5 hierbas medicinales para tratar la depresión

Además de los tratamientos psicológicos es posible que para tratar la depresión debamos recurrir también a alguna ayuda extra, como la que nos pueden proporcionar las hierbas medicinales

Muchas de las hierbas medicinales pueden resultar muy útiles en aquellos tratamientos dados para la depresión.

Y es que, al ser una situación delicada, puede conllevar un estrés constante, ansiedad, insomnio, así como otros trastornos del sistema nervioso.

El origen natural de los tratamientos con hierbas medicinales es lo que interfiere en la reprogramación hormonal.

Así, aumenta aquellas que generan bienestar y apacigua las inhibitorias, que son las que, en principio, se ven alteradas ante un cuadro de depresión, tanto leve como severo.

Si este es tu caso, verás cuáles son las hierbas medicinales que puedes incluir a tus hábitos para que la depresión diga adiós, definitivamente.

Aprende de las hierbas medicinales, sus indicaciones y sus modos de uso

1. Hipérico

hierbas medicinales

Dentro de las hierbas medicinales, el hipérico o hierba de San Juan está indicada para el tratamiento natural de la depresión, en sus primeras fases.

Son muchas las investigaciones que demuestran su efectividad también en la ansiedad y el miedo nocturno.

Ha de tenerse en cuenta que solo debe ser utilizado en tratamientos completamente naturales, es decir no debe combinarse con ningún medicamento antidepresivo al mismo tiempo.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 g)
  • 1 cucharadita de hipérico (5 g)

¿Cómo usarlo?

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade el hipérico y deja que infusione durante 5 minutos antes de consumirlo.
  • Haz la toma 3 veces al día.

Recuerda que sus efectos pueden tardar en aparecer hasta 3 semanas, puesto que al ser naturales son tratamientos prolongados pero con gran efectividad.

2. Amapola

La amapola también se encuentra dentro de las hierbas medicinales que puedes tener en casa para tratar la depresión.

Gracias a su aporte de alcaloides, su principio activo, es muy adecuada para calmar en gran modo la ansiedad y las depresiones moderadas.

A excepción de la etapa de embarazo y durante lactancia, la amapola puede ingerirse sin ninguna contraindicación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de amapola (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo usarlo?

  • Prepárala en forma de infusión y deja que se concentre durante 10 minutos.
  • Puedes tomarla 3 veces al día, teniendo en consideración que también es de los tratamientos con efectos relativamente tardíos.

Te gustaría ver Cómo dar un masaje para evitar la ansiedad y la depresión

3. Angélica

angélica

La angélica pertenece a las hierbas medicinales para tratar la depresión severa, ya que tiene efectos de gran potencia.

Esto se debe a que cuenta con propiedades sedantes útiles para aliviar los síntomas de ansiedad, insomnio e incluso de inapetencia como producto de la fuerte depresión.

  • Solo puede usarse en personas mayores de 6 años, debido a los máximos efectos de su principio activo.
  • No se debe exponer la planta en la piel, ya que suele provocar dermatitis.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de angélica (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo usarlo?

Prepara la infusión de angélica con una cucharadita de sus flores  por cada taza de agua hirviendo y deja que se asiente durante 5 minutos.

Ingiere 3 veces al día antes de las comidas y verás los cambios tras una semana de empezar las tomas.

4. Valeriana

En los inicios de su descubrimiento la valeriana se usaba más para su efecto espasmolítico. No obstante, con la constancia de su uso pudieron apreciar las cualidades que tenía como sedante.

Así, hoy en día se asocia con los tratamientos naturales para la depresión y otros trastornos psicológicos como la ansiedad y el insomnio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de valeriana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo usarlo?

Para preparar la infusión ten en cuenta que debes tener la planta más la raíz, pues es la que contiene la mayoría de sus beneficios para la depresión.

  1. Agrega una cucharada por cada taza de agua hirviendo y deja que se asiente y se extraiga todo el principio, durante 15 minutos.
  2. Lo ideal es tomarlo 3 veces al día y tener paciencia para que en varios días el efecto sea el indicado.

Te recomendamos leer: Cómo usar el incienso para la ansiedad y la depresión

5. Ginseng

hierbas medicinales

El adaptógeno antiestrés que identifica a la planta de ginseng es lo que certifica su utilidad en los trastornos de depresión.

Esta hierba medicinal va ejerciendo un efecto tónico en el cerebro, ayuda a canalizar la relajación y, como consecuencia, desvía las sensaciones de ansiedad, depresión y de inapetencia.

Entre los posibles efectos colaterales que puede suscitar esta hierba se encuentran el nerviosismo y la hipertensión, pero normalmente solo aparecen si se excede la dosis recomendada.

Ingredientes

  • ¼ cucharadita de ginseng (1,2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo usarlo?

  • Coloca a hervir 1 gramo de raíz de la hierba ginseng en una taza de agua.
  • Permite que se realice la decocción durante 3 minutos y luego, reposar durante 5 minutos.
  • Realiza las tomas solo una vez al día, por las mañanas, ya que es la hora en la que tiene mejor efecto sobre el sistema nervioso.