5 hábitos nocturnos para aliviar la sensación de cansancio

Lorena González·
14 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
14 Septiembre, 2020
Hay algunos hábitos nocturnos que nos ayudan a mejorar la calidad del sueño. Por eso, su práctica también es clave para reducir la sensación de cansancio. Descubre algunas recomendaciones.

La sensación de cansancio matutina suele ser el resultado de una mala noche de sueño. De hecho, cuando tenemos dificultades para dormir lo adecuado, o bien, desarrollamos insomnio, uno de los primeros síntomas que percibimos es ese cansancio que interrumpe nuestras jornadas. 

Tomar una siesta parece una vía rápida para disminuir esa molesta sensación. Sin embargo, no siempre son convenientes, dado que pueden afectar el sueño nocturno y repetir el ciclo de un mal descanso. Entonces, ¿qué podemos hacer ante esta situación? ¡Fácil! Mejorar los hábitos antes de irnos a la cama.

5 hábitos nocturnos para aliviar la sensación de cansancio

La National Sleep Foundation señala que tener hábitos de sueño saludables puede hacer la diferencia a la hora de mejorar nuestra calidad de vida. Dichos hábitos, llevados a la rutina nocturna, se agrupan en lo que llamamos “buena higiene del sueño”.

Respecto a esto, una revisión publicada en la revista médica Sleep Medicine Reviews, destaca que una buena higiene del sueño ayuda a combatir los trastornos del sueño y el cansancio matinal. Además, a mediano y largo plazo es un determinante en la prevención de enfermedades asociadas a un mal descanso. Veamos algunas recomendaciones.

1. Cenar ligero y equilibrado

Mantener una adecuada alimentación es clave para combatir la sensación de cansancio. Si obtenemos todos los nutrientes necesarios, es menos probable tener bajas de energía durante el día. Sin embargo, si queremos evitar molestias nocturnas asociadas a la alimentación, debemos cenar ligero.

Un estudio publicado en Advances in Nutrition destaca que algunos alimentos pueden favorecer el descanso, mientras que otros, por el contrario, pueden incidir en las dificultades para dormir. Así las cosas, debes procurar cenar dos horas antes de dormir y evitar platos demasiado copiosos. 

Lee: Cenas para dormir y descansar mejor

2. No te lleves tareas a la cama

Esto no solo tiene que ver con no estar pensando en los problemas cuando te acuestas. Está más relacionado con habituarte a usar la cama para dormir y no para otros fines, como comer, trabajar o incluso pasar el día viendo la televisión.

En los últimos años, diversos estudios han comprobado que trabajar, estudiar o hacer otras tareas en la cama puede incidir en los problemas de sueño y la sensación de cansancio. Esto, sobre todo, cuando se emplean dispositivos tecnológicos.

Descubre: Las 5 cosas que no debes poner sobre tu cama

3. Bebe suficiente agua

Un óptimo consumo de agua a lo largo de la jornada es esencial para evitar la sensación de cansancio. Si bien durante la noche no debe tomarse en cantidades excesivas, sí hay que procurar beberla varias veces durante el día. Las investigaciones demuestran que un bajo consumo de líquidos afecta el rendimiento físico y mental.

4. Apóyate con la meditación

Aprender a respirar profundo es beneficioso para la salud.

No es necesario pasar largas horas meditando. Sin embargo, si queremos combatir la sensación de cansancio y, de paso, dormir bien, podemos dedicarle unos minutos antes de ir a la cama. Como lo muestra un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, este tipo de intervenciones han demostrado efectos positivos contra los problemas de sueño y la discapacidad diurna que generan.

5. Cierra el día con un baño de agua tibia

Los baños con agua tibia son relajantes y ayudan a reducir la tensión corporal. Debido a esto, se recomiendan durante el periodo nocturno, sobre todo cuando empiezan a ser evidentes las dificultades para descansar.

Debemos prestar más atención a las rutinas nocturnas si queremos reducir la sensación de cansancio matutino. A veces, la falta de una buena higiene del sueño es lo que explica esa fatiga y bajo rendimiento.

  • Bhaduri, A. (2018). Fatigue. In Springer Series in Materials Science (Vol. 264, pp. 317–371). Springer Verlag. https://doi.org/10.1007/978-981-10-7209-3_8
  • Ament, W., & Verkerke, G. (2009). Exercise and fatigue. Sports Medicine. https://doi.org/10.2165/00007256-200939050-00005
  • Meeusen, R. (2014). Exercise, nutrition and the brain. Sports Medicine44(SUPPL.1). https://doi.org/10.1007/s40279-014-0150-5
  • Popkin, B. M., D’Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition Reviews. Blackwell Publishing Inc. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • St-Onge MP, Mikic A, Pietrolungo CE. Effects of Diet on Sleep Quality. Adv Nutr. 2016;7(5):938–949. Published 2016 Sep 15. doi:10.3945/an.116.012336
  • Black DS, O'Reilly GA, Olmstead R, Breen EC, Irwin MR. Mindfulness meditation and improvement in sleep quality and daytime impairment among older adults with sleep disturbances: a randomized clinical trial. JAMA Intern Med. 2015;175(4):494–501. doi:10.1001/jamainternmed.2014.8081