5 mascarillas con huevo para embellecer tu piel

Daniela Echeverri Castro · 7 diciembre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 15 enero, 2019
El huevo es un alimento versátil que podemos aprovechar para el cuidado de la piel. Sus nutrientes ayudan a proteger el cutis, dejándolo más suave y limpio. ¿Te animas a probar estas mascarillas?

La aplicación de mascarillas con huevo puede ser un buen complemento para embellecer la piel. Aunque hay muy poca evidencia sobre las aplicaciones dermatológicas del huevo, es un ingrediente que desde la antigüedad ha hecho parte de muchos preparados para cuidar la piel y el cabello.

Mascarillas con huevo para cuidar tu piel

El huevo es un ingrediente reconocido por sus aportes nutricionales. Aunque durante mucho tiempo se pensó que perjudicaba los niveles de colesterol, en la actualidad ha sido reconocido como un alimento saludable y se han desmentido muchas de las afirmaciones que se hacían al respecto.

De acuerdo con los datos recopilados en el sitio SELF Nutrition Data, el huevo es una fuente de nutrientes como:

  • Vitamina A
  • Folato
  • Vitamina B5, B12 y B2
  • Fósforo
  • Selenio
  • Cantidades decentes de vitaminas D, E, K, vitamina B6, calcio y zinc.

Entre otras cosas, como lo señala una publicación en The American Journal of Clinical Nutrition, el huevo es una fuente biodisponible de luteína y zeaxantina, específicamente en su yema. Estas sustancias, al igual que las vitaminas y minerales, son beneficiosas para la salud de la piel.

Según información publicada en Clinics in Dermatology, la luteína y zeaxantina, están presentes en la piel. En general, estas sustancias carotenoides ayudan a proteger la piel contra el daño causado por los rayos ultravioleta. Además, también podrían incidir sobre su hidratación y elasticidad.

1. Mascarilla para tonificar el rostro

mascarillas con huevo

El uso constante de una mascarilla natural con huevo puede ayudarte a tonificar la piel. Por supuesto, son efectos ligeros que vas obteniendo con el tiempo, no esperes resultados inmediatos. Tras su uso, sí podrás sentir el cutis más suave y limpio.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)

Preparación

  • Bate una clara de huevo y mézclala con un par de cucharadas de yogur natural.

Modo de aplicación

  • En primer lugar, limpia el rostro con agua y jabón, sécalo bien, y extiéndele la mascarilla.
  • Deja que actúe 30 minutos y, para terminar, enjuaga con agua fría.
  • Repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

Ver también: 4 mascarillas con canela para tener un cabello perfecto

2. Mascarilla para el contorno de los ojos

Podemos aprovechar los beneficios antienvejecimiento que brindan los carotenoides contenidos en el huevo para cuidar el contorno de los ojos. Como en el caso anterior, debemos ser constantes con su uso.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de aguacate (15 g)

Preparación

  • Bate un huevo y combínalo con una cucharada de aceite de aguacate.

Modo de aplicación

  • Retira el maquillaje de tu piel y, en seguida, frótale la mascarilla con la ayuda de un pincel.
  • Déjala secar durante 20 o 30 minutos y enjuaga.
  • Úsala, por lo menos, 2 veces a la semana.

3. Mascarilla para piel grasa

Mascarilla para piel grasa

Aunque el huevo no puede curar la piel grasa, su aplicación ayuda a lucir un rostro más fresco y suave. Si deseas, usa esta mascarilla como parte de tu rutina de limpieza.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 2 cucharadas de harina de avena (20 g)

Preparación

  • Bate una clara de huevo y mézclala con la harina de avena.
  • Tras obtener una pasta espesa, procede a utilizarla.

Modo de aplicación

  • Extiende la mascarilla por todo el rostro, enfocándote en las zonas más grasosas.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Aplícala 2 o 3 veces a la semana, según lo consideres necesario.

4. Mascarilla para los puntos negros

La textura pegajosa de la clara de huevo resulta muy útil para remover los residuos y células muertas que obstruyen los poros. En este caso potenciamos sus efectos con un poco de corteza de naranja y leche de coco para así dejar la piel con un aspecto limpio.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de corteza de naranja rallada (10 g)
  • 2 cucharadas de leche de coco (20 ml)

Preparación

  • Incorpora una clara de huevo en un recipiente y mézclala con la ralladura de corteza de naranja y la leche de coco.
  • Remueve todos los ingredientes hasta conseguir una pasta.

Modo de aplicación

  • Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio, asegurándote de cubrir todas las zonas con puntos negros.
  • Deja que actúe 20 o 30 minutos y, antes de enjuagarla, realiza suaves movimientos circulares para facilitar la exfoliación.
  • Retira los excesos con agua tibia.
  • Úsala 2 veces a la semana.

Te recomendamos leer: 3 exfoliantes caseros para quitar los puntos negros

5. Mascarillas con huevo: una opción hidratante

mascarilla

Para terminar, podemos hacer una crema hidratante casera con huevo, banana y miel de abejas. Esta combinación nos permite mitigar el exceso de sequedad y disfrutar un cutis más suave.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • ½ banana madura
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Incorpora el huevo en un recipiente y mézclalo con la pulpa de media banana madura.
  • Agrega la miel de abejas y remueve todo hasta obtener una pasta cremosa.

Modo de aplicación

  • Frota la mascarilla por todas las zonas que deseas hidratar y déjala actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso 2 o 3 veces a la semana.

En definitiva

No podemos esperar cambios instantáneos o milagrosos con la aplicación de estas mascarillas con huevo. Sin embargo, su uso regular es un buen complemento para tener un cutis más suave, hidratado y protegido. Elige la que más te guste e inclúyela en tu rutina de belleza.

  • Huopalahti, R., López-Fandiño, R., Anton, M., Schade, R., Recio, I., & Ramos, M. (2007). Bioactive egg compounds. Bioactive Egg Compounds. https://doi.org/10.1007/978-3-540-37885-3
  • Roberts, R. L., Green, J., & Lewis, B. (2009). Lutein and zeaxanthin in eye and skin health. Clinics in Dermatology27(2), 195–201. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2008.01.011
  • Handelman, G. J., Nightingale, Z. D., Lichtenstein, A. H., Schaefer, E. J., & Blumberg, J. B. (1999). Lutein and zeaxanthin concentrations in plasma after dietary supplementation with egg yolk. American Journal of Clinical Nutrition70(2), 247–251. https://doi.org/10.1093/ajcn.70.2.247
  • Burlando, B., & Cornara, L. (2013). Honey in dermatology and skin care: A review. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/jocd.12058
  • Fabbrocini, G., & Saint Aroman, M. (2014). Cosmeceuticals based on Rhealba® Oat plantlet extract for the treatment of acne vulgaris. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. https://doi.org/10.1111/jdv.12791