5 hábitos matutinos para cada día

Al provechar el potencial de los hábitos matutinos podemos lograr tener una mejor jornada.

Los hábitos matutinos tienen más importancia de lo que parece a simple vista. Estos marcan la pauta de cómo será nuestro ritmo durante el resto del día. Por esta razón es fundamental cuidar de nuestras primeras acciones.

Al despertarnos necesitamos activar nuestro organismo para poder llevar a cabo todas las tareas que nos hemos propuesto. A pesar de que se considera que la activación inicia al beber el primer sorbo de café, en realidad comienza en la cama.

Sí, el primer hábito matutino que nos aporta energía y entusiasmo para el día se encuentra en la cama. Al desperezarnos o estirarnos al levantarnos, le indicamos al cuerpo que es hora de pasar de la inactividad a la actividad. Además liberamos tensiones musculares y nos deshacemos de la sensación de entumecimiento.

A continuación te comentamos cuáles son los 5 mejores hábitos matutinos que te ayudarán en tu día a día. Comprobarás que son energizantes y sumamente positivos para nuestra salud.

Hábitos matutinos

1. Masaje de orejas

zumbidos-en-los-oídos

Las orejas poseen una gran cantidad de terminaciones nerviosas que están conectadas al resto de nuestro cuerpo. Por esta razón, un masaje en las orejas es uno de los mejores hábitos matutinos.

Un simple masaje en las orejas al despertar ayuda al organismo a disponerse a la actividad con buen ánimo. Si realizamos el masaje de una forma más o menos rápida, activaremos la circulación y esto nos ayudará a espabilarnos.

Visita este artículo: Lo que dicen tus orejas de ti

2. Un vaso de agua con limón

Dentro de los hábitos matutinos que aportan más energía está la hidratación. Tras haber pasado varias horas sin beber líquido, el cuerpo necesita hidratarse para poder activar sus funciones.

Una buena idea para hidratarnos por las mañanas consiste en cambiar el café por un vaso de agua tibia con limón. Esto ayuda a mejorar el funcionamiento de nuestro sistema digestivo. Por otra parte, también ayuda a nuestro hígado y en nuestros intestinos mejorando nuestra flora intestinal.

Otra de las propiedades del agua tibia con limón es que elimina las toxinas y fortalece nuestro sistema inmunológico, lo cual una gran cantidad de beneficios.

Solo será necesario exprimir un cuarto o medio limón sobre el agua tibia y consumirlo en un tiempo aproximado de entre 20 y 30 minutos antes de nuestro desayuno todas las mañanas.

3. Limpiar tu lengua

Lengua

Seguro que a todos nos han inculcado desde pequeños que hay que cepillarse los dientes dos o tres veces al día para mantener nuestra salud bucodental. Pues bien, esta acción también forma parte de los hábitos matutinos que nos activan.

Es importante que cuando nos cepillemos los dientes por la mañana, no nos olvidemos de la lengua. ¿Por qué? porque esta parte acumula una gran cantidad de bacterias que pueden fomentar la aparición de bacterias y olores desagradables. Además de la placa dental, las caries y una gran variedad de diferentes enfermedades en nuestra encías.

Te recomendamos leer: 7 remedios naturales para la lengua blanca

4. Una cucharada de miel

La miel tiene múltiples propiedades y beneficios. Uno de ellos es que ayuda a estimular la memoria dado las vitaminas y minerales que contiene. Seguramente solo la recordabas como uno de los ingredientes para aliviar los síntomas del resfriado común, la tos o, incluso, la alergia.

Para estimular la memoria, no hay nada mejor que tomar una cucharada de miel cada mañana. Esto debes hacerlo entre 10 y 15 minutos antes de desayunar.

Por otra parte, es preferible que la miel sea fresca y natural. Si te parece demasiado dulce puedes disolverla en un vaso con agua o leche. El efecto será el mismo. Muchas personas optan por endulzar su primer café con una cucharada de miel.

5. Enjuaga tu boca con una solución de agua oxigenada

Agua oxigenada

Además de cepillar nuestros dientes y nuestra lengua, otro de los hábitos matutinos que podemos adquirir para mejorar nuestra salud bucodental es enjuagar nuestra boca con una solución de agua oxigenada.

Basta con poner entre 5 y 7 gotas en medio litro de agua y enjuagar la boca cada mañana ya que de esta forma ayudaremos a blanquear nuestros dientes. También ayuda a eliminar los olores producidos por el mal aliento y prevenir o curar algunas enfermedades de las encías.