5 infusiones naturales que puedes usar como tónico para el rostro - Mejor con Salud

5 infusiones naturales que puedes usar como tónico para el rostro

Aunque no suelen presentar problemas, si notas algún tipo de reacción en tu rostro al aplicar estas infusiones, retíralas inmediatamente con abundante agua fría y suspende su uso

Los tónicos faciales son productos para el cuidado de la piel que, por su composición, ayudan a hidratar y reafirmar mientras se controla la producción excesiva de grasa.

Sus activos penetran con facilidad a través de los poros y, al reducir su dilatación, resultan ideales para prevenir los puntos negros y otras imperfecciones comunes.

Además, son excelentes para mantener la elasticidad y evitar la aparición de flacidez y arrugas prematuras.

Lo mejor de todo es que están disponibles en muchas presentaciones en el mercado y, por si fuera poco, también se pueden preparar en casa con ingredientes naturales.

Por ejemplo, por sus propiedades, algunas infusiones pueden servir como remplazo de las lociones que comercializan en las tiendas cosméticas.

En esta ocasión queremos compartir las 5 mejores para que no dudes en añadirlas en tu rutina de belleza regular.

¡Te encantarán!

1. Infusión de manzanilla

Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla es un tónico con propiedades astringentes y antiinflamatorias que ayudan a mantener la piel suave y sin imperfecciones.

Se recomienda para aliviar las irritaciones y quemaduras, además de ser un complemento para aclarar las manchas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, pásala a través de un colador y llévala al refrigerador.

Modo de aplicación

  • Cuando el tónico esté bien frío, sumerge un trozo de algodón y frótalo sobre el rostro, cuello y escote.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso todos los días.

Lee también: Té helado de manzanilla y jengibre para tratar el colon irritable

2. Infusión de rosas

El tónico natural de pétalos de rosas es un producto hidratante y astringente que ayuda a tonificar la piel mientras reduce la presencia de toxinas y grasa.

Su uso regular mantiene en equilibrio la actividad de las glándulas sebáceas y disminuye la obstrucción de los poros.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 4 cucharadas de pétalos de rosas (40 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale los pétalos de rosas.
  • Deja la preparación a fuego bajo durante 2 minutos y, pasado el tiempo indicado, retírala.
  • Espera que se enfríe y envásala en un frasquito hermético.

Modo de aplicación

  • Rocía la infusión de rosas por todo el rostro y deja que se absorba sin enjuagar.
  • Úsala todos los días como parte de tu rutina de belleza.

3. Infusión de albahaca

Infusión-de-albahaca

La infusión de albahaca tiene propiedades refrescantes y antiinflamatorias que, además de tonificar la piel, ayuda a reducir la irritación y las picaduras.

Su aplicación como tónico disminuye el tamaño de los poros dilatados y evita imperfecciones como los puntos negros.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de albahaca (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la albahaca en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 20 minutos.
  • Filtra el líquido a través de un colador y envásalo.
  • Almacénalo en el refrigerador para que se conserve por más tiempo.

Modo de aplicación

  • Humedece un trozo de algodón en el líquido y aplícalo por todo el rostro.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso todas las noches.

4. Infusión de lavanda

La prodigiosa lavanda se puede aprovechar como tónico astringente y antibacteriano, ya que disminuye el exceso de producción de sebo y previene el acné.

Sus compuestos antioxidantes promueven la regeneración celular y estimulan la cicatrización de heridas superficiales o quemaduras.

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de lavanda

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale las cucharadas de lavanda.
  • Espera que repose y almacénalo en un frasco con tapa.

Modo de aplicación

  • Rocía el tónico por todo el rostro y deja que se absorba sin enjuagar.
  • Úsalo hasta 2 veces al día, todos los días.

Visita este artículo: 7 usos domésticos de la lavanda que te gustará conocer

5. Infusión de caléndula

Té de caléndula

Más que un tónico facial, la infusión de caléndula es uno de los mejores remedios naturales para las afecciones de la piel.

Tiene propiedades antibacterianas, astringentes y antiinflamatorias que promueven el alivio de la dermatitis, el acné, entre otros.

Sus nutrientes ayudan a regular el pH cutáneo y previenen la acumulación de sebo en los poros.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de caléndula (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la caléndula en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 20 minutos.
  • Pásala a través de un colador y envasa el líquido.

Modo de aplicación

  • Sumerge un trozo de algodón o paño en el tónico y frótalo por todo el rostro.
  • Úsalo todos los días, hasta 2 veces al día.

¿Quieres mejorar el aspecto de tu rostro? Anímate a probar estos tónicos naturales y descubre que no tienes que gastar de más para mantener tu piel suave, hidratada y hermosa.