Los 5 mejores repelentes que puedes hacer en casa

Daniela Castro 26 febrero, 2018
La ventaja de estos repelentes caseros es que, si bien ahuyentan a los insectos, impregnarán tanto tu casa como tu cuerpo de un aroma muy agradable

¿Quieres repeler los insectos de tu hogar? ¿Estás cansada de sufrir picaduras? En la actualidad hay muchos productos químicos que ayudan a ahuyentarlos.

No obstante, es bueno tener en cuenta algunas soluciones de origen natural que resultan efectivas.

Si bien nos hemos acostumbrado a emplear insecticidas convencionales, estamos ignorando que algunos de sus componentes son perjudiciales tanto para el medio ambiente como para la salud.

Por este motivo muchas personas están optando por preparar soluciones ecológicas, aprovechando las propiedades que tienen algunos ingredientes naturales para mantener alejados los insectos.

Aunque no son tan potentes como los productos habituales, su uso regular es una forma alternativa de protegerse sin correr el riesgo de sufrir efectos secundarios.

¿Te animas a probarlos? Descubre 5 recetas.

1. Repelente de albahaca

albahaca

La albahaca es una de las plantas que podemos emplear en la elaboración de repelentes naturales. Gracias a sus propiedades ahuyenta los mosquitos y previene las reacciones alérgicas en caso de picaduras.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de albahaca seca (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte la albahaca seca en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida hasta que se enfríe y cuélala.
  • Envasa el líquido en una botella con atomizador.

Modo de uso

  • Rocía el repelente en las zonas donde quieres alejar los insectos.
  • Úsalo 2 o 3 veces al día.

Lee también: 10 aromas que combaten los mosquitos

2. Repelente de eucalipto

El aroma de las hojas de eucalipto resulta molesto para los insectos. Sus compuestos ahuyentan los moscos y deja una sensación de frescura en el ambiente.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de eucalipto (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de eucalipto en una olla con agua y ponlas a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Deja reposar la bebida a temperatura ambiente, cuélala y envásala en un frasco con spray.

Modo de uso

  • Pulveriza el líquido en las zonas en las que quieres repeler los insectos.
  • Úsalo 2 o 3 veces al día, según lo consideres necesario.

3. Repelente de manzanilla

manzanilla

Una fórmula suave para prevenir las picaduras de los insectos es la bebida de manzanilla. Este sencillo repelente protege la piel contra las alergias y evita que los mosquitos u hormigas se posen sobre ella.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de manzanilla secas (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar la bebida hasta que se enfríe y cuélala.
  • Envasa el producto en una botella con atomizador.

Modo de uso

  • Rocía el repelente sobre la piel o en las zonas donde hay mosquitos.
  • Úsalo 3 veces al día para mejores resultados.

4. Repelente de clavos de olor

Los aceites naturales que contienen los clavos de olor contienen principios activos que repelen una gran variedad de insectos. A su vez, su aroma resulta útil para neutralizar esos olores desagradables de algunos espacios de la casa.

Ingredientes

  • 5 clavos de olor
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora los clavos de olor en una taza de agua y ponlos a hervir.
  • Una vez llegue a ebullición la bebida, tápala para que no se escapen los vapores.

Modo de uso

  • Destapa la olla en la zona invadida por insectos.
  • Cuando finalicen los vapores, cuélala y pulverízala con un atomizador.

Visita este artículo: 8 remedios caseros para curar las picaduras de abeja

5. Repelente de lavanda

aceite-lavanda

Por su poder aromático y relajante, la lavanda es una de las soluciones favoritas para combatir los insectos que colonizan ciertos espacios del hogar.

Sus perfumes resultan desagradables para los mosquitos y, a su vez, son idóneos para evitar malos olores.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de lavanda secas (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de aceite esencial de lavanda (5 g)

Preparación

  • Agrega la lavanda y la taza de agua en una olla.
  • Ponlo a hervir, a fuego bajo, durante 8 minutos.
  • Pasado este tiempo, retíralo y espera que repose a temperatura ambiente hasta que se enfríe.
  • Fíltralo con un colador, mézclalo con el aceite esencial y envásalo.

Modo de uso

  • Pulveriza el repelente sobre las zonas en las que deseas evitar los insectos.
  • Si lo consideras necesario, rocíalo sobre las áreas expuestas de la piel.
  • Repite su aplicación hasta 3 veces si estás al aire libre.

¿Has notado que los insecticidas tradicionales te causan reacciones alérgicas? ¿Quieres ser más amigable con el medio ambiente? No dudes en preparar estos repelentes naturales para reemplazar esos costosos productos dañinos.

 

Te puede gustar