5 hierbas que puedes preparar para combatir la hipertensión

Thady Carabaño · 19 septiembre, 2018
La tensión arterial elevada o hipertensión se puede controlar gracias a las propiedades de numerosas plantas y hierbas. Para que estas recetas naturales funcionen también debe haber buena alimentación y rutina frecuente de ejercicios.

La hipertensión aparece cuando la tensión arterial se eleva sobre los niveles que se consideran normales. La ciencia ha avanzado hacia determinar algunos factores desencadenantes, pero la literatura médica suele decir que no hay causas conocidas. Para combatir la hipertensión lo esencial es cambiar el estilo de vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión afecta a mil millones de personas en el planeta. Es una enfermedad mortal no contagiosa, que ocasiona la muerte a 9 millones de personas anualmente, cuando no las discapacita.

Cuando la presión arterial elevada no es controlada, se pueden producir infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y enfermedades renales. Sin embargo, el control de la presión arterial con fármacos no es suficiente. Hay que tomar otras medidas vinculadas a la alimentación y al ejercicio.

Cuándo hay que combatir la hipertensión

Los niveles altos de insulina, leptina y ácido úrico están asociados a la aparición de la hipertensión. Estos elementos se elevan cuando se lleva una dieta rica en azúcares y alimentos procesados. Si además hay sobrepeso, arteriosclerosis (rigidez arterial) y estrés, la hipertensión comienza su silenciosa mella sobre la salud del individuo.

Todo tratamiento para combatir la hipertensión exige que se adopte una alimentación rica en alimentos frescos, equilibrar el consumo de sal y potasio, elevar el consumo de magnesio y de grasas saludables. También es necesario hacer ejercicio y llevar una vida más tranquila.

Se considera que una persona comienza a ser prehipertensa cuando la presión arterial sistólica se ubica entre 120 a 139, y la presión diastólica se ubica entre 80 a 89. Este estado prehipertenso no debería ser tratado con fármacos sino con el necesario cambio en la alimentación y en las rutinas diarias.

Cuando la presión se ubica entre 140/90 y 159/99 se le llama hipertensión primaria. Es la que afecta al 90 o 95 % de los casos y está asociada a varios factores. Por tanto, más allá de que el médico decida recomendar el uso de fármacos, de nuevo se impone llevar dieta y vida de forma más equilibrada.

Hierbas y plantas para combatir la hipertensión

Sin embargo, también es posible ayudar al organismo a controlar la presión arterial elevada con los potentes beneficios que ofrecen las hierbas medicinales. Si ya eres hipertenso o prehipertenso puedes combatir la hipertensión con las infusiones o preparaciones que te indicamos a continuación.

1. Infusión de hojas de olivo

El olivo no solo es fuente del aceite de oliva, una de las grasas saludables que toda persona debe consumir para evitar la arteriosclerosis. Las hojas del olivo también son beneficiosas para combatir la hipertensión. Te decimos cómo preparar tu té de hoja de olivo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas de olivo (5 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Hierve el agua y añade las hojas de olivo.
  • Aparta el agua del fuego y déjala reposar por unos diez minutos. El agua se torna a un color ámbar cuando está listo.
  • Cuela la bebida y tómala por la mañana, en ayunas, y por la noche, antes de acostarte.
  • También es posible encontrar extractos líquidos de hojas frescas de olivo ya procesados.

2. Té de manzanilla y cola de caballo

Una infusión combinada de manzanilla y cola de caballo es excelente para combatir la hipertensión. La manzanilla es ampliamente reconocida por sus propiedades relajantes. De la misma forma, son valoradas las propiedades diuréticas de la cola de caballo, lo que ayuda controlar la presión arterial.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores secas de manzanilla (15 g)
  • 1 cucharada de hojas de cola de caballo (15 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Calienta el agua y,  cuando llegue a ebullición, añade las hierbas.
  • Deja que infusione durante 3 minutos, cuela y consume.
  • Es una rica infusión para empezar el día o para cerrar la jornada de un día extenuante.

3. Romero y ajo

El romero tiene grandes propiedades hipotensivas y diuréticas. También es rico en flavonoides, lo que ayuda a mejorar la circulación de la sangre y prevenir la rigidez arterial. Si además se combina con el ajo, el hipotensivo por excelencia de la naturaleza, se potencian sus beneficios para combatir la hipertensión.

Ingredientes

 

  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • 1 cucharada de hojas de romero secas (15 g)
  • 5 dientes de ajo

Preparación

  • Calienta el agua hasta que hierva. Añade las hojas de romero y los dientes de ajo y deja hervir por 5 minutos.
  • Retira del calor y deja reposar por 15 minutos antes de colar.
  • Bebe esta agua a lo largo del día.
  • Otra opción deliciosa es que el ajo y romero no faltan en la preparación de tus comidas.

Descubre: Cómo preparar un aceite aromatizado de romero y ajo

4. Granada

Técnicamente la granada es una baya. El jugo de las granadas es rico en antioxidantes y potasio, por lo que es excelente para combatir la hipertensión, la arteriosclerosis y el colesterol malo (LDL). Para aprovechar sus beneficios podemos preparar un licuado.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de granada (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Licua las semillas de granada junto con un vaso de agua y consume. No hace falta colar.
  • Otra opción es extraerel jugo con un exprimidor de naranjas.

Lee este artículo: Descubre las 2 mejores infusiones naturales ricas en magnesio

5. Laurel

El laurel no solo es un condimento básico en la cocina mediterránea. Es rico en potasio y magnesio, dos minerales fundamentales en el tratamiento de la hipertensión y la rigidez arterial. Para aprovechar sus beneficios podemos tomarlo en infusión.

Ingredientes

  • 2 hojas de laurel
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añadiremos el laurel en una taza de agua hirviendo y dejaremos reposar 10 minutos antes de colar y beber.
  •  Tomaremos una taza de esta infusión 4 veces al día.