5 métodos caseros para blanquear las toallas sin químicos agresivos

Katherine Flórez 26 agosto, 2016
Para obtener los mejores resultados a la hora de blanquear nuestras toallas, además de utilizar estos remedios caseros, es muy importante que las sequemos al sol

Tras ducharnos o tomar un baño relajante no hay nada mejor que envolver nuestro cuerpo en una toalla limpia y suave.

Este elemento tan infaltable en nuestro hogar nos facilita el secado de la piel para el uso posterior de las prendas de vestir.

Sin embargo, conforme la vamos usando, esta absorbe suciedad, bacterias y hongos que tienden a proliferarse cuando la dejamos húmeda.

Debido a esto van perdiendo su capacidad de absorción y, poco a poco, desarrollan un olor desagradable que solo podemos eliminar con el proceso de lavado.

El inconveniente es que muchos no saben cómo hacerlo de forma correcta y no consiguen dejarlas blancas y sin percudido.

Por suerte, existen una serie de métodos naturales que podemos tener en cuenta para mantenerlas impecables sin exponernos a los químicos agresivos de los productos convencionales.

¿Te interesa conocerlos?

1. Bicarbonato y vinagre blanco

Eliminar las manchas del colchón con vinagre blanco

La mezcla de bicarbonato de sodio con vinagre blanco nos da como resultado un limpiador ecológico que podemos usar tanto para la ropa como para diversas superficies.

Ambos productos son muy económicos y suelen estar presentes en la mayoría de despensas porque tiene múltiples aplicaciones en la gastronomía y la medicina natural.

En lo que tiene que ver con la limpieza se consideran excelentes alternativas a los químicos, ya que blanquean, neutralizan los malos olores y eliminan las bacterias.

Por si fuera poco, ejercen un efecto suavizante que remplaza a la perfección los productos dañinos que venden con este fin.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 ml)
  • Agua caliente (la necesaria)

¿Qué debes hacer?

  • Pon las toallas en la lavadora y agrega la cantidad de agua caliente necesaria. Si tienes calentador incorporado puedes aprovecharlo también.
  • A continuación, agrega la taza de vinagre blanco e inicia un ciclo de lavado habitual.
  • Deja las toallas dentro de la lavadora, llena de nuevo con agua caliente y agrega el bicarbonato de sodio.
  • Ejecuta de nuevo el lavado y ponlas a secar en un sitio ventilado.

Ver también: Cómo hacer un jabón desinfectante para la limpieza de superficies

2. Agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada es un blanqueador libre de cloro que nos ayuda a dejar impecables las toallas blancas.

Su aplicación disminuye las manchas, remueve el percudido y elimina el moho que se forma por la humedad.

Ingredientes

  • ½ taza de agua oxigenada (125 ml)
  • Detergente para la ropa (el habitual)

¿Qué debes hacer?

  • Antes de iniciar al lavado, añade media taza de agua oxigenada junto con el detergente que usas de forma habitual.
  • Remoja las toallas durante 30 minutos y ponlas en el ciclo normal.

3. Jugo de limón

jugo de limón y limones

El ácido cítrico del limón blanquea las telas y deja un efecto refrescante que nos resulta muy agradable.

Su ventaja es que es apto para todo tipo de colores, ya que no contiene compuestos agresivos que le causen alteraciones.

Ingredientes

  • ½ taza de jugo de limón (125 ml)
  • 1 litro de agua caliente

¿Qué debes hacer?

  • Extrae el jugo de varios limones hasta obtener media taza del mismo. Luego, mézclala con un litro de agua caliente y sumerge las toallas durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, llévalas a la lavadora e inicia el ciclo con tu detergente habitual.

4. Rodajas de limón

En la cáscara de limón también hay principios activos que remueven las manchas pegadas y todas esas bacterias que le generan mal olor a las telas.

Ingredientes

  • 4 limones
  • 1 litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Corta en rodajas cuatro limones y ponlos a hervir en una olla con un litro de agua.
  • Apaga el fuego y sumerge las toallas durante una hora.
  • Pasado este tiempo, escúrrelas y ponlas en la lavadora con un poco de jabón.

Te recomendamos leer: 3 remedios increíbles con cáscara de limón

5. Sal

agua-con-sal

Aunque parezca increíble, la sal es un ingrediente idóneo para blanquear y dejar una textura más suave en los tejidos de la toalla.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (10 g)
  • 1 litro de agua caliente

¿Qué debes hacer?

  • Ten en cuenta que por cada litro de agua caliente tendrás que añadir, como mínimo, una cucharada de sal.
  • Tras hacer la mezcla, sumerge la toalla durante una hora y frótala para facilitar la eliminación de la mugre.
  • Introduce todo en la lavadora e inicia el ciclo normal.

Para finalizar, recuerda que si aprovechas los rayos del sol podrás lograr mejores resultados con el blanqueado.

¿Tienes más trucos de limpieza natural? ¡Compártelos con nosotros!

Te puede gustar