5 malas decisiones que debes evitar si deseas bajar de peso

Perder peso no es solo cuestión de estética, a veces es necesario por motivos de salud. Y hay que tener cuidado, porque en ocasiones tomamos decisiones que, lejos de ayudarnos a conseguirlo, nos lo ponen más difícil.

Bajar de peso se ha convertido en una necesidad para millones de personas en todo el mundo que están luchando contra la obesidad y el sobrepeso.

Al principio se pensaba que era algo que se hacía por simple estética, pero más tarde se determinó que es fundamental para mantener una buena salud y prevenir enfermedades.

Para lograr este objetivo, se han creado cientos de estrategias que pretenden ayudar a quemar grasa con más facilidad y conseguir resultados en menor tiempo.

No obstante, algunas no son tan efectivas como prometen y al final llevan a un fracaso que acaba por destruir toda la motivación para adelgazar.

Como sabemos que muchos aún desconocen cuáles son esas medidas que no deben tomar al momento de reducir kilos, a continuación vamos a compartir las 5 decisiones más comunes que se deben evitar por completo. ¡Descúbrelas!

1. Comer saludable solo de lunes a viernes

Comer saludable solo de lunes a viernes

Hay quienes hacen un plan de alimentación sano para perder peso, pero solo lo aplican de lunes a viernes por considerar que los fines de semana no son tan importantes. Lo cierto es que esos días suponen un 28,5% de toda la semana y el peso que se puede ganar por comer es significativo.

Ingerir comidas rápidas, beber alcohol o picar entre comidas con snacks poco saludables impedirá perder el peso deseado.

De hecho, en algunos casos, es probable ingerir las mismas calorías que se comen en los otros cinco días de la semana.

No olvides leer: 7 tips para perder peso de manera gradual y sin esfuerzo

Consejo:

Planea el menú para los 7 días de la semana y trata de respetarlo al máximo. Aunque a veces puede haber algún que otro descuido, es fundamental tratar de mantener una buena alimentación a  todas horas.

2. Practicar largas horas de ejercicio en el gimnasio

El ejercicio es uno de los mejores aliados para perder peso y debe ser un complemento de la dieta para llegar a la meta en cuestión de semanas.

El gran error que algunas cometen es pasar largas horas en el gimnasio trabajando solo una de las partes de su cuerpo y sin apoyarse de una buena alimentación.

De nada sirve esforzarse tanto si posteriormente se vuelven a ganar todas esas calorías que se han quemado con la actividad.

Consejos:

Adopta una rutina de entrenamiento que incluya ejercicios de alta intensidad, los cuales son más efectivos para bajar de peso.

Además, compleméntalo, sí  o sí, con una dieta saludable y el consumo diario de agua.

3. Basar la dieta en alimentos light e integrales

Basar la dieta en alimentos light e integrales

Muchas veces los famosos productos light son engañosos y se pueden convertir en el obstáculo para llegar a la meta.

Por ejemplo, hay galletas que en su etiqueta traen la imagen de una mujer con un cuerpo tonificado y esbelto y alguna frase como “mantén la línea”; no obstante, al leer la información nutricional se puede observar que solo tienen menos calorías en comparación con las normales, pero aun así la aportación calórica sigue siendo significativa.

También es importante revisar los productos integrales, ya que en ocasiones dicen serlo, pero en realidad son mezclas de harina integral con otros ingredientes ricos en calorías.

Consejo:

En el momento de comprar tus alimentos lee bien su información nutricional y evita aquellos que traen demasiadas calorías.

4. Hacer una dieta extrema

¡Cuidado! es una de las peores decisiones que se pueden tomar. Las dietas extremas no suelen aportar los nutrientes que requiere el organismo para funcionar en perfecto estado y, al final, pueden causar efecto rebote.

Si bien algunas ayudan a perder varios kilos en cuestión de días, pueden ocasionar una fuerte sensación de ansiedad que lleva a ingerir más calorías de las debidas.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 infusiones eficaces para tratar la ansiedad

Consejo:

Diseña un tipo de dieta saludable que te permita quemar grasa de manera gradual y estable. Ten paciencia y evita tentaciones para ver los resultados.

5. Saltarse el desayuno o cualquier comida principal

Saltarse el desayuno o cualquier comida principal

El desayuno, así como cualquiera de las comidas principales, debe ser completo y moderado. Saltarse alguno conlleva tener más hambre en horas posteriores, y eso se traduce en una mayor ingesta de calorías.

Además, comer de manera adecuada impulsa el metabolismo y lo mantiene en perfecto estado para que no deje de transformar la grasa en energía.

Consejo:

Divide bien las comidas principales, basándolas en alimentos de alta calidad nutricional como las frutas, verduras, cereales y carnes magras.

¡Para tener en cuenta!

Bajar de peso no es una tarea fácil y se requiere de un constante esfuerzo para mantenerlo en niveles estables.

Teniendo en cuenta que cada cuerpo tiene diferentes necesidades, lo mejor es consultar a un nutricionista para recibir un plan de alimentación acorde.