5 jugos para desinflamar el estómago y evitar gases

22 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
En ocasiones, es posible que experimentemos alguna molestia estomacal pasajera y leve, producto de una comida copiosa u otras cuestiones afines. Para obtener alivio, lo ideal es procurar mejorar los hábitos de vida, seguir las indicaciones del médico y evitar los excesos.
 

En el ámbito popular se han recomendado algunas bebidas que, podrían ayudar a hidratarte, estimular la micción y así, desinflamar tu abdomen y evitar la acumulación de gases. En su mayoría, están compuestos por alimentos comunes, como los vegetales y las frutas.

Acerca de las bebidas para desinflamar el estómago y evitar gases

  • Antes de consumir cualquier bebida que tenga plantas o hierbas consulta con tu médico. 
  • Mantén un estilo de vida saludable, basado en hábitos coherentes. Y si tienes dudas acerca de cómo hacerlo, consulta con tu médico.
  • Mantén una dieta equilibrada y variada, para poder gozar de buena salud y evitar molestias estomacales.
  • Hidrátate principalmente con agua. Nunca le des prioridad a los jugos, batidos, licuados. Estos pueden ser buenos complementos, pero no sustituyen el aporte del agua al organismo.
  • Consume las bebidas con moderación siempre, como parte de una dieta equilibrada. Nunca como sustituto de comidas ni como remedio para evitar las consecuencias de los excesos, o como “protector” de enfermedades.

1. Jugo de aloe vera

 
Aloe-vera

Ingredientes

  • ½ taza de gel de aloe vera.
  • El jugo de 1 limón.
  • ½ vaso de agua (125 ml).

Preparación

  • Bate todos los ingredientes en la licuadora hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Consulta con tu médico antes de consumir esta bebida, ya que el aloe vera puede causarte molestias estomacales en varios escenarios.

Descubre: ¿Las frutas ayudan a eliminar toxinas?

2. Jugo de papaya, avena y linaza

Ingredientes

  • 1 taza de papaya picada (140 g).
  • 1 cucharada de linaza (10 g).
  • 1/2 litro de agua (500 ml).
  • 2 cucharadas de avena cruda (20 g).
  • Opcional: miel de abejas.

Preparación

  • Introduce todos los ingredientes en la licuadora, procésalos un par de minutos y sírvelo sin colar.
  • Consume como parte de una comida o merienda. Nunca como sustituto.

3. Jugo de piña, toronja y té verde

 
Piña

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón.
  • Opcional: miel de abejas.
  • 1 taza de té verde (250 ml).
  • ¾ de taza de piña picada (116 g).
  • 1 toronja fresca y recién exprimida.

Preparación

  • Pica en trozos la piña, extrae el jugo de los cítricos y prepara el té verde.
  • Introduce todos los ingredientes en la licuadora, menos el limón, y bátelos unos segundos hasta que todo quede bien integrado.
  • Consume con moderación.

4. Jugo de zanahoria y alfalfa

Ingredientes

  • Apio (1 o 2 ramas).
  • 1 puñado de alfalfa.
  • Opcional: un diente de ajo crudo.
  • 1 vaso de jugo de zanahoria (250 ml).

Preparación

  • Extrae el jugo de zanahoria y de apio, y luego introdúcelo en una licuadora con el diente de ajo y la alfalfa.
  • Licúa todos los ingredientes uno o dos minutos y bébelo sin colar, masticando los trozos si fuera necesario.
 

5. Jugo de ciruela y manzana

-jugo-de-ciruela

Ingredientes

  • 5 ciruelas frescas.
  • ½ manzana con cáscara.
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • Miel (opcional).

Preparación

  • Mezcla los ingredientes en una licuadora hasta obtener la textura deseada.
  • Bebe.

Descubre: ¿Por qué debemos comer frutas a diario?

Cuestiones a tener en cuenta

En caso de que sufras molestias estomacales con frecuencia y estas sean cada vez más intensas y te impidan hacer vida normal, acude a tu médico para una evaluación cuanto antes. Una vez te dé el diagnóstico, procura seguir sus recomendaciones y, de forma paralela, procura mejorar tus hábitos de vida. En especial, en torno a la dieta y la hidratación.

Es posible que te recomienden limitar el consumo de:

  • Sal.
  • Azúcar.
  • Embutidos.
  • Carnes rojas.
 
  • Harinas refinadas.
  • Alimentos ricos en grasas saturadas.
  • Comestibles industriales y procesados.
  • Productos lácteos enteros (como la leche entera).

En caso de tener dudas acerca de cómo mejorar tus hábitos alimenticios o bien, tu estilo de vida en general, consulta con el profesional antes de realizar cualquier cambio. 

  • Johnson-Henry, K. C., Mitchell, D. J., Avitzur, Y., Galindo-Mata, E., Jones, N. L., & Sherman, P. M. (2004). Probiotics reduce bacterial colonization and gastric inflammation in H. pylori-infected mice. Digestive Diseases and Sciences. https://doi.org/10.1023/B:DDAS.0000037794.02040.c2
  • Caballero, S., & Pamer, E. G. (2015). Microbiota-Mediated Inflammation and Antimicrobial Defense in the Intestine. Annual Review of Immunology. https://doi.org/10.1146/annurev-immunol-032713-120238
  • Rodríguez-Roque, M. J., de Ancos, B., Sánchez-Moreno, C., Cano, M. P., Elez-Martínez, P., & Martín-Belloso, O. (2015). Impact of food matrix and processing on the in vitro bioaccessibility of vitamin C, phenolic compounds, and hydrophilic antioxidant activity from fruit juice-based beverages. Journal of Functional Foods. https://doi.org/10.1016/j.jff.2015.01.020