5 hábitos que alteran tu tiroides

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 16 noviembre, 2018
La deficiencia de yodo puede provocar la alteración de la glándula tiroides, por lo que debemos asegurarnos de consumir alimentos que lo contengan. Además, hay ciertos hábitos muy negativos que hemos de evitar.

La tiroides es una glándula muy importante para el cuerpo, pues es la encargada de producir hormonas necesarias para el metabolismo. Por ese motivo, es especialmente importante que evites todos los hábitos que alteran tu tiroides.

Si estas hormonas producidas por la tiroides son deficientes, el organismo no podrá funcionar correctamente y no quemará las calorías de manera normal. En consecuencia, habrá un ascenso de peso de manera involuntaria, situación que se da en el hipotiroidismo.

Existe, además, el trastorno opuesto al hipotiroidismo, denominado hipertiroidismo. Este, a diferencia del anterior, es ocasionado por una producción desmedida de hormona tiroidea.

En el hipotiroidismo —o tiroides hipoactiva— la persona afectada tiende a subir de peso, la piel se vuelve reseca, los latidos del corazón más lentos y puede existir estreñimiento. Todo eso se da por causa de un metabolismo más lento y, por ende, ineficiente.

Entonces, si has notado que tu peso aumenta o baja sin haber razones que expliquen estos cambios, sería ideal consultar con tu médico. Él realizará las pruebas necesarias para confirmar o descartar que sufras algún trastorno relacionado con la glándula tiroides.

Tanto la falta de producción de hormonas como la producción en exceso necesitan de tratamiento oportuno. En el caso del hipotiroidismo, la medicación tiende a mantenerse durante toda la vida de la persona afectada.

Si bien es cierto que las alteraciones de esta glándula se deben generalmente a trastornos autoinmunes, a problemas congénitos o al consumo de medicamentos, entre otros causantes, es importante saber que también existen hábitos de vida que pueden alterar su funcionamiento. De este modo, afectan de igual manera el metabolismo.

Señales que alertan de los problemas en la tiroides.

¿Cuáles son los hábitos que alteran tu tiroides?

Sedentarismo

El sedentarismo puede estar asociado a la presencia de trastornos hormonales, como el caso del hipotiroidismo. Una vez más, conocemos otra razón importante por la que el ejercicio diario se torna indispensable para un cuerpo sano.

No solamente la actividad física es aconsejable para disfrutar de un cuerpo esbelto, sino también como forma de prevención de muchas enfermedades o alteraciones de la salud.

Lee también: 6 recomendaciones para mejorar el funcionamiento de tu tiroides

Cafeína

cafe3

En todo momento deberías tener en cuenta que nada en exceso puede ser saludable. Por lo tanto, si consumes cafeína de manera exagerada, debes detenerte. El consumo desmedido de cafeína puede estar relacionado a la aparición de irregularidades con la glándula tiroides.

Alcohol

Al igual que con el café, la ingesta de esta bebida en exceso afecta en general al organismo. Sin embargo, ya que el día de hoy nos centramos en la tiroides, es bueno que sepas que el alcohol es un posible causante de hipotiroidismo; modera su consumo.

Tabaquismo

Si eres fumador, lo más recomendable sería que abandones el hábito. Aparte del sinfín de enfermedades a causa de este producto, también se añade el riesgo sufrir daños en tu salud a causa del mal funcionamiento de tu glándula tiroides.

Te puede interesar: Cómo mejorar la salud de la tiroides de forma natural con ruibarbo

Yodo

El yodo es un elemento indispensable para el buen funcionamiento de la tiroides. Un aporte de yodo deficiente puede ser causante de alteraciones en esta glándula. 

¿En qué alimentos podemos encontrarlo? Lo podemos hallar en pescados, mariscos, ajos, frijoles blancos, yogures, quesos, leche de vaca, algas marinas, naranjas, manzanas, remolacha, acelga, cebollas, piña, entre otros. Recuerda siempre asegurarte de incluirlo en tu dieta.

lacteos nutrientes

Si tienes dudas sobre cómo incorporar el yodo a tu alimentación de manera correcta y evitar también un abuso de este mineral, lo ideal sería consultar con un nutricionista. Este profesional sabrá guiarte hacia una alimentación balanceada y saludable, sin omitir ni tampoco abusar de ningún nutriente.

Los hábitos que hemos nombrado a lo largo de este artículo no solo afectan tu tiroides. La verdad es que el organismo en general se ve afectado por llevar malas costumbres. A la larga, el cuerpo pasará la factura.

Ten en cuenta que cada cosa que haces hoy repercute en el mañana. El daño se va acumulando y, probablemente, algún trastorno aparecerá. Elimina de tu vida todo hábito dañino; elige mejor lo natural, lo sano. Tu cuerpo no es eterno, cuídalo de modo que, mientras dure tu vida, se encuentre en el mejor de los estados.