetes de tipo 2. No obstante, otros tipos de chocolate causan el efecto contrario en nuestro organismo. 

De este modo, el chocolate negro nos ayuda a controlar la presión arterial y previene enfermedades que afectan a las venas y al corazón. Gracias a una sustancia activa que contiene, llamada flavonocina, el cacao mejora el sistema circulatorio del mismo modo que muchos remedios.  

3. Regula el intestino

Cacao

La fibra soluble que contiene el chocolate negro, además de ayudar a tener unos índices controlados de colesterol, también beneficia a nuestro intestino. Un 10 % de su contenido es fibra, la cual también produce un efecto saciante casi inmediato. Por lo tanto, comer chocolate nos quita en ansia de comer. 

Dado que la fibra no se descompone en el organismo y pasa de forma intacta por el intestino, nos ayuda a limpiar el tracto digestivo cuando pasa a través de él. Por tanto, comer chocolate negro previene el estreñimiento y el síndrome de colon irritable, al actuar su fibra como una escoba intestinal.

4.  Calma la tos

El chocolate negro contiene una sustancia llamada teobromina que actúa sobre el nervio vago y reduce su actividad. Este nervio tiene, entre otras funciones, el control de los ataques de tos.

Así pues, por inverosímil que parezca, consumir unas onzas de chocolate negro al día ayuda a calmar los ataques de tos. 

En este sentido, cuando estemos sufriendo los síntomas de la gripe o el resfriado, podemos recurrir a una reconfortante bebida de chocolate caliente. No obstante, recomendamos evitar la leche, ya que esta podría aumentar la mucosidad y empeorar nuestro estado.

Ver también: Cómo tratar la tos con jarabes caseros

5. Nos da felicidad

El cacao.

¿Por qué tantas personas necesitan comer chocolate y sienten una gran felicidad al hacerlo? ¿Por qué podemos llegar a sentir adicción por él? Porque al comer este alimento, nuestro cerebro produce endorfinas. Estas hormonas promueven la sensación de alegría y felicidad.

Estas 5 razones de peso son justificaciones suficientes para que no te reprimas la tentación de comer chocolate. Solamente recuerda elegir uno alto en cacao, de buena calidad, y consúmelo en pequeñas cantidades a diario.

Cómelo sin culpas, porque ahora ya sabes que es muy saludable.