5 juegos previos al hacer el amor que te encantarán

Poner en práctica algunos juegos previos con tu pareja, te permitirá alcanzar orgasmos más fácilmente

La confianza y la disposición de la pareja son fundamentales para que los juegos previos sean innovadores y formen parte de la relación íntima. Si sientes que la rutina se apodera de tu relación y que el coito es lo único de lo que puedes disfrutar, debes conocer algunos juegos previos al hacer el amor que avivarán tu relación.

No es lo habitual, encontrarse en un estado de excitación, para ir directamente al sexo puro y duro. Pero ¿cómo excitarnos sin llegar a la penetración?, la respuesta está en los juegos previos, que van desde un buen beso hasta un masaje erótico.

La puesta en práctica de estos juegos previos, elevará la excitación y te permitirá alcanzar varios orgasmos. Además, con esta puesta en escena, prepararás el ambiente para que el coito sea mucho más duradero y placentero.

También te puede interesar:  Cómo influye tu vida sexual en tu rendimiento diario

Juegos previos al hacer el amor que te encantarán

En medio del ajetreo del día a día, muchas veces la pasión tiende a disminuir. No importa cuántos años lleves con tu relación, apuesta por la originalidad y experimenta cosas nuevas con estos 5 juegos sexuales.

 

chat como juego previo al hacer el amor

1. Chat erótico

El teléfono y las redes sociales pueden ser una excelente herramienta para excitar a tu pareja. Nada mejor que las palabras para alimentar el deseo. Te contamos algunas de las cosas que puedes decir:

  • “Estoy tomándome un café tan caliente como yo”.
  • “Te deseo”.
  • “Me encantaría que me tomaras y me hicieras todo eso que sabes que me gusta”.
  • “Deseo sentir tu piel”.
  • “Olvidé mi ropa íntima y quiero que me quites el resto”.
  • “Me toco y me excito solo de pensar que son tus manos las que lo hacen”.
  • “Nos vemos más tarde. Hoy acabaré contigo”.

Lee este artículo: 5 lugares donde deberías practicar sexo

2. Masaje erótico

Un buen masaje como parte de los juegos previos, siempre es bienvenido.  Te recomendamos crear un ambiente adecuado y para conseguirlo necesitarás:

  • Coloca luz tenue.
  • Aromatiza el ambiente con un aroma que os guste.
  • Música.
  • Aceite para realizar el masaje, puede ser aromático o de sabores. Existen a la venta aceites específicos para estos juegos sexuales.

Empieza por desnudar lentamente a tu pareja y continua pasando tus manos impregnadas de aceite por su cuerpo, ya sea de los pies a la pelvis o de la cabeza hasta las caderas.

Mientras pasáis las manos por vuestros cuerpos, hablad sobre lo que os excita más. A su vez, insistid en las zonas erógenas que producen más placer.

 

masaje erótico como juegos previos

 

3. Besos húmedos

Cuando besamos se activan muchas sustancias de nuestro cerebro, en especial la dopamina, que es la encargada del placer. Para dar unos buenos besos húmedos, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Humedece ligeramente tus labios con tu lengua.
  • Cuida tu aliento como clave para garantizar el placer del momento.
  • Inicia con un beso suave y avanza con un ritmo más intenso.
  • Juguetea con tu lengua dentro de su boca.
  • Alterna lamidas y mordisquitos eróticos en sus labios.

Jugar al sometido y al verdugo resulta muy excitante. Se trata de uno de los juegos previos que estimula la creatividad, aumenta el deseo y proporciona variedad a tu relación íntima.

Crea un Ambiente agradable con una luz tenue, seguidamente, inmoviliza a tu pareja atando sus manos y piernas. Además, puedes aumentar la excitación si vendas los ojos a tu pareja

Quien esté atado debe dejarse tocar y disfrutar, a su vez,el que toca también siente placer al saber que es quien domina la situación. También puedes usar un disfraz para meterte en el rol que desees representar.

 los besos que le gustan a tu pareja

5. El streptease

Oro de los juegos previos que resulta excitante es el de hacer un streptease, quitándote la ropa poco a poco mientras haces movimientos seductores, que puedes acompañar de música.

Usa tu perfume favorito y aplica sobre tu cuerpo un aceite para que tu piel brille. Esmérate en elegir una lencería erótica que sea de tu gusto y el de tu pareja.

Quítate la ropa muy lentamente haciendo movimientos lentos y sensuales. Mientras realizas los movimientos no dejes de mirar a tu pareja y a la vez le lanzas la ropa que te vas quitando.