5 ideas para lucir una piel tersa y saludable

Tener una piel tersa y saludable a pesar del paso de los años es posible, siempre y cuando pongas en práctica una serie de consejos en tu día a día

El equilibrio que siempre estás buscando en torno a tu belleza se centra en conseguir una piel tersa y saludable a la vez.

Aunque pienses que es complicado, la verdad es que no lo es. Solo necesitas aplicar buenas ideas y hacerlo realidad.

Sin embargo, no podemos omitir que, condiciones como el estrés y las preocupaciones, intervienen negativamente en el objetivo que quieres obtener.

Por tanto, debes comenzar por hacer pequeños cambios en el estilo de vida que llevas.

¿Qué incluyen estos cambios?

  • Olvidarte del estrés diario
  • Hacer ejercicio
  • Distraerte con amistades
  • Ser feliz

Cada uno de estos detalles son los que empiezan a demostrar que estás saludable, por dentro y por fuera, reflejándolo a través de la piel.

Mantenerte en equilibrio con tu cuerpo y con tu mente es la mejor estimulación que tienes para proteger la salud desde las células y es esta la clave para que, a pesar de los años, tengas una piel tersa y saludable.

Cuando tienes la primera parte bien encaminada, las demás ideas serán el complemento para lucir una piel realmente radiante.

5 ideas para lucir una piel tersa y saludable

1. Tu imagen dice cómo te alimentas

Mmm, a mouthful of goodness!

Seguramente habrás escuchado la frase: “eres lo que comes” y, cuando se habla de la belleza de la piel, este es uno de los aspectos que resulta indispensable tener en cuenta.

La buena alimentación es el motor para mantener la belleza bien cerca. De este modo, cuando comienzas con los malos hábitos alimenticios, ya sabes lo que conllevan: una piel muy descuidada para tu edad.

Debido a la aparición de los radicales libres que se crean con las toxinas de alimentos no recomendados, las arrugas suelen aparecer precozmente.

Esto es indicativo de que has llevado una vida muy desordenada y sin precauciones, que te han dejado esas consecuencias a temprana edad.

También te interesará leer: exfoliantes corporales con arroz para tener una piel increíble

2. Las mascarillas faciales no son un lujo ¡son indispensables!

Si vas por la vida pensando que aplicar mascarillas en el rostro no es más que una vanidad, estás en uno de los errores máximos que puede comprometer tu belleza.

Con ellas, conseguirás una piel tersa y saludable a simple vista. Además, le otorgan una apariencia fresca a tu rostro como muestra de que te cuidas.

Aplicar este tipo de mascarillas beneficia a tu piel, dado que le traspasa una buena cantidad de vitaminas y nutrientes que ayudan a retardar el envejecimiento y a dejar una piel mucho más suave.

3. Hidratar la piel al acostarte y al levantarte

Hidratar en varias ocasiones (2)

Estos son los dos períodos del día más importantes para tu piel, al levantarte y al acostarte, ya que recibe los microorganismos del ambiente de forma directa.

Estos microorganismos terminan tapando los poros y ensuciándolos profundamente.

Al limpiar e hidratar tu piel, en la mañana y en la noche, conseguirás liberar los poros de todos los agentes que van destruyendo la calidad de la superficie de la piel a lo largo de los años.

Con la limpieza frecuente, no solo mantendrás los poros cerrados y cuidados, sino que también irás llegando a tu meta de conservar una piel tersa y saludable sin que la edad intervenga.

4. No te olvides del protector solar

Para que los daños en tu piel no sean notorios y logre conservarse fresca y tersa en todas las edades, es necesario utilizar a diario un protector solar que proteja contra los rayos UVA y UVB.

Aplícalo en tu rostro antes del maquillaje cada vez que tengas que salir a la calle y verás cómo tu cutis empezará a lucir mucho más saludable de lo que se espera para la edad.

También te recomendamos leer: 7 métodos para remover el maquillaje naturalmente

5. Duerme las 8 horas

formas de relajarte antes de dormir

Nada más reparador para tu piel que dormir 8 horas durante la noche.

El sueño es la manera más efectiva que existe para conservar una piel tersa y saludable, dado que elimina todos los radicales libres de las células, permitiendo la máxima oxigenación.

Aparte de ser una de las formas de recargar tus energías, dormir es el proceso fisiológico totalmente comprobado que repara los tejidos de la piel, ayudando a sintetizar colágeno y con ello, a mantenerla saludable y rejuvenecida.

Te puede gustar