5 mascarillas faciales para combatir los problemas de verano

Las mascarillas faciales puedes ayudarnos a humectar la piel a la vez que nos sirven para combatir diferentes problemas dérmicos y eliminar el exceso de suciedad

Cuando llega el verano solo podemos pensar en una cosa: la diversión. Ya sea que elijas la playa o que seas más de montaña y parques, siempre te enfrentarás a los mismos problemas veraniegos.

Por suerte, las siguientes mascarillas faciales para combatir los problemas de verano son grandes aliadas de tu piel.

Recomendaciones generales previas

Combatir los problemas de verano resulta bastante sencillo con las siguientes mascarillas. Sin embargo, recuerda que hay algunos cuidados que debes tomar en cuenta para asegurar su efectividad:

  • Limpia tu rostro antes de aplicar la mascarilla. Basta con lavar tu rostro usando agua y jabón neutro.
  • Elige productos naturales y de buena calidad. Siempre que puedas opta por productos libres de conservadores para mantener tu rostro alejado de químicos dañinos.
  • Nunca frotes tu piel al retirar la mascarilla. Para evitar que tu piel sufra algún daño, enjuaga con suficiente agua y retira la mascarilla con una esponja suave o las manos.

Luego, pasa la toalla o un paño para secar de forma suave y dando pequeños golpecitos solo para retirar el exceso de agua.

1. Mascarilla de avena con miel para exfoliar

Jugo de limón, miel y avena

Uno de los primeros problemas de verano es la acumulación de suciedad en el rostro. Desde el polvo hasta residuos de protectores solares o sudor, todos obstruyen los poros.

La miel aporta nutrición y suavidad mientras que la avena retira todos los residuos. Para descongestionar y evitar los puntos negros prueba esta mascarilla una vez a la semana:

Ingredientes

  • 5 cucharadas de avena (50 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Coloca en un bol limpio de vidrio los dos ingredientes. Si deseas que la mascarilla penetre más, puedes entibiar un poco la miel.
  • Mezcla los ingredientes muy bien y aplica con los dedos limpios o con ayuda de una brocha.
  • Deja reposar por 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

Te recomendamos leer: La mascarilla de miel para una piel limpia y saludable

2. Mascarilla de aloe vera para combatir la piel quemada por el sol

¿Te quedaste dormida en la playa? ¿Te fuiste a dar una larga caminata sin protector solar? Aunque sabemos que es importante usar protector solar todo el año, durante el verano se hace vital.

Aún así, pueden presentarse situaciones en las que nos olvidamos y terminamos con grandes quemaduras. Si ha sido tu caso, la segunda de las mascarillas faciales para combatir los problemas de verano será la solución.

Lo mejor es que puedes aplicarla en cualquier parte del cuerpo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera natural (30 g)

Utensilios

  • 1 pincel grueso

Aplicación

  • Con ayuda del pincel, toma el gel y aplica generosamente en todo el rostro.
  • Cuida mucho de evitar el contacto con ojos y labios.
  • Deja reposar por 15 minutos y retira con agua fresca teniendo mucho cuidado de no dañar la piel.
  • Aplica tantas veces al día como necesites.

3. Mascarilla de arcilla para desinflamar pieles sensibles

Mascarilla de arcilla verde

Si tu piel es sensible, seguramente el verano representa grandes inconvenientes. Desde inflamación hasta enrojecimiento.

Por suerte, la arcilla tiempo propiedades nutritivas e hidratantes que te ayudarán. Lo mejor es que además combatir los problemas de verano, es muy económica y amigable con las pieles delicadas.

Te recomendamos adquirir las versiones que vienen en polvo y que solo requieren ser mezcladas con un poco de agua. Estas suelen ser las más naturales y económicas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de arcilla en polvo (30 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • En un recipiente coloca la arcilla y añade un poco de agua.
  • Revuelve y ve añadiendo más agua según sea necesario.
  • La cantidad final de agua dependerá de las características de tu arcilla, así que agrega con cuidado hasta lograr una pasta fácil de manipular, pero no muy líquida.

Aplicación

  • Toma la arcilla con una brocha y aplica en todo el rostro.
  • Deja reposar hasta que la sientas ligeramente seca.
  • Retira con agua tibia

Visita este artículo: Recupera la belleza del rostro con arcilla

4. Mascarilla de pepino con miel para hidratar

El calor y el polvo son causantes de muchos de los problemas de verano. Con esta mascarilla evitarás que tu piel luzca opaca o reseca.

Procura complementar sus efectos externos tomando suficiente agua y frutas frescas.

Ingredientes

  • ½ pepino sin piel cortado en rodajas
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Licúa los dos ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea.  
  • Aplica la mascarilla de forma uniforme evitando el contorno de ojos y la boca.
  • Cubre con un paño para evitar que la mascarilla escurra.
  • Lava pasados 15 minutos.

5. Mascarilla de aguacate con aceite de oliva para suavizar la piel

Aceite de aguacate

¿Durante el verano realizas varias actividades acuáticas? Es innegable que el calor nos obliga a buscar opciones para refrescarnos. El problema es que esto presenta otro inconveniente: la piel pierde humectación.

Esto se debe a que el agua elimina los aceites naturales de la piel. Por suerte, recuperar esa elasticidad es fácil con el aguacate y el aceite de oliva.

Ingredientes

  • ½ aguacate sin piel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g)

Preparación

  • Unifica los ingredientes con un batidor manual hasta lograr una mezcla de consistencia cremosa.
  • Aplica con una brocha limpia sobre todo el rostro, salvo los ojos y labios.
  • Deja reposar por 10 minutos y retira con agua fría.

Después de disfrutar el verano no es justo sufrir por daños que ocasione el sol. Dedica unos minutos una vez a la semana a solucionar los problemas de verano y recupera la belleza de tu piel.

Con estos tratamientos seguro encuentras el correcto para ti.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar