5 hábitos para tratar la incontinencia urinaria

Daniela Echeverri Castro·
12 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
01 Mayo, 2019
La alimentación y algunos ejercicios pueden ayudar a aliviar los síntomas de la incontinencia urinaria. Si bien es necesario acceder a otros tratamientos, estos simples hábitos pueden mejorar esta condición. Te contamos cuáles son.

La incontinencia urinaria es una condición que se caracteriza por la pérdida del control de la vejiga. Puede ser leve, cuando las fugas de orina son menores, o grave, cuando la vejiga se vacía completamente.

Aunque el tratamiento puede variar en función de la causa subyacente, existen algunas medidas básicas que pueden contribuir a su control. En esta oportunidad, compartimos 5 hábitos que podrían contribuir a mejorar la incontinencia urinaria.

Hábitos para tratar la incontinencia urinaria

La pérdida de control de la vejiga puede estar causada por muchos problemas de salud. De hecho, la incontinencia urinaria no es una enfermedad en sí, sino más bien un síntoma. En este, los escapes de orina son repentinos y pueden ocurrir al toser, estornudar o hacer algún tipo de fuerza.

Inclusive, algunos pacientes lo desarrollan de forma severa y lo experimentan como una necesidad fuerte de orinar. Ahora bien, independientemente de su causa o severidad, todos pueden poner en práctica estos sencillos hábitos. ¡Descúbrelos!

1. Hacer cambios en la dieta

El consumo de determinados alimentos de tipo picantes o azucarados aumentan las ganas de orinar.

Una de las claves para tratar la incontinencia urinaria es mejorar la alimentación. Si bien muchos lo ignoran, hay alimentos irritantes que pueden incidir de forma negativa sobre esta condición.

Por lo anterior, una publicación de la Clínica Mayo sugiere que es necesario reducir al mínimo o eliminar la ingesta de ciertas comidas, como las siguientes:

  • Alcohol.
  • Chocolate.
  • Frutas ácidas.
  • Comida picante.
  • Café, té y gaseosas.
  • Bebidas carbonatadas.
  • Productos a base de tomate.

Descubre: 6 datos sobre la incontinencia urinaria que debes saber

2. Reentrenar la vejiga para tratar la incontinencia urinaria

Volver a entrenar la vejiga agrupa sencillas técnicas para fortalecer los músculos involucrados en la micción. Su objetivo es ayudar a establecer pautas horarias para el vaciado de la vejiga. Así, la primera técnica consiste en programar horarios fijos para ir al baño.

Lo ideal, es aguantar las ganas de orinar tanto como se pueda, hasta que el cuerpo se acostumbre al vaciado en los horarios establecidos. Por supuesto, es importante hacerlo de forma gradual: ir cada hora, luego cada dos horas, hasta que puedan pasar hasta intervalos de 4 horas sin fugas.

Otra sencilla técnica permite fortalecer la capacidad para retener la orina. Esta consiste en retrasar un poco la micción cuando se percibe una necesidad urgente de ir al baño. Entonces, primero se retrasa 5 minutos, luego 10 y así sucesivamente hasta sentir más control sobre la vejiga.

3. Hacer ejercicios para el suelo pélvico

Ejercicios kegel
Los ejercicios de kegel son conocidos por sus efectos sobre la incontinencia urinaria al desarrollar el suelo pélvico.

Los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico son un buen complemento para tratar la incontinencia urinaria. De hecho, suelen ser la primera opción de tratamiento cuando los escapes de orina son leves. Los más conocidos son los llamados ejercicios de Kegel, cuya práctica puede hacerse a diario en casa.

En relación a esto, un estudio publicado en Global Journal of Health Science comenta que estos ejercicios son un mecanismo que podría mejorar la calidad de vida y la autoestima de las mujeres con incontinencia urinaria.

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, aprieta y relaja los músculos del suelo pélvico durante 5 o 10 segundos. Luego, descansa el mismo tiempo. Los músculos del suelo pélvico son los mismos que usas para detener el flujo de orina a la mitad. Si no estás seguro de cómo se hace, intenta cortar la orina cuando estés en el baño.
  • Otras actividades, como el puente o elevación de pelvis pueden ayudar. No obstante, hay que centrarse en contraer los músculos correctos.

Lee también: Ejercicios para la incontinencia urinaria de la mujer

4. Evitar el consumo de tabaco

El consumo de tabaco puede comprometer la función nerviosa de la vejiga. Debido a su alto contenido de componentes tóxicos, fumar puede causar un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. Específicamente, según un estudio publicado en Science Direct, el efecto de la nicotina puede generar contracciones excesivas en la vejiga, lo que se traduce en el aumento repentino de la necesidad de orinar.

Por otro lado, cabe recordar que el tabaquismo puede conducir a un problema de tos crónica, lo que también incide en los escapes de orina. Al toser, la presión abdominal sobre el suelo pélvico aumenta, lo que produce un descenso de la vejiga y la uretra.

5. Evitar las bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas ejercen una acción negativa sobre la micción, debilitando las paredes del aparato urinario.

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas está relacionado con el debilitamiento e irritación de las paredes de la vejiga, uréteres y riñones. Por eso, a la hora de tratar la incontinencia urinaria lo mejor es evitar la ingesta de este tipo de bebidas. 

El alcohol sobreestimula la vejiga y disminuye la capacidad para retener la orina. Además, al ser deshidratante, podría elevar el riesgo de infecciones urinarias.

¿Cuándo acudir al médico?

Finalmente, cabe recordar que, aunque estos consejos pueden ayudar a tratar la incontinencia, es importante acudir al médico en caso de tener síntomas de esta condición. Esto, ya que cuánto más pronto se reciba un diagnóstico y tratamiento, mejor es el pronóstico.

  • Imamura, M., Williams, K., Wells, M., & Mcgrother, C. (2015). Lifestyle interventions for the treatment of urinary incontinence in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD003505.pub5
  • Le, N. B. P. (2014). Urinary incontinence. In Urology at a Glance. https://doi.org/10.1007/978-3-642-54859-8_37
  • Gleason, J. L., Richter, H. E., Redden, D. T., Goode, P. S., Burgio, K. L., & Markland, A. D. (2013). Caffeine and urinary incontinence in US women. International Urogynecology Journal and Pelvic Floor Dysfunction. https://doi.org/10.1007/s00192-012-1829-5
  • Kargar Jahromi, M., Talebizadeh, M., & Mirzaei, M. (2014). The Effect of Pelvic Muscle Exercises on Urinary Incontinency and Self-Esteem of Elderly Females With Stress Urinary Incontinency, 2013. Global Journal of Health Science. https://doi.org/10.5539/gjhs.v7n2p71
  • M., M. (2018). Nonsurgical treatment methods in urinary incontinence. Gineco.Eu. https://doi.org/10.18643/gieu.2016.39
  • Kolcaba, K., Dowd, T., Winslow, E. H., & Jacobson, A. F. (2011). Kegel Exercises. American Journal of Nursing. https://doi.org/10.1097/00000446-200011000-00048
  • Bump, R. C., & McClish, D. K. (1992). Cigarette smoking and urinary incontinence in women. American Journal of Obstetrics and Gynecology. https://doi.org/10.1016/S0002-9378(11)91691-3
  • Mayo Clinic. Bladder control: Lifestyle strategies ease problems. (2017). Recuperado el 1 de junio de 2020. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/urinary-incontinence/in-depth/bladder-control-problem/art-20046597