5 mascarillas faciales para tener un rostro radiante al momento

Aunque no suelen presentar reacciones secundarias, conviene realizar pruebas antes de aplicar los diferentes productos para evitar problemas. En caso de notar algún problema, aclararemos con abundante agua y suspenderemos el uso

¿Cuánto dinero inviertes en productos faciales? La industria te indica que, si quieres un rostro de ensueño, hay que comprar mascarillas, exfoliantes, tonificadores, cremas especiales…

Pero, ¿por qué no probar algo casero?

El objetivo es eliminar las impurezas que hay en la superficie, regenerar las células y mantener la elasticidad en la piel.

Sin embargo, no todo se reduce a mascarillas faciales. Hay que llevar una rutina de cuidados para mantenerla sana.

Por ejemplo, es conveniente hacer una limpieza diaria por la mañana y por la noche con el fin de eliminar por completo la suciedad.

Al elegir un producto facial hay que ser doblemente cuidadosas. Es importante que no tengan un exceso de ácidos, porque lo único que van hacer es resecar.

Por suerte, hay soluciones naturales que ofrecen los mismos resultados sin efectos secundarios.

Se recomienda hacer una prueba en una zona pequeña del rostro para asegurarnos de que no hay reacción alérgica. De ser así, puedes elegir la mascarilla que mejor te convenga.

Recuerda que antes de aplicar cualquier tratamiento hay que lavar bien el rostro.

1. Avena y agua

Cómo preparar en casa agua de avena

Esta mascarilla es ideal para la piel grasa. La avena se encarga de remover el exceso de sebo y controlar granos, espinillas y barros.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de avena (24 g)
  • ¼ de taza de agua (60 ml) 

Preparación

  • Mezcla las 3 cucharadas de avena con el agua.
  • Combina hasta que se forme una mezcla homogénea.

Aplicación

  • Aplica de manera uniforme en el rostro.
  • Deja que actúe durante 20 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, enjuaga con agua fría para eliminar todos los residuos.

Visita este artículo: Los beneficios de consumir leche de avena

2. Plátano y miel

El plátano aporta beneficios importantes en el rostro, porque hidrata, nutre y humecta. Además, también mejora la elasticidad y disminuye manchas.

La miel, por su parte, refuerza el tratamiento, previniendo el acné y abriendo los poros.

Ingredientes

  • ½ plátano
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En primer lugar machaca el plátano con ayuda de un tenedor.
  • En seguida, añade la cucharada de miel y mezcla hasta formar una pasta.

Modo de aplicación

  • Con ayuda de las yemas de los dedos, aplica la mezcla en el rostro mediante masajes circulares.
  • Deja actuar durante 25 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y, para terminar, aplica una crema hidratante.

3. Aguacate

Aguacate

El aguacate es un fruto que contiene alta cantidad de grasas saludables.

También contiene ácido fólico y vitaminas, que son ingredientes indispensables para tratar el rostro, sobre todo si queremos limpiar, hidratar y recuperar la luminosidad.

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • El zumo de un limón 

Preparación

  • Para empezar coloca el aguacate en un recipiente y tritura de manera uniforme.
  • Posteriormente agrega el jugo de limón y mezcla durante 20 segundos.

Modo de aplicación

  • Coloca la mascarilla en el rostro, e incide sobre todo en las zonas de la nariz, la frente y la barbilla.
  • Deja actuar durante 15 minutos.
  • Para concluir, enjuaga con abundante agua fría o tibia.

4. Bicarbonato de sodio y agua

Todo los días exponemos al rostro a un sinfín de bacterias que provocan daños como acné, manchas y resequedad.

Gracias a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, la solución del bicarbonato se encarga de regular la grasa producida por la acumulación de impurezas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 2  cucharadas de agua mineral (20 ml)

Preparación

  • Pon el bicarbonato en un recipiente y agrega el agua mineral.
  • Mezcla con ayuda de una cuchara.

Modo de aplicación

  • Esparce la mezcla por toda la cara (ten cuidado de que no caiga en los ojos).
  • Vas a sentir leve picazón. Si esta es más bien una sensación de ardor, hay que remover rápidamente.
  • Deja actuar durante 20 minutos.
  • Finalmente retira con abundante agua.

Te recomendamos: 5 trucos caseros para embellecer tu rostro 

El beneficio principal de las mascarillas es limpiar el rostro, pero también es importante aplicar un tónico para cerrar los poros después del tratamiento.

Prueba el siguiente:

5. Tónico de vinagre de manzana con agua

Vinagre de manzana con agua

El vinagre de manzana contiene alfa-hidroxiácidos, por lo cual ayuda a refrescar, equilibrar el pH y humectar la piel. Además, también revitaliza los tejidos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml) 

Utensilios

  • Recipiente con atomizador

Preparación

  • Agrega el agua y el vinagre en el recipiente con atomizador y mezcla bien.

Modo de aplicación

  • Después de la mascarilla, rocía el tónico en el rostro. 

Leer también: Los mejores tónicos astringentes para piel grasa 

Recomendaciones

  • Es muy importante quitar el maquillaje sin frotar.  
  • Lava el rostro con jabón neutro para eliminar cualquier residuo.
  • Realiza masajes circulares con las yemas de los dedos para activar la circulación.
  • No presiones en el área de los ojos: con solo dar toquecitos es suficiente para no arrugar la piel.
  • Utilizar crema hidratante en rostro y cuello.

Recuerda que el rostro es tu carta de presentación ante los demás.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar