Los 5 mejores consejos para perder peso sin pasar hambre

Los 5 mejores consejos para perder peso sin pasar hambre

Para perder peso de forma saludable y no volver a ganarlo debemos concienciarnos de que no se trata de hacer una dieta temporal, sino de aprender a comer bien
consejos para perder peso

Estamos cansados de escuchar consejos para perder peso de mil maneras distintas, algunos de los cuales, además, resultan contradictorios.

No obstante, bajar de peso debería ser un objetivo que poder lograr cambiando hábitos perjudiciales por otros beneficiosos, de manera progresiva y, sobre todo, sin pasar hambre.

En este artículo te damos los 5 mejores consejos para bajar de peso con sentido común, disfrutando de la comida, aprendiendo a comer de otra manera y descubriendo una infinidad de posibilidades.

1. No pasar hambre

No elijas dietas

Este consejo tan obvio es mucho más importante de lo que creemos, ya que va a asegurarnos el éxito de nuestro propósito.

Pasar hambre es una tortura a la que sometemos a nuestro organismo y que, más adelante, nos va a pasar factura.

Reprimirnos a la hora de comer cuando nuestro cuerpo nos lo pida nos creará una ansiedad constante que hará que terminemos comiendo más y peor en otros momentos.

Por lo tanto, es mucho más efectivo “engañar al estómago” cuando sintamos las ganas de comer:

  • Beber agua. En muchos casos confundimos las dos necesidades y podremos ver como el hambre desaparece al beber un vaso de agua.
  • Tomar una infusión, una pieza de fruta o un puñado de frutos secos, tostados y sin sal.
  • Concentrarnos en otras tareas o actividades, sin la intención de reprimirnos, sino de dejar la comida para después.

Lee también: Los 5 mejores frutos secos

2. Aprender a comer

Muchas personas con dificultades para perder peso suelen tener altos niveles de ansiedad y una mala relación con la comida.

Comer es también un aprendizaje que siempre estamos a tiempo de repetir, para que pase de ser un momento frustrante a un acto placentero entre muchos otros.

Aprender a comer se basa en los siguientes puntos:

  • Servirnos solamente la ración que queramos comer.
  • Masticar y saborear bien los alimentos.
  • Comer sin prisa, pero sin distracciones.
  • Evitar conversaciones importantes durante la comida.
  • Comer fuera del entorno laboral, siempre que sea posible.
  • No llenarnos en cada comida. Lo ideal es quedarnos siempre al 80%, ese momento en el que todavía podríamos comer un poco más pero que, si esperamos unos minutos, nos deja satisfechos y con energía.

3. Elegir bien los alimentos

Elegir bien los alimentos

Debemos dejar de contar calorías, ya que es un sistema obsoleto para perder peso que lo único que hace es estresar al organismo.

Lo que debemos hacer es elegir alimentos naturales y sin procesar, que sean muy nutritivos para que aporten a nuestro cuerpo lo que necesitamos y nos podamos sentir de buen humor, saciados y con energía sin abusar de la comida.

Podemos comer algunos alimentos ricos en grasa, con moderación, ya que estos acelerarán nuestro metabolismo y nos ayudarán a quemar más energía.

Alimentos muy recomendados:

  • Frutas y verduras, frescos y cocinados, en ensaladas, jugos, batidos, etc.
  • Cereales integrales como la avena, el arroz, el mijo o la quinoa.
  • Legumbres.
  • Frutos secos y semillas.
  • Grasas saludables como el aguacate o el ghee (mantequilla clarificada).
  • Proteína animal ecológica o de buena calidad: carne, pescado, huevo.

4. Evitar lo que aumenta el apetito

Consumo-de-sal

Sí que debemos tener mucho cuidado con los alimentos que incrementan nuestro apetito de manera artificial, que son tres:

Si nos fijamos en los ingredientes de los aperitivos más habituales en los supermercados, podremos ver grandes cantidades de estos tres productos con propiedades adictivas: aceitunas rellenas, frutos secos fritos, patatas fritas, galletas, etc.

Al empezar a comerlos notaremos que son muy sabrosos y que nos cuesta mucho dejar de comerlos. 

Visita este artículo: ¿Puedo comer azúcar si padezco reflujo ácido?

5. Perder peso sin prisa pero sin pausa

No te obsesiones con perder peso y, mucho menos, si es un objetivo que arrastras de toda la vida.

Deberás hacer cambios importantes en tu manera de comer para que no sea una dieta sacrificada y temporal, sino un aprendizaje para comer de manera más saludable y que, además, disfrutes haciéndolo.

Para ello, no se trata de días para perder peso y días de excepciones.

Consiste en ir cambiando los hábitos que te perjudican por otros que te benefician, encontrando recetas que te gusten y sustituyendo las tentaciones más perjudiciales por otras más sanas.

Seguro que hay muchos alimentos que todavía no conoces y que te ofrecerán muchas posibilidades para disfrutar cocinando y comiendo sin que eso sea lo más importante en tu vida.