5 mejores métodos de cocción para comer más saludable

Hervir los alimentos es uno de los métodos de cocción para comer más saludable y fáciles pero no es el único. Descubre otros para no aburrirte.

Ser saludable no siempre es tan sencillo como quisiéramos. Debes tomar en cuenta el valor nutrimental de los alimentos, tus gustos personales y requerimientos relacionados con tu salud. Además, no todas las opciones al momento de cocinar son tan favorables. ¿Tienes claros cuáles son los métodos de cocción para comer más saludable?

Aunque ya es probable que conozcas algunas opciones, quizás estás pasando otras por alto. Aquí descubrirás también los efectos de dichos métodos en los nutrientes de tus alimentos. Descubre nuevas opciones para cocinar tus alimentos y dale un giro a su sabor.

1. Hervido

Hervir los alimentos es uno de los métodos de cocción para comer más saludable y fáciles que puedes encontrar. Lo único que necesitas es un poco de agua, un toque de sal y algunas hierbas o especias, según el sabor que desees.

Sin embargo, debes tomar en cuenta que si te excedes con el tiempo y la temperatura, los alimentos pueden disolverse. Esto ocasionará que se pierden varios de los nutrientes de los alimentos.

Pescado hervido con arroz.

Para aprovechar este método y asegurarte de que los alimentos siguen siendo nutritivos, procura:

  • Añadir los alimentos cuando el agua ha soltado hervor para evitar que pasen mucho tiempo en el agua.
  • Retirar del fuego tan pronto como los alimentos estén cocinados y tengan la textura que deseas.
  • En caso de que estés cocinando vegetales y no preparando un caldo, cuela los vegetales una vez que estén listos. Luego, pásalos por agua fría para evitar que sigan cocinándose.

Debes leer: ¿Es saludable cocinar en el microondas?

2. Al vapor

El segundo de los métodos de cocción para comer más saludable es muy similar al hervido. La diferencia es que los alimentos no entran en contacto directo con el agua.

Este método consiste en colocar un poco de agua hirviendo en un recipiente. La cantidad de agua debe ser suficiente para cubrir unos cinco centímetros. Los productos a cocinar al vapor deben quedar por encima del agua. Usualmente los separa una base o parrilla pequeña que sirve de soporte.

Debes mantener la llama baja o media para que el agua siga calentándose y generando vapor. Este vapor será el que realmente cocine los alimentos.

Con este método puedes cocinar toda clase de alimentos, aunque los más comunes son los vegetales y proteínas.

3. Métodos de cocción: asado

Otro de los mejores métodos de cocción para comer más saludable es el asado. Para este, solo necesitas una parrilla o sartén antiadherente y una llama directa. Este método es perfecto para vegetales y proteínas.

Patatas asadas.

Aunque el contacto con la llama da un sabor bastante interesante, quizás los sabores naturales de las carnes y vegetales no te agraden del todo. Para mejorarlos puedes aprovechar algunos aderezos, por ejemplo:

  • Hierbas aromáticas.
  • Jugos de cítricos.
  • Especias.
  • Aceites vegetales.
  • Salsas, como la inglesa.

Te recomendamos leer: 5 especias exóticas que debes probar

Este tipo de cocción es perfecto para reducir la cantidad de grasa que consumes. Si prepararás una proteína que tiene grasa, te recomendamos retirar toda la que te sea posible.

El asado también facilita la caramelización de los azúcares que contienen los vegetales de forma natural. Esto es lo que da ese sabor tan característico y lo que elimina algunas calorías.

4. Horneado

Uno de los métodos de cocción preferidos de la mayoría para comer más saludable es el horneado. Por lo regular se utiliza para preparar postres, pasteles o pizzas pero puede tener otros usos muy interesantes.

Pescado al horno.

La gran desventaja de este método es que deberás aprender a entender tu horno, además de tener uno. Sin embargo, por la parte positiva, es un método que te permitirá crear platos sofisticados con ingredientes variados y el mínimo de grasa.

5. Salteado

El siguiente de los métodos de cocción para comer más saludable ya incluye el uso de un poco de aceite. Con una cantidad mínima te será suficiente y tienes la oportunidad de elegir los de mejor calidad, como el extra virgen de oliva.

El salteado es perfecto para cocinar vegetales y crear versiones de ensaladas calientes. Al momento de preparar tus platos salteados, procura mezclar:

  • Carne magra.
  • Granos enteros, como quinoa o arroz.
  • Vegetales cortados en tiras.

Esto te dará un plato bien equilibrado y saludable. Además, se ha demostrado que cocinar los vegetales con una pequeña porción de aceite de oliva virgen extra aumenta su capacidad antioxidante.