5 maneras de utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

Combinando bicarbonato de sodio con zumo de limón se puede obtener un potente limpiador para desinfectar varios tipos de superficies. Te contamos cómo utilizarlo en el hogar.

Hay muchas formas de emplear la mezcla de bicarbonato de sodio y limón en la limpieza doméstica. Aunque los productos químicos de aseo siguen siendo los protagonistas en las tareas de casa, muchos hemos optado por utilizar esta fórmula ecológica.

Ambos ingredientes tienen propiedades desinfectantes que ayudan a eliminar los gérmenes de diversas superficies. También blanquean las manchas de moho y son ideales para limpiar los residuos de grasa, polvo y otras sustancias que producen olores desagradables.

Lo mejor de todo es que sus partículas no causan daños ambientales ni reacciones alérgicas. Además, son muy económicos y se pueden manipular con total confianza. ¿Aún no pruebas esta combinación? Descubre cómo volver incorporarlos a tu batería de productos.

Cómo utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

El uso de bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar no es una simple tendencia ecológica. A pesar que se ha vuelto popular por estos días, en realidad es uno de esos viejos trucos de la abuela que eran empleados cuando el mercado aún no estaba invadido de químicos.

El bicarbonato de sodio tiene propiedades desinfectantes y astringentes que pueden eliminar la suciedad de muchas superficies. Además, el zumo de limón fresco es antibacteriano y sirve como agente quitagrasas. ¿Para qué se pueden utilizar?

1. Limpiador multiusos

Limpiar el baño con bicarbonato de sodio y limón.

Este limpiador con bicarbonato y limón puede ser útil para desinfectar pisos, azulejos y baños. Su aplicación directa elimina los microbios que se acumulan sobre estas superficies y a su vez quita las manchas de humedad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • El zumo de un limón
  • 1 taza de agua tibia (250 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio y el zumo de limón en una taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Rocía la solución sobre el espacio deseado y déjala actuar 5 minutos.
  • Luego, frótala con un cepillo o esponja y enjuaga.

2. Detergente para prendas blancas

Uno de los usos interesantes del bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar es como detergente especial para ropa blanca. Dado que concentra activos blanqueadores, puede remplazar esas soluciones agresivas que eliminan las manchas.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • El zumo de 2 limones
  • 3 tazas de agua caliente (750 ml)

Preparación

  • Agrega el bicarbonato de sodio en un barreño y en seguida añade el zumo de los limones y el agua caliente.

Modo de uso

  • Sumerge las prendas blancas durante una hora y enjuágalas como de costumbre en la lavadora.
  • Para manchas difíciles, frota la mezcla de bicarbonato de sodio y limón sobre la ropa.

También puedes leer: 5 tips caseros para evitar que la ropa destiña al lavarla

3. Desengrasante para la cocina

No es necesario recurrir a productos industrializados para limpiar el horno de la cocina.

El ácido cítrico que contiene el zumo de limón ayuda a desprender esa grasa que se acumula en varias superficies de la cocina. Además, el bicarbonato potencia estos efectos, haciendo la tarea mucho más sencilla.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • El zumo de un limón
  • 3 cucharadas de vinagre blanco (30 ml)

Preparación

  • Para empezar, vierte el bicarbonato de sodio en un recipiente hondo.
  • Agrega el zumo de limón y espera que pase el efecto efervescente.
  • Por último, añade el vinagre blanco.

Modo de uso

  • Rocía el preparado sobre las partes engrasadas y déjalo actuar unos minutos.
  • Frótalo con una esponja y enjuaga.

4. Pulidor de metales

Los elementos de metal que hay en el hogar suelen adquirir un aspecto opaco debido a la acumulación de suciedad y restos de detergentes. Usando bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar se les puede devolver su brillo natural de forma casi instantánea.

Lee también: Cómo usar el limón y otros productos naturales para la limpieza

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (15 g)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)

Preparación

  • Combina el bicarbonato de sodio con zumo de limón hasta obtener una pasta.

Modo de uso

  • Frota la solución sobre los elementos metálicos y déjala actuar unos minutos.
  • Por último, púlelo con un paño suave.

5. Lavavajillas

¿Se acabó tu lavavajillas convencional? ¿Necesitas fregar las tazas de café? Entonces prepara una solución de bicarbonato de sodio y limón. Por su capacidad para desengrasar y desinfectar es la mejor alternativa para dejar la vajilla impecable.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • El zumo de 2 limones

Preparación

  • Haz una pasta sólida con el bicarbonato de sodio y el limón. Prepárala en un recipiente hondo para evitar derrames por el efecto efervescente.

Modo de uso

  • Frota el producto sobre la vajilla usando la esponja.
  • Retíralo con abundante agua.

Como lo acabas de notar, la combinación de bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar facilita muchas tareas. No dudes en probarla en casa para que remplaces algunos de los productos industriales de uso regular.