5 jugos curativos para aliviar el dolor de la artritis reumatoide

Gracias a las propiedades de sus ingredientes estos jugos curativos pueden ser un complemento ideal para el tratamiento médico que nos hayan recetado para la artritis, pero nunca serán un sustituto del mismo

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que se produce por la inflamación de las articulaciones y sus tejidos circundantes.

Hasta el momento se desconoce cuál es su causa exacta, pero los expertos coinciden en que se debe a un desgaste provocado por la edad, los malos hábitos y algunos traumatismos.

El principal síntoma que la caracteriza es el dolor aunque, por lo general, también provoca inflamación, sensación de pesadez y dificultades en el movimiento.

Los pacientes suelen sentirse cansados todo el tiempo y tienen muchas dificultades para hacer sus actividades cotidianas.

El periodo de enfermedad varía en cada caso, ya en algunos desaparece con el paso del tiempo mientras que en otros va empeorando.

Por fortuna hay una gran variedad de remedios naturales que pueden apoyar su tratamiento para calmar el dolor y sus diversas molestias.

Entre estos nos encontramos con varios jugos curativos que le aportan al cuerpo increíbles beneficios y una cantidad significativa de nutrientes.

1. Jugo de naranja, ajo y perejil

Bebida-de-perejil-y-limon

La combinación de ingredientes que hacemos en este jugo natural nos da como resultado una bebida antiinflamatoria y antioxidante que mitiga los síntomas negativos de la artritis.

Contiene ácido fólico, vitaminas B y C, además de potasio y calcio, todos necesarios para fortalecer los cartílagos y las articulaciones.

Ingredientes

  • 2 ajos
  • 5 ramas de perejil
  • 1 chile verde
  • El jugo de 5 naranjas

¿Cómo prepararlo?

  • Pela los ajos y ponlos en el vaso de la licuadora.
  • Lava las ramas de perejil y agrégalas junto con el chile.
  • Exprime el jugo de las cinco naranjas y procésalo junto con el resto de los ingredientes por unos instantes.
  • Tras obtener una bebida homogénea, consúmela de inmediato.
  • Tómalo todos los días hasta sentir mejoría.

Ver también: 5 cosas que probablemente no sabías de la artritis

2. Jugo de apio y piña

El jugo de apio y piña es una bebida diurética que impulsa la eliminación de los líquidos para desinflamar los tejidos.

Cuenta con una enzima conocida como bromelina, la cual se destaca por su capacidad para disminuir la inflamación.

También es una fuente de vitaminas y minerales esenciales como:

  • Vitamina A
  • Vitamina B
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Sodio
  • Potasio
  • Calcio
  • Magnesio
  • Hierro

Incluyéndolo de forma regular en la dieta se calma el dolor en las articulaciones y se regulan los electrolitos del cuerpo.

Ingredientes

  • 1 manojo de apio
  • ½ piña picada
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava el manojo de apio, trocéalo y llévalo al vaso de la licuadora.
  • Agrega la piña picada y un vaso de agua para facilitar la mezcla.
  • Procesa a máxima velocidad y consúmelo recién hecho, sin colar.
  • Tómalo una vez al día.

3. Jugo de pepino y cebolla

Jugo de pepino

El sabor de esta bebida no es el más agradable pero, por sus propiedades, vale la pena el esfuerzo de tomarla.

Es un potente diurético y antiinflamatorio natural que impulsa la eliminación de los líquidos y calma el dolor articular.

Los compuestos sulfurosos de la cebolla protegen frente al daño oxidativo y los desequilibrios en el proceso inflamatorio del cuerpo.

Ingredientes

  • ½ pepino
  • ¼ de cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Trocea todos los vegetales y ponlos en el vaso de la licuadora.
  • Añade el vaso de agua y las dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Procesa a máxima velocidad y asegúrate de que todo quede bien incorporado.
  • Consúmelo en el menor tiempo posible, preferiblemente en ayunas.
  • Repite la dosis hasta calmar el dolor.

4. Jugo de zanahoria y apio

La zanahoria es otro de los vegetales saludables para el tratamiento de la artritis reumatoide. Esta contiene vitamina A y cantidades importantes de magnesio y potasio.

Sirve para incrementar la respuesta inmunitaria del cuerpo y expulsar los líquidos que se retienen en el organismo.

Ingredientes

  • 5 zanahorias medianas
  • 3 tallos de apio
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava y trocea los dos vegetales, con el fin de facilitar su licuado.
  • Añádelos en la licuadora junto con el vaso de agua y bátelos por unos instantes.
  • Tras obtener una bebida homogénea y sin grumos, sírvelo y tómalo en el menor tiempo posible.
  • Consúmelo durante dos semanas.

Te recomendamos leer: Agua de apio y limón para depurar el organismo: ¡Descúbrela!

5. Jugo de papaya y naranja

Batido-de-papaya-y-limón

La papaya contiene poderosas enzimas que controlan la inflamación y disminuyen el dolor.

Sus propiedades se potencian con la vitamina C de la naranja, un nutriente esencial que aumenta la producción de colágeno para proteger las articulaciones.

Ingredientes

  • 1 papaya
  • El jugo de 1 naranja
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Corta la papaya en varios trozos y ponla en la licuadora con el jugo de la naranja.
  • Añade el vaso de agua y procesa todo hasta obtener una bebida sin grumos.
  • Consúmela de inmediato y repite la toma cada mañana.

Es importante dejar claro que las bebidas aquí citadas son un complemento dietario contra de esta enfermedad.

Sus propiedades no curan la totalidad de los síntomas y tampoco reemplazan los medicamentos recetados por el médico.