5 hermosas ideas para crear un mini jardín en tu casa

Tener un jardín ayuda a dejar atrás el estrés y disfrutar de momentos de paz y tranquilidad. Además, es una buena manera de mejorar la calidad del aire de tu hogar

Las plantas son muy útiles para nuestra supervivencia en el planeta tierra. 

Sencillamente, sin ellas nuestra vida sería imposible; y es que existe una relación muy cercana entre los humanos y el reino vegetal.

Algunas personas tienen casas con jardines pequeños e interiores, o terrazas y amplios patios. Otras tienen casas sin jardines, o quizás optaron por apartamentos con un pequeño balcón o ventanal.

No tener espacio para crear y trabajar un jardín en el hogar es común. Sin embargo, esto no tiene por qué ser una excusa, ya que gracias a los mini jardines, podrás tener tu propio jardín.

Está demostrado que la jardinería, además de aportar belleza en nuestro entorno, también contribuye a nuestro bienestar mental.

Además, por medio de esta actividad aprendemos a cuidar, dar importancia y amar a las plantas.

La jardinería en miniatura es una bonita afición cuya tendencia aumenta cada día más entre los amantes de las plantas.

Es una actividad muy estimulante, donde se puede dar rienda suelta a la imaginación y creatividad. Un beneficio adicional pero muy importante es que ayuda a purificar el aire de tu hogar.

Se pueden llevar a la práctica numerosas ideas para darle un toque personal. Justamente de eso se trata crear tu propio jardín: que cada uno escoja las plantas que más se adecuan al espacio y que más le gusten.

Ahora te brindamos unos consejos y pasos que necesitas tomar en cuenta para lograr con éxito un buen mini jardín hogareño.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es el recipiente: un recipiente de vidrio transparente permite el ingreso abundante de la luz, por ejemplo.

Además, debemos asegurarnos de que sea lo suficientemente profundo como para que crezcan las raíces y, a la vez, cerrado para retener la humedad.

  • Para las plantas que no soporten el exceso de humedad la mejor opción será un recipiente abierto. Una pecera o bien un jarrón cilíndrico o en forma de copa pueden funcionar.
jardineria

Para la realización de tu mini jardín necesitas los siguientes materiales:

  • Gravilla o piedras pequeñas
  • Carbón vegetal o activado
  • Tierra o mantillo
  • Musgo y piedras decorativas (opcional)

Plantas que debes considerar

Las especies vegetales más apropiadas para colocar en mini jardines son cualquiera de tamaño pequeño que prefieran la sombra, que toleren altas temperaturas y niveles de humedad.

  • Para un mini jardín cerrado puedes sembrar orquídeas, helechos, bromeliáceas o begonias.
  • En un mini jardín abierto puedes plantar suculentas, cactus e incluso pequeños árboles frutales.

¿Quieres conocer más? Lee: Aprende a elaborar un jardín colgante

Pasos para la creación de mini jardines en casa

  • Llena la maceta con unos 2 a 3 cm. de gravilla. Esto evita que el agua estancada entre en contacto con las raíces.

Puedes agregar una capa de musgo en el fondo, este servirá como esponja y evitará que la tierra se filtre hacia la gravilla, ya que absorberá el agua.

  • Mezcla la tierra o el abono con carbón vegetal: este material orgánico facilitará el drenaje y ayudará al buen crecimiento de las raíces.

Coloca una capa con esta mezcla, que ocupará una cuarta o tercera parte de la capacidad de la maceta.

  • Saca las plantas que hayas elegido de sus recipientes y colócalas dentro de la maceta. Haz huecos en el sustrato para introducir bien allí las raíces.

Debes dejar espacio de unos 10 cm mínimo entre planta y planta.

  • Una vez ubicadas las plantas, cubre la superficie con musgo o, si prefieres, con piedras decorativas: estas a la vez evitarán el crecimiento de malezas.
  • Por último, riega la planta con agua hasta que veas que la gravilla del fondo está mojada.

La frecuencia para el riego depende del tipo de planta, pero puedes observar que la tierra esté siempre húmeda. Procura regarla con agua únicamente en las horas sin sol (por la mañana temprano y durante la noche).

Una vez que has terminado, coloca el mini jardín en una zona bien iluminada, donde los rayos del sol den de forma indirecta.

  • A medida que las plantas crezcan, deberás podar un poco las ramas para que el diseño y forma se mantenga. Recuerda siempre retirar las hojas muertas o amarillas.

Mini jardín en el interior de la casa

Puedes usar frascos o floreros de vidrio que sean un poco resistentes y colocar en su interior plantas. Lo puedes hacer colocando pequeñas piedras y un poco de tierra.

  • Recuerda que debes seleccionar pequeñas plantas que crezcan en la sombra.
  •  Puedes colocar el recipiente con tus plantas sobre una mesa, un ventanal o incluso en el piso.

Mini jardín para el balcón

jardín el balcón

Si cuentas con un balcón en tu casa puedes hacer un mini jardín es este espacio. Para que tu jardín del balcón luzca hermoso por dentro y por fuera, dales preferencia a las plantas trepadoras.

  • En verano, dichas plantas crearán la sensación increíble de un auténtico bosque tropical, no solo para ti, sino también para todas la personas que vean tu balcón desde afuera.

Mini jardines sobre sillas

Esta es una opción favorable cuando cuentes con un espacio de patio o una terraza. 

  • Obtendrás resultados de lo más de bonito y colorido si priorizas ubicar plantas como helechos en macetas de tamaño mediano.
  • Te sugerimos colocarlas en espacios donde no se comprometa el tránsito de las personas, pero sin que la planta se encuentre arrinconada a una pared.

Visita este artículo: Cómo germinar semillas de limón para disfrutar un bonito árbol en tu jardín

Mini Jardín interior o tragaluz

Si tienes una casa con jardín interior o con un tragaluz, tienes la oportunidad de un gran ambiente en tu hogar.

Construye un mini jardín utilizando ese espacio. No lo satures de plantas grandes con maceteros que no caben. Lo preferible es poner plantas pequeñas de manera que permitan entrar la luz.

Huerto en miniatura

huerto jardín

Puedes optimizar todos aquellos espacio pequeños para un pequeño huerto.

  • Te recomendamos cultivar hierbas aromáticas que puedas aprovechar para tu té y plantas de diferentes especias que son utilizadas en la cocina.
  • Puedes plantarlas en latas de alimentos o aceite.
  • También  puedes colgarlas, ajustarlas en las paredes o simplemente ponerlas en el suelo.

La belleza de esta idea es que tendrás ingredientes frescos para usarlos en tu cocina. A la vez, agregarás un detalle hermoso y útil a un espacio dentro de tu hogar.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar