Descubre 5 limpiavidrios caseros, naturales y ecológicos

Katherine Flórez·
24 Julio, 2020
Para conseguir resultados óptimos es muy importante que elijamos un tipo de trapo que no suelte pelusa, o bien que utilicemos un periódico para retirar el producto.

Los limpiavidrios forman parte del catálogo de productos básicos de limpieza. Pueden convertirse en buenos aliados para asear diversas superficies de cristal, ya sea en casa o en la oficina.

Como el limpiavidrios es tan práctico y necesario, hoy queremos compartir algunos preparados caseros. Se pueden hacer con ingredientes ecológicos y su elaboración no es complicada. ¡Apunta!

Productos de limpieza naturales

En la actualidad, al visitar los mercados podemos descubrir productos para atender a casi todas las necesidades de limpieza. Sin embargo, algunos de ellos pueden tener un impacto nocivo en el medio ambiente e incluso en la salud.

Por ello, hoy te presentamos algunas alternativas naturales. ¿Te las vas a perder?

Limpiavidrios naturales, caseros y ecológicos

1. Limpiavidrios de cítricos

Limpiavidrios de cítricos

¿Aún sigues tirando a la basura las cáscaras de los cítricos? Debes saber que estas conservan importantes propiedades que se pueden aprovechar de muchas otras formas en el hogar.

Como demuestran diversos estudios, la piel del limón contiene componentes con propiedades antimicrobianas que pueden ayudarnos a acabar con los gérmenes.

Por eso, la elaboración de un preparado limpiavidrios es una de esas opciones que tienes para aprovecharlas y disfrutar por más tiempo su aroma.

Ingredientes

  • Cáscaras de limón o naranja.
  • Vinagre (125 ml).
  • Agua (100 ml).
  • Un pulverizador.

Preparación

  1. Para empezar, coloca las cáscaras de cítricos en un frasco. Después, añádele el vinagre y déjalo tapado en un lugar oscuro durante dos semanas.
  2. Pasado este tiempo, filtra el líquido con un colador y viértelo en un frasco con pulverizador.
  3. Por último, añade medio vaso de agua y agítalo bien antes de usar.

Lee también: 6 usos alternativos para la cáscara de los cítricos

2. Limpiavidrios de limón y vinagre

vinagre y limón

¿Tus vidrios parecen opacos y sucios? Esta solución de zumo de limón y vinagre de manzana puede ayudarte a eliminar esas partículas de polvo que quedan adheridas a su superficie, así como los gérmenes. Además, su elaboración es muy sencilla.

Como ya hemos visto, el limón tiene propiedades antimicrobianas que pueden ayudarnos a desinfectar las superficies de nuestro hogar.

En cuanto al vinagre de manzana, como avalan diversos estudios, este cuenta con importantes propiedades antimicrobianas, por lo que viene empleándose desde hace tiempo para desinfectar superficies.

Ingredientes

  • Vinagre de manzana (30 ml).
  • El zumo de un limón.
  • Frasco pulverizador.

Preparación

  1. En primer lugar, diluye tres cucharadas de vinagre de manzana en el zumo de un limón. Después, déjalo reposar unos minutos.
  2. A continuación vierte el producto en un frasco con pulverizador.
  3. Por último, añade agua si lo deseas más líquido.

3. Limpiavidrios para vasos

Los vasos de cristal de la cocina se van volviendo opacos con el pasar de los días y después de darles mucho uso. Por eso, conviene cuidarlos y limpiarlos con productos de calidad, que no dañen su aspecto.

Por eso, hoy te recomendamos un limpiavidrios que puede ayudarte a mantenerlos brillantes. Este contiene vinagre, que como ya hemos visto tiene propiedades antimicrobianas, y alcohol, un importante antiséptico.

Ingredientes

  • Alcohol (125 ml).
  • Agua (125 ml).
  • Vinagre (5 ml).
  • Un frasco con pulverizador.

Preparación

  1. Para empezar, diluye todos los ingredientes.
  2. A continuación, viértelos en el frasco con pulverizador para facilitar su aplicación.

4. Limpiavidrios de vinagre y jabón lavaplatos

Limpiavidrios

Este producto ayuda a eliminar esas manchas de grasa y suciedad que hacen perder lustre a los vidrios de cristal en la cocina o en la habitación.

Gracias a la actividad antimicrobina del vinagre y a la capacidad antigrasa del jabón lavaplatos, nuestros vidrios pueden verse brillantes otra vez. Por eso, no dudes en tomar nota del siguiente limpiavidrios.

Ingredientes

  • Una taza de agua (250 ml).
  • Vinagre blanco (62,5 ml).
  • 3 gotas de jabón lavaplatos líquido.
  • Bote con pulverizador.

Preparación

  1. Para empezar, prepara una mezcla de agua, vinagre y jabón lavaplatos líquido.
  2. Después, vierte el producto en un frasco. Por último, agítalo antes de aplicarlo para que sus ingredientes se incorporen bien.

5. Limpiavidrios de agua con bicarbonato de sodio

Tradicionalmente, se cree que el agua con bicarbonato es muy buena para facilitar la eliminación de manchas en los vidrios de todo el hogar. Esto podría deberse a sus propiedades antimicrobianas y desodorizantes.

Con todo, es importante no olvidar que el bicarbonato de sodio es abrasivo. Por eso, recomendamos que antes de empezar a emplearlo regularmente, hagamos una pequeña prueba para comprobar que no daña o raya nuestros vidrios, ya que no todos son iguales.

Asimismo, tampoco recomendamos mezclarlo con vinagre. Y es que aunque nos pueda parecer que combinando su acción obtendremos mejores resultados, ambos se contrarrestan y provocan una reacción química, en principio no peligrosa, aunque depende de las cantidades.

Ingredientes

  • Una taza de agua (250 ml).
  • Bicarbonato de sodio (10 g).

Preparación

  1. En primer lugar, diluye el bicarbonato de sodio en el agua y viértelo en un frasco spray o con pulverizador.
  2. Antes de utilizarlo lo tienes que agitar bien, ya que el bicarbonato de sodio tiende a irse para el fondo.

Visita este artículo: 6 usos curiosos para tu hogar con bicarbonato de sodio: ¡Muy prácticos!

Consejo final

Todos estos productos pueden ayudarnos a quitar las manchas o el polvo de los cristales. No obstante, los resultados también dependerán del tipo de paño que se utilicen para eliminar los excesos de líquido.

Por tanto, toma nota a este consejo final. Lo mejor es que elijas un paño suave de algodón, que no raye la superficie y que no tenga pelusas.

Además, recuerda tomar siempre las debidas precauciones cuando emplees productos de limpieza (ya sean naturales o químicos). Evita exponer tu piel y utiliza siempre guantes de goma.