5 jugos naturales para aliviar las úlceras gástricas

Daniela Castro 18 enero, 2016
Además de incluir estos jugos naturales, es importante seguir una dieta libre de grasas y evitar los alimentos de difícil digestión para no empeorar la condición

Las úlceras gástricas o duodenales son un tipo lesión o erosión en la membrana que recubre el estómago.

Pese a que este se protege contra sus propias secreciones, el padecer alguna lesión hace que los ácidos y las enzimas alteren el tejido causando un hueco en la pared del duodeno.

Esta condición se puede manifestar por diferentes causas y sus síntomas difieren en función del área en que se desarrolla y la edad de la persona que la padece.

Por ejemplo, las úlceras pépticas no presentan señales y la mayor parte de los pacientes no llegan a ser conscientes de ellas. En cambio, las úlceras duodenales ocasionan dolor y un ardor constante que conlleva a buscar un tratamiento.

Por fortuna, no siempre hace falta recurrir a remedios farmacológicos para controlar esas molestias que produce en el organismo.

Con la preparación de algunos jugos naturales con propiedades calmantes y digestivas se puede acelerar su proceso de recuperación. ¡Conócelos!

1. Jugo de col verde y apio

Jugo de col verde y apio

La col verde es uno de los alimentos que más ayuda en el alivio de los diferentes tipos de úlceras. Su contenido de clorofila, fibra y antioxidantes ayuda a recuperar el tejido y promueven la eliminación de los desechos acumulados en el estómago.

Ingredientes

  • ½ col verde
  • 1 rama de apio
  • 2 vasos de agua (400 ml)

Preparación

  • Lava y trocea la col verde.
  • A continuación, corta el apio en varios pedazos.
  • Lleva todo a la licuadora junto con los dos vasos de agua y licúa durante un par de minutos.
  • Bébelo sin colar.

Modo de consumo

Tomar un vaso de este jugo hasta cinco veces al día, distribuidas de la siguiente forma:

  • A media mañana.
  • Con el almuerzo.
  • A media tarde.
  • Con la cena.
  • Dos horas antes de dormir.

Por ninguna razón se debe tomar con el estómago vacío porque puede empeorar la enfermedad.

2. Jugo de papa

El zumo que se obtiene de las papas es uno de los tratamientos naturales más eficaces contra las úlceras duodenales.

Cuenta con agentes antiinflamatorios que controlan el ardor y la sensación de dolor producida por este trastorno.

Ver también: Usos no tradicionales de la papa (patata) para mejorar la salud

Ingredientes

  • 2 papas

Preparación

  • Lava, pela y pasa por un extractor de jugos las dos papas.

Modo de consumo

  • Toma el zumo antes de cada comida principal para neutralizar los ácidos.

3. Jugo de repollo blanco

Jugo de repollo

La composición nutricional del repollo actúa como un inhibidor natural de la acidez, favorece la cicatrización de las lesiones y calma de manera instantánea el dolor.

Contiene vitamina U y K que son las encargadas de restaurar los tejidos dañados para normalizar la mucosa estomacal.

Ingredientes

  • 1 repollo blanco
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lava bien el repollo blanco y llévalo a la licuadora con el vaso de agua.
  • Bate unos instantes y bébelo recién hecho.

Modo de consumo

  • Tómalo dos veces al día, mínimo durante dos semanas.

4. Jugo de banana y papaya

La papaína, una enzima digestiva de la papaya, tiene una poderosa acción curativa para muchos de los trastornos que afectan el aparato digestivo.

Combinada con la banana forma un protector natural del revestimiento del estómago, que ayuda a neutralizar los ácidos y restaura los tejidos lesionados.

Ingredientes

  • 1 banana
  • 1 rodaja de papaya
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pela y trocea la banana.
  • Corta una rodaja de papaya, retírale las semillas y trocéala.
  • Lleva todo a la licuadora con el vaso de agua y procésalo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Modo de consumo

  • Toma el jugo dos veces al día.

5. Jugo de zanahoria

Jugo de zanahoria

La zanahoria es una hortaliza con propiedades alcalinas y una riqueza en provitamina A necesarias para la neutralización de los ácidos estomacales.

El consumo de su jugo natural alivia distintas dolencias estomacales y contribuye a reparar el tejido erosionado, favoreciendo su cicatrización.

Además, actúa como un poderoso depurativo de la sangre y elimina las sustancias tóxicas para prevenir enfermedades.

Te recomendamos leer: 6 bebidas saludables para depurar naturalmente la sangre

También limpia los intestinos, mejora el estado de la piel y es una gran aliada de aquellos que luchan contra el sobrepeso.

Ingredientes

  • 4 zanahorias
  • 1 tallo de apio
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Lava bien las zanahorias y el apio y pásalos a través de un extractor de jugos.
  • Si lo prefieres más líquido le puedes agregar medio vaso de agua.

Modo de consumo

  • Tómalo dos veces al día, durante dos semanas seguidas.

Para concluir, recuerda que el consumo de estos jugos debe estar apoyado con una dieta saludable, libre de grasas, azúcares y otros alimentos de difícil digestión.

 

Te puede gustar