5 grandes remedios antiinflamatorios con cúrcuma

Elena Martínez · 14 mayo, 2018
Gracias a su aporte de curcumina y a la acción de esta la cúrcuma puede ser un ingrediente perfecto para elaborar diferentes remedios antiinflamatorios naturales tanto de uso tópico como de consumo oral

Entre los remedios antiinflamatorios más efectivos y populares tenemos la cúrcuma. Esta planta medicinal destaca por sus increíbles beneficios para reducir las inflamaciones, protegernos de los radicales libres y depurar las toxinas que se acumulan en el organismo.

Descubre en este artículo 5 grandes remedios antiinflamatorios que tienen como base la cúrcuma. Todos ellos los combinaremos con otros ingredientes medicinales como el coco, la canela, el aceite de oliva o la pimienta negra. ¡Descúbrelos y sorpréndete con su delicioso sabor!

5 remedios antiinflamatorios con cúrcuma

La cúrcuma (Curcuma longa) es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias muy potentes. También destaca por sus virtudes antioxidantes y por su capacidad para mejorar la función del hígado. Además, pertenece a la misma familia que el jengibre, otras especia con grandes beneficios curativos.

Gracias a estas propiedades, la cúrcuma es una especia muy saludable para añadir a todo tipo de recetas. No obstante, en este artículo compartimos algunos remedios específicos para incorporarla a nuestra dieta de diferentes maneras.

1. Leche dorada

Cada vez es más popular la leche dorada, una bebida vegetal que elaboramos con leche de coco y cúrcuma. De hecho, es una excelente alternativa a la leche de vaca, mucho más digestiva y desintoxicante.

Además, también puede ser una opción mejor que el café para obtener energía. Por último, nos aporta una gran cantidad de minerales y nos ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

Ingredientes

  • 1 vaso de leche de coco (200 ml)
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (4 g)
  • Miel de abeja o estevia (al gusto)

Preparación

  • Para elaborar la leche dorada solamente tenemos que hervir la leche de coco con la cúrcuma durante 5 minutos.
  • Después, endulzaremos al gusto y beberemos.
remedios antiinflamatorios con cúrcuma

2. Infusión aromática

La cúrcuma puede ser uno de los ingredientes clave a la hora de preparar una infusión aromática con propiedades digestivas.

Si la tomamos caliente nos reconforta y relaja, mientras que en frío puede ser una bebida refrescante y deliciosa para tomar durante el día.

Ingredientes

  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (4 g)
  • 1 cucharadita de canela en polvo (4 g)
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (4 g)
  • 1 cucharadita de semillas de anís (4 g)
  • 1 cucharadita de semillas de cardamomo (5 g)

Preparación

  • Para empezar, pondremos a hervir el agua y añadiremos las semillas de anís y de cardamomo.
  • Dejaremos hervir durante 10 minutos.
  • A continuación, apagaremos el fuego y añadiremos la cúrcuma, la canela y el jengibre en polvo.
  • Cubriremos la cazuela y dejaremos reposar 10 minutos.
  • Por último, endulzaremos al gusto, si lo deseamos, y beberemos.

3. Remedio con aceite de oliva y pimienta negra

Una investigación llevada a cabo en 2014 demostró que, si combinamos la cúrcuma con la pimienta negra, la piperina presente en esta especia mejora la absorción de la curcumina.

Además, en caso de añadir una grasa saludable, como puede ser el aceite de oliva, conseguimos un remedio antiinflamatorio mucho más potente. Podemos elaborar este preparado en casa o bien adquirir suplementos que ya incluyan estos tres ingredientes.

Ingredientes

  • 8 cucharadas de cúrcuma en polvo (80 g)
  • 4 cucharadas de pimienta negra en polvo (40 g)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío (60 ml)

Preparación y toma

  • Mezclaremos los tres ingredientes y conservaremos en un recipiente con cierre hermético.
  • Tomaremos 1 cucharada al día en ayunas.

4. Colorante alimentario

Gran parte de las propiedades medicinales de esta especia se deben a la curcumina, que es el pigmento amarillo presente en el rizoma. Por este motivo, la cúrcuma puede ser un sustituto del azafrán como colorante alimentario natural. Además, con poca cantidad ya conseguimos darle el color a los alimentos.

Podemos usar la cúrcuma como colorante alimentario en todo tipo de recetas, tanto dulces como saladas. De hecho, es ideal en guisos, arroces, sopas y cremas. Además, también nos puede servir para condimentar flanes, natillas, batidos, helados y bizcochos.

remedios antiinflamatorios con cúrcuma

5. Loción tópica

La cúrcuma también resulta muy beneficiosa como uno de los mejores remedios antiinflamatorios y analgésicos si la aplicamos de manera tópica. No obstante, debemos tener en cuenta que podría dejarnos la piel amarilla durante unas horas. Para facilitar su aplicación podemos preparar una loción con aceite de coco y aloe vera.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de aceite de coco (90 ml)
  • 3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)
  • 3 cucharadas de cúrcuma en polvo (30 g)

Preparación

  • Mezclaremos los ingredientes y conservaremos en un recipiente con cierre hermético.
  • Aplicaremos sobre la piel a modo de loción.
  • Repetiremos tantas veces como sea necesario en caso de inflamación y dolor.